Continuamos la publicación de los tutoriales que utilizaremos en el Curso Pastoral 2022-2023, de los cuadernos ICN del Ciclo A,

TUTORIAL DEL CUADERNO 4 (1ª parte del Tiempo Ordinario) de ICN (Iniciación Cristiana de niños) del Ciclo A,

JESÚS ME CALMA,

DEL NUEVO ITINERARIO DIOCESANO DE LA ARCHIDIÓCESIS DE MADRID, «CON JESÚS, DISCÍPULOS EN MISIÓN»,

 

 

 

VIDEO TUTORIAL: 

PDF DEL CUADERNO 4 (1ª parte del Tiempo Ordinario) de ICN (Iniciación Cristiana de niños) del Ciclo A,

PDF CUADERNO 4 ICN CICLO A

ACCESO A TODOS LOS VIDEOS PROPIOS DE LOS CUADERNOS tanto ICN como ICJ del Ciclo A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

ACCESO A LOS TODOS LOS RECURSOS COMPLEMENTARIOS (PDFs, AUDIOS y VIDEOS) EN ABIERTO DEL TUTORIAL DEL CUADERNO 4 (1ª parte del Tiempo Ordinario) de ICN (Iniciación Cristiana de niños) del Ciclo A: Jesús me calma:

 

SECCIONES CUADERNO, PÁGINA, E INDICACIÓN DEL VIDEO QR DEL ENLACE AREA VIRTUAL ENLACES DIRECTOS
VEMOS 4-3 / Video película «Trasto. De la mansión a la calle» www.e-sm.net/205582_26 ENLACE VIDEOS PROPIOS CICLO A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

NO ME DIGAS 4-5/ Canción Gen Rosso: «He encontrado un tesoro» www.e-sm.net/205582_27 https://youtu.be/LoH5LhiZ0s0
ORAR CON EL CORAZON 4-6/Canción «Los lirios del campo»(GladysCarcete/PadreZezinho) www.e-sm.net/205582_28 https://youtu.be/N_hfmrhzgB8
ORAR JUNTOS 4-8 / Canción «Mirad los lirios» (Ixcis) www.e-sm.net/205582_29 https://youtu.be/xISaUFEVE_s
APRENDEMOS 4-12 /Aprendemos: Catecismo 6 (24-25) www.e-sm.net/205582_30 ENLACE VIDEOS PROPIOS CICLO A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

CUIDAMOS 4-14 / Cuidamos: Catecismo 34 (100-101) www.e-sm.net/205582_31 ENLACE VIDEOS PROPIOS CICLO A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

COMPARTIMOS 4-20 / Misionerísimos: Ángel Samargínama www.e-sm.net/205582_32 https://www.youtube.com/watch?v=PyATtEdjsao
PARTICIPAMOS 34-21 / Manos Unidas: «Malas costumbres» www.e-sm.net/205582_33 https://bit.ly/3iusmCA
TUTORIAL 4-24 / Tutorial cuaderno 4 www.e-sm.net/205582_34 ENLACE VIDEOS PROPIOS CICLO A:

http://gofile.me/4tW28/5rzjDY4KG

 

PDF DEL TUTORIAL CIADERNO 3 ICN CICLO A:

TEXTO TUTORIAL CUADERNO 4 ICN CICLO A

TEXTO TUTORIAL CIADERNO 4 ICN CICLO A

OBETIVOS:

Antes de hacer un recorrido, parte por parte, sección por sección, y página por página del cuaderno de esta unidad catequética, conviene pensar y meditar cuáles son los objetivos de esta unidad: 

Para esta unidad catequética que lleva por título “Jesús me calma”, los objetivos son:

  • Pensar como Jesús, que nos enseña como Dios Padre nunca abandona a su Pueblo y recorre con él una historia de salvación.
  • Sentir como Jesús, la confianza plena en la providencia de Dios por la que podemos ocuparnos, pero no preocuparnos, y
  • Amar como Jesús, dