Continuamos la publicación de los tutoriales que utilizaremos en el Curso Pastoral 2022-2023, de los cuadernos ICJ del Ciclo A,

TUTORIAL DEL CUADERNO 4 (1ª parte del Tiempo Ordinario) de ICJ (Iniciación Cristiana Junior) del Ciclo A,

JESÚS ME PIDE QUE SEA SAL Y LUZ,

DEL NUEVO ITINERARIO DE INICIACIÓN CRISTIANA DE LA ARCHIDIÓCESIS DE MADRID, «CON JESÚS, DISCÍPULOS EN MISIÓN»,

PREPARADO POR LA DELEGACIÓN EPISCOPAL DE CATEQUESIS DE LA ARCHIDIÓCESIS DE MADRID,

 

VIDEO TUTORIAL: 

 

PDF DEL CUADERNO 4 (1ª parte del Tiempo Ordinario) de ICJ (Iniciación Cristiana Junior) del Ciclo A: 

PDF CUADERNO 4 ICJ CICLO A

ACCESO A TODOS LOS VIDEOS PROPIOS DE LOS CUADERNOS tanto ICJ como ICJ del Ciclo A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

ACCESO A LOS TODOS LOS RECURSOS COMPLEMENTARIOS (PDFs, AUDIOS y VIDEOS) EN ABIERTO DEL CUADERNO 4 Primera parte del Tiempo ordinario) de ICJ (Iniciación Cristiana Junior) del Ciclo A: Jesús me pide que sea sal y luz

SECCIONES CUADERNO, PÁGINA, E INDICACIÓN DEL VIDEO QR DEL ENLACE AREA VIRTUAL ENLACES DIRECTOS
 

VEMOS

 

4-3 / Video película «El club de los emperadores»

 

www.e-sm.net/205588_29

 

 

ENLACE CARPETAS DE VIDEOS PROPIOS CICLO A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

 

 

ORAR CON EL CORAZON

 

4-6 / Canción «Id por todo el mundo» (Oratorios)

 

www.e-sm.net/205588_30

 

https://youtu.be/QL56rOezSVg

 

 

ORAR JUNTOS

 

4-8 / Canción «Sal y luz» (Brotes de olivo)

 

www.e-sm.net/205588_31

 

https://youtu.be/gLUqpxttp_M

 

 

REZAMOS CON LA IGLESIA

 

4-10 / Video: Sobre La fiesta del bautismo de Cristo

 

www.e-sm.net/205588_32

 

https://www.youtube.com/watch?v=EGyMi64DbXk

 

 

 

APRENDEMOS

 

4-12/ Video: Sobre la presencia de Jesús en cada discípulo misionero

 

www.e-sm.net/205588_33

 

 

ENLACE CARPETAS DE VIDEOS PROPIOS CICLO A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

 

 

CUIDAMOS

 

2-14/ Cuidamos: Hola, pureza

www.e-sm.net/205588_34

 

 

ENLACE CARPETAS DE VIDEOS PROPIOS CICLO A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

 

 

COMPARTIMOS

 

4-20 / Compartimos. Vídeos: «La brecha digital» y «Proyecto: brecha digital»

 

www.e-sm.net/205588_35

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=On68q-heJV4

 

https://www.youtube.com/watch?v=Red_y94gfnw

 

 

PARTICIPAMOS

 

 

4-21 / Participamos. Video «Ayuda de los salesianos para rescatar a niñas esclavas en Sierra Leona»

 

www.e-sm.net/205588_36

 

 

https://youtu.be/-E0l8EFkQmo

 

 

PDF DEL TUTORIAL:

TEXTO TUTORIAL CUADERNO 4 ICJ CICLO A

TUTORIAL CUADERNO 4 ICJ CICLO A

OBJETIVOS

Antes de hacer un recorrido, parte por parte, sección por sección, y página por página del cuaderno de esta unidad catequética, conviene pensar y meditar con los objetivos de esta unidad:

Para esta unidad catequética que lleva por título “Jesús me pide que sea sal y luz”, los objetivos son:

  • Pensar como Jesús, siendo su mensajero fiel, para que la verdad sobre Dios y sobre el hombre por él revelada, pueda ser conocida por todo el mundo.
  • Sentir como Jesús, que quiso unirse a mí para siempre, desde el día de mi bautismo, para poderme sentir enviado a ser con él sacerdote, profeta y rey de la humanidad, y
  • Amar como Jesús, que sólo guardaba en su corazón la fidelidad al Padre, para poder con él alcanzar la virtud de la pobreza, y rechazar el pecado de lujuria.

PORTADA

Como en todas las portadas de los cuadernos, identificamos el cuaderno:

  • Un cuaderno de la segunda etapa de Iniciación Cristiana: Junior o de preadolescentes, con el título de toda esta etapa: “Jesús, ¿qué he de hacer? Tú sabes que te quiero”.
  • Un cuaderno del ciclo A.
  • El número y el titulo propios de este cuaderno:
4.- Jesús me pide que sea sal y luz
  • Que corresponde siempre a:

A la primera parte del Tiempo Ordinario del ciclo correspondiente.

Las fotos de las portadas son siempre de chicos: queremos que se vean de algún modo representados en las portadas:

En este caso un primer plano de uno chico sonriente

PÁGINA 2: ÍNDICE DEL CUADERNO

  • En la página 2 ponemos siempre el índice con las partes, las sesiones, y las secciones del Cuaderno:
  • Las tres partes: pre-catequesis, catequesis kerigmática, y catequesis formativa,
  • las secciones de cada parte, comunes a todos los cuadernos de la misma etapa, y los títulos concretos de dichas secciones de este cuaderno.
  • Las secciones de la tercera parte llevan los colores del arco iris identificativos de los siete aspectos de la vida cristiana.
  • Indicamos a su vez que la propuesta del desarrollo del cuaderno es que la Pre-catequesis se haga en una primera sesión, que la catequesis kerigmática se haga en una segunda sesión, y que la catequesis formativa se reparta entre la tercera y cuarta sesión.

Otra opción muy recomendable es hacer, en lugar de sesiones semanales, convivencias mensuales de fin de semana. En ese caso la primera parte se podría hacer el viernes, la segunda el sábado por la mañana, y la tercera PÁGINA 3: VEMOS

  • En la página 3 dedicada a la primera sección de la Pre-catequesis, la de “Vemos”, introducimos el texto de presentación del video de la película correspondiente. Este texto no hace falta leerlo con los niños, pues ya se cuenta con una voz en off en el video correspondiente.
  • En la segunda parte de la página, “Para hablar en familia”, hacemos una propuesta para el diálogo con los padres, una vez visto en la catequesis el video con los demás niños, y habiendo trabajado también la siguiente sección, “No me digas”.

En este caso el video se titula “Forjar el carácter”, y es sobre la película “El club de los emperadores”, que cuenta la inicial difícil relación de un carismático profesor con uno de sus alumnos, hijo consentido de un popular senador, que tornará en proceso de educación y maduración del joven, camino de conquistar su verdadera libertad y asumir responsablemente las riendas de su vida.

PÁGINAS 4 y 5: NO ME DIGAS

En la segunda sección de la pre-catequesis, bajo el título “No me digas”, procuramos relacionar la película con una serie de referentes complementarios, que pueden estar en algunos casos relacionados directamente con la película, y en otros se trata de relatos literarios o de informaciones que ofrecen una visión más amplia de la realidad humana, que suscita interrogantes y aporta inquietudes, a las que la catequesis kerigmática responderá a continuación.

Y completamos siempre esta primera parte en los cuadernos de la segunda etapa con una oración que ya nos introduce en la catequesis explícita.

Tanto la película en “Vemos” como estos referentes complementarios en “No me digas”, forman parte del acervo cultural juvenil de las últimas generaciones, sobre todo a través del cine familiar y de la literatura juvenil, y nos ofrecen por tanto una oportunidad (en el contexto al menos de nuestra cultura occidental) de entablar un diálogo fe/cultura en la cosmovisión cognitiva, emocional y estética de los chicos en la catequesis.

En este caso, bajo el título “El carácter del hombre es su destino”, recogemos una escena de la película para entablar un diálogo con los chicos sobre la diferencia entre instruir y educar, así como recoger algunas frases de la misma película, con las que pude utilizarse la dinámica de grupo de la “Regla de Oro”.

Puede servir también para este diálogo explicar y comentar la famosa sentencia de Heráclito que da título a esta sección (“El carácter del hombre es su destino”), así como la famosa frase del novelista y dramaturgo inglés Charles Reade: “Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino”.

Terminaría se sección con la oración, todos juntos, “Ayúdame a crecer”.

PÁGINA 6: ORAR CON EL CORAZÓN

La catequesis kerigmática que proponemos en todo el proceso catequético es la de un encuentro con Jesús, en el contexto de una liturgia de la Palabra realizada al estilo de los oratorios. Conviene tener en cuenta todos los consejos pedagógicos de esta experiencia orante: el lugar, los símbolos, la metodología, el modo de tratar a los niños, etc… Todo ello explicado paso por paso en la Guía del Catequista.

Empezamos siempre con una primera sección: Orar con el corazón, que tiene tres partes:

Una vez todos sentados alrededor de la alfombra en el oratorio, primero santiguarse,

Y tras un momento de silencio, escuchar (si se puede, cantar), la canción correspondiente del elenco de canciones de los oratorios.

En este caso: la canción “Id por todo el mundo”, de los Oratorios.

En tercer lugar, introducimos la lectura de la Palabra (correspondiente a la segunda sección).

En este caso, contextualizamos el texto del Evangelio en el que Jesús nos va a proponer ser luz sobre la diferencia entre ver y no ver, vislumbrar o no vislumbrar, estar en la niebla o en la oscuridad o estar bajo la luz, y ver con claridad.

PÁGINA 7: ORAR CON LA PALABRA

La segunda sección es el centro de la catequesis kerigmática, como liturgia de la Palabra que es, y a su vez es el centro de toda la unidad catequética. Todo lo anterior sirve para preparar este momento, y todo lo que sigue sirve para desplegar la experiencia del encuentro que proponemos en este momento.

Consta de tres partes:

  • La lectura de la Palabra, siempre por el catequista o por uno de los niños en píe, y no del cuaderno, sino de la Biblia (los textos son siempre de la versión de la Biblia de la Conferencia Episcopal Española).
  • El comentario a la Palabra: Un catequista comunica a los niños, a través de un diálogo, el sentido de la palabra que acaban de escuchar. Repasando la “historia escuchada” podrá normalmente sacarse la esencia de la Palabra: “¿Qué ocurre? ¿cómo ocurre? ¿cuándo ocurre? ¿qué personajes aparecen? ¿qué papel desempeña cada uno de ellos? ¿quién es el protagonista?”. En cada cuaderno se dan algunas propuestas para este diálogo. El catequista se comporta como un “cuentacuentos” atrayendo la atención y el interés de los niños con sus palabras y gestos.
  • Y el versículo clave que los niños aprenderán de memoria y repetirán varias veces, insistiendo en la literalidad de la frase: que el niño aprenda la frase tal y como la dice Jesús, no “parecido a como la dice Jesús”. Casi siempre parte del comentario y el versículo breve que aparecen en la página siguiente, pero que aún corresponden a la segunda sección.

En este caso, el diálogo con los chicos se centra el significado metafórico de las palabras “sal” y “luz”. Y la llamada de Jesús a ser sal y luz del mundo. Proponemos en este caso una sencilla dinámica: que cada chico complete de modo diferente la frase “yo puedo ser sal y luz si…”.

PÁGINA 8: ORAR JUNTOS

  • Con el canto meditativo damos paso a la parte final de la Liturgia de la Palabra:

En este caso: la canción “Sal y luz”, de Brotes de Olivo. La escuchamos unos segundos.

  • Terminamos con cuatro momentos: la oración compartida, la Aplicación a la vida, las tres oraciones finales: el Shema, el Padre Nuestro y el Avemaría (que están en el cuaderno de las celebraciones), y la propuesta de comentar la experiencia vivida en esta parte en familia con sus padres, hermanos, y abuelos.
  • En cuanto a la oración compartida, conviene que los niños pongan sus brazos en gesto de acogida con las palmas mirando al cielo y los brazos descansando sobre las piernas. Y se dirijan a Jesús de un modo personal: ¨Jesús te pido…; Jesús te doy gracias¨. A lo que responderemos todos: “te lo pedimos Jesús”, o “te damos gracias, Jesús” (evitamos los términos “Señor” y “Dios”), y el catequista cierra con una última petición que recoja de algún modo el sentir de todas las demás, para dar paso al Padre Nuestro, el Shemà y el Ave María.
  • En cuanto a la propuesta de aplicación a la vida:

En este caso la aplicación a la vida consiste en proponerles que la oración por las noches durante un mes (hasta el próximo oratorio) tenga como examen de conciencia la pregunta “¿En qué he sido hoy sal, y en qué he sido hoy luz?”.

  • Para terminar, cantamos a María (de los oratorios para niños pequeños: “Bajo tu amparo”, “Id por todo el mundo”, “Madre”, “Reina del Cielo, alégrate”, “María, tú eres mi madre”, “María, madre mía”).
  • Finaliza esta liturgia de la Palabra con la salida de los niños del Oratorio: conviene que salga primero un catequista para recibirlos fuera del oratorio. No saldrán de cualquier modo, sino del mismo modo en el que han entrado. El otro catequista les irá nombrando por su nombre (mientras todos cantan). Cada niño, al escuchar su nombre, se levantará, dejará el cojín en su sitio y saldrá del oratorio (donde estará el catequista recibiéndoles). No se llamará a cada niño para salir hasta que el anterior no haya salido del oratorio. Así sucesivamente hasta que únicamente quede en el oratorio el otro catequista (y/o el guitarrista) que terminarán la canción y tranquilamente saldrán del oratorio.

PÁGINA 9: ABRE LOS OJOS

La página 9 nos sirve como introducción a la tercera parte de la unidad catequética, la parte formativa, desplegando en ocho recuadros la presentación de cada una de sus ocho secciones, a repartir durante la dos últimas sesiones.

Además del contenido de los recuadros, en cada cuaderno ofrecemos una imagen distintiva.

En este caso: la foto de alguien rezando ante un cruz a la orilla del mar en la caída del sol.

PÁGINAS 10 y 11: REZAMOS CON LA IGLESIA

En las páginas 10 y 11 les ofrecemos en esta Segunda Etapa una sección que completa la iniciación litúrgica de los chicos, que titulamos “Rezamos con la Iglesia”.

En esta sección les ofrecemos en primer lugar algunas celebraciones especiales a lo largo del año, jornadas dominicales o gestos propios de los tiempos litúrgicos. Junto a la explicación ofrecemos un extracto de las oraciones litúrgicas de dichas celebraciones. También ofrecemos el enlace a un video en abierto como recurso complementario.

Y en segundo lugar les ofrecemos una oración, con la que profundizar en el sentido espiritual del contenido anterior:

En este caso la celebración de la Fiesta del Bautismo del Señor, y la oración: “Ser testigo”.

PÁGINAS 12 y 13: APRENDEMOS

Si en la primera etapa, en la Iniciación Cristiana de Niños, nos habíamos adentrado en el Credo y en los Sacramentos, siguiendo el Catecismo Jesús es el Señor, en esta segunda etapa, de “Iniciación Cristiana de Preadolescentes”, edad en la que se desarrolla más la capacidad de alteridad y la sensibilidad social, les ofrecemos las presencias de Jesús y las Obras de Misericordia:

En este ciclo A, las presencias de Jesús, incluida la que fundamenta las obras de misericordia, la presencia de Jesús en el necesitado.

En este caso, la presencia de Jesús en cada uno de los cristianos, como discípulos misioneros suyos.

Se puede seguir el contenido completo o parcial de cada una de estas catequesis a través de los videos especiales que hemos preparado para ello. 

En cada una de estas catequesis, dividimos los contenidos en seis apartados:

  • ¿Qué nos dice la Palabra de Dios? Ofrecemos la sentencia evangélica correspondiente con una brevísima explicación.
  • ¿Qué nos dice de esta presencia san Juan Pablo II? Con breves textos tomados fundamentalmente del mensaje de San Juan Pablo II para la Jornada Mundial de la Juventud de 2004.
  • ¿Qué nos dice el dibujo de fano? Proponemos cuatro detalles del dibujo para adentrarnos en cada una de las presencias.
  • Para rezar, con una breve oración con la que implorar cada presencia.
  • Para hablar en familia, recordando un aspecto de cada presencia y preguntando a los padres, abuelos y hermanos como vivirla en familia.
  • En este caso, la presencia de Jesús en cada discípulo misionero, por él prometida: “el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores” (Jn. 14,12). Además de explicar lo que nos dice San Juan Pablo II sobre la presencia de Cristo en cada cristiano -llamado, como les decía a los jóvenes, a transparentarlo a través de su testimonio-, se explican los detalles del dibujo de Fano sobre esta presencia de Jesús, en el que Jesús sostiene la Iglesia en su mano y la ofrece al mundo, los cristianos obedecen su mandato “Id por todo el mundo a anunciar el Evangelio” y salen de la Iglesia, y al Espíritu Santo que en forma de Paloma aparece justo al quicio de la bola del mundo, es decir, en medio de todos sus avatares a lo largo de la historia. Y la oración que proponemos es una bellísima oración del obispo poeta brasileño Helder Cámara, titulada “Ser las manos de Jesús”,. Por último, para hablar en Familia, les proponemos que dialoguen con sus padres sobre lo que significa ser a la vez discípulo y misionero de Jesús, y como sería el hogar sino quisiésemos seguir sus pasos.

Como primera propuesta metodológica planteamos, para trabajar esta sección, los siguientes pasos:

1/ Se reparten en el grupo la interiorización de cada uno de los cinco primeros apartados (un chico o dos por apartado), que lo leen en silencio y se preparan para exponerlo.

2/ Quién se encarga de exponer el segundo apartado (¿Qué nos dice el dibujo de Fano?) prepara la presentación y proyección del video correspondiente.

3/ Cada uno de los portavoces de cada apartado además de leer el texto para todos, lo explica con sus propias palabras y lo completa con sus propias ideas.

4/ Cuando todos hayan hablado, el catequista hace una breve síntesis.

5/ Todos juntos rezan la oración.

Una segunda propuesta metodológica es la de utilizar la dinámica de grupo “La Otra mitad”: se reparten octavillas con la 1ª y 2ª mitad de los textos de cada una de las partes, y los chicos “se buscan” para completarlas y al final, explicarlas a los demás, del mismo modo y con los mismos pasos que en la primera propuesta metodológica.

PÁGINAS 14 y 15: CUIDAMOS

En la sección “Cuidamos” de esta etapa de tu iniciación cristiana estamos aprendiendo a vivir el amor evangélico de un modo muy concreto. Si en la sección de “Aprendemos” lo hemos hecho con las obras de la misericordia, ahora descubrimos como el amor cristiano lo podemos vivir en tres direcciones:

En el Ciclo A, cuidándonos a nosotros mismos a través de la conquista personal de cada una de las virtudes (y en su contraste, del rechazo del vicio correspondiente). Mientras en el Ciclo B cuidando a los demás con el arte de amar, y en el Ciclo C, cuidando la creación.

Por tanto, en este ciclo A, “nos cuidamos conquistando las virtudes”, proponemos una serie de virtudes, sin olvidar al final mencionar el vicio contrario a cada una de ellas:

En este caso la virtud de la pureza, contra el vicio de la lujuria.

Para cada año las catequesis de cada unidad catequética cuentan con una estructura diferente, En el ciclo A, sobre las virtudes, la estructura es:

  1. ¿Qué nos dice la Palabra de Dios?
  2. ¿Cómo viven esta virtud otros chicos, y chicas, como tú?
  3. ¿Cómo vivió María esta virtud?
  4. Y yo, ¿qué puedo hacer?
  5. Adiós… (vicio correspondiente)
  6. Oremos con la Palabra

Proponemos, como metodologías para trabajar esta sección, las siguientes:

  1. Ver el video preparado para cada una de las catequesis.
  2. Se reparten en el grupo la interiorización de cada uno de los apartados (un chico o dos por apartado), que lo leen en silencio y se preparan para exponerlo.
  3. Cada uno de los portavoces de cada apartado además de leer el texto para todos, lo explica con sus propias palabras y lo completa con sus propias ideas.
  4. Cuando todos hayan hablado, el catequista hace una breve síntesis.
  5. Todos juntos rezan la oración bíblica.

Para los pasos 2 y 3 también se puede utilizar la dinámica de grupo de “la otra mitad”, ya explicado en este tutorial.

PÁGINAS 16, 17 y 18: IMITAMOS

Un aspecto fundamental en la formación de la fe es saber reconocer el testimonio de fe de los demás y así poder también dar testimonio de la fe. La propuesta testimonial de la fe de esta segunda etapa de la iniciación cristiana, bajo el título común en las tres etapas de “Imitamos”, es el de algunos jóvenes santos (algunos de ellos propuestos por el Papa Francisco como modelo para los jóvenes en su exhortación apostólica postsinodal Chritus Vivit):

En el ciclo A son “jóvenes virtuosos”:

Y el lenguaje que hemos elegido para esta sección es el del comic, que puede leerse de dos modos distintos: o bien todos juntos (por ejemplo, proyectando las páginas del mismo tomadas del PDF del Área Virtual), o dejando unos minutos para que cada niño lo lea personalmente.

Una vez leído, conviene que algunos chicos lo expliquen a los demás, para asimilar mejor la historia. Por último, conviene dialogar a partir de las preguntas que se hacen al final del comic. Para responder estas preguntas proponemos la dinámica de grupo de la “Rueda de Participación”, de modo que, tras un primer chico indicado por el catequista, sea este quien elija al siguiente, y cada uno de ellos quienes elija a los siguientes, por ejemplo, tirándose un pequeño balón.

En este caso, proponemos imitar al joven scout católico francés, Beato Marcel Callo, que se comportó como un valiente misionero seglar en la fábrica a la que le llevaron los alemanes al invadir Francia en la II Guerra Mundial, y que sufrió hasta la muerte el trato deshumanizando en sucesivos campos de concentración nazis donde lo llevaron por ser “demasiado católico”. Y les preguntamos: ¿Qué transmitía a los demás jóvenes este joven scout francés?, ¿Por eso lo apresaron los nazis?

PÁGINA 19: REZAMOS TODOS LOS DÍAS

“Rezamos todos los días” es la sección que proponemos para comenzar la segunda parte de las “catequesis formativas” (y cuarta y última sesión de la unidad catequética), en la que vamos proponiendo una serie de oraciones.

Lo ideal es poder rezar estas oraciones en el oratorio o en la capilla, antes de pasar al resto de las secciones a la sala de catequesis.

Antes de cada oración proponemos una introducción bajo el título “antes de rezar”, que le sirve al catequista para motivar la oración.

En este caso, “Los primeros en seguirte”, oración dirigida a Jesús, ambientada en la escena del encuentro con Jesús de sus primeros discípulos pescadores.

PÁGINA 20: COMPARTIMOS

Con la sección “Compartimos” queremos ayudar a los chicos a entender que la fe nos lleva a compartir todo lo que somos y tenemos con los demás, como el grupo de los primeros cristianos, que “tenía un solo corazón y una sola alma: nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía, pues lo poseían todo en común”, como nos narran los Hechos de los Apóstoles.

En esta segunda etapa lo hacemos de la mano de Cáritas Madrid. Seguimos los siguientes pasos:

  • Conoce la realidad, que nos muestra un rostro concreto de la pobreza en nuestra diócesis, a través de unas preguntas y del video propuesto.
  • Escucha la Palabra, que nos ofrece un texto bíblico, a partir del cual se proponen también una serie de preguntas que lo relacionan con la realidad concreta mostrada.
  • ¿Qué puedo hacer yo? que nos ofrece, en muchos casos con referencia al mismo video o a otro distinto, unas preguntas sobre el compromiso de Cáritas y el de cada uno de nosotros, llamados a participar en la acción caritativa de la Iglesia.

Estos son los contenidos que dan nombre a cada una de las catequesis de Cáritas, que nos remiten siempre al primer paso, el conocimiento de la realidad:

En este caso, “Una nueva oportunidad para aprender con las nuevas tecnologias”.

PÁGINA 21: PARTICIPAMOS 

Con la sección “Participamos” queremos ayudar a los chicos a entender que la fe implica un compromiso de comunión de oración y de solidaridad con los cristianos que lo pasan mal en muchos lugares del mundo, ya sea por causa de la pobreza o por causa de la persecución religiosa.

Para la “Iniciación cristiana de preadolescentes”, contamos en esta sección con la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, que nos ofrece estas catequesis que van recorriendo los distintos escenarios del mundo donde la Iglesia sufre y necesita de la oración y de la comunión de bienes del resto de la Iglesia.

La dinámica de la catequesis es muy sencilla:

  • Primero: Se nos presenta un recuadro sobre la situación general que abordamos: en el ciclo A situaciones de necesidad para la acción pastoral de la Iglesia, y en los ciclos B y C, situaciones de persecución religiosa. En este ciclo A con el título: “Cristianos como tú”.
  • Segundo: Se nos presenta un país determinado con un testimonio personal o familiar concreto de necesidad pastoral o de persecución religiosa, y se nos explica cómo vive la Iglesia en ese país, desde la pobreza de sus recursos, al descarte cultural, social y político, y en muchos casos a la persecución. Un video de la institución nos amplia la información.
  • Tercero: Se nos propone la actitud evangélica reflejada en el testimonio: de aceptación de la cruz, de perdón, etc….

Metodológicamente puede ser útil la dinámica de grupo de la Rueda de Participación, para lo cual el catequista debería, a partir de este contenido, elaborar una serie de preguntas.

Los títulos de los contenidos de estas catequesis de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada nos indican dos palabras que describen la misión de la Iglesia a través del testimonio de una experiencia eclesial determinada, y el país donde se realiza:

En este caso, “Sembrar y enseñar (Sierra Leona)”.

PÁGINA 22: CELEBRAMOS

En la sección “Celebramos” vamos haciendo un recorrido por diversos elementos y gestos de la liturgia:

En el ciclo A, los tiempos litúrgicos.

En este caso, el Tiempo Ordinario.

Se nos proponen dos momentos:

  • Primero: la explicación del elemento o del gesto litúrgico correspondiente.
  • Segundo: una pregunta con espacio en el mismo cuaderno para que responda cada chico.

Si enseñamos a los niños fotografías de diversas celebraciones litúrgicas, puede ser útil la dinámica de grupo “Adivínalo” para averiguar el tiempo litúrgico a través del color de la vestimenta litúrgica del sacerdote o de algún otro gesto.

PÁGINA 23: MI RESPUESTA

Con la sección “Mi respuesta”, ayudamos a los chicos a recordar y retener los aspectos formativos de las secciones de la tercera parte del cuaderno.

La dinámica ideal para este momento final es que tengan un tiempo para responder por escrito en el mismo cuaderno, personalmente y con respuestas sencillas y cortas, a cada una de las preguntas, ya sea en la sesión en la parroquia como en casa.

Con respecto a la sección de “compartimos”, no les hacemos ninguna pregunta, sino que les proponemos que en casa puedan preguntar a sus padres, hermanos, abuelos… A través de los niños nos asomamos a un “terreno común”, el de la sensibilidad social, para acercarles su mirada creyente.

PÁGINA 24: LA CONTRAPORTADA

Para que tanto los catequistas como los chicos puedan en todo momento contextualizar cada unidad catequética, en la página 24 les ofrecemos el elenco de todos los cuadernos catequéticos y celebrativos de cada uno de los tres ciclos litúrgicos de la etapa de la “Iniciación Cristiana Junior o de preadolescentes”. Y destacamos en color gualda el cuaderno que tienen en sus manos.

En la contraportada podemos acceder también a los videos tutoriales de la unidad catequética del cuaderno, alojados en la página web de la Delegación de Catequesis (catequesis.archimadrid.es) y en el Canal de YouTube de la Delegación.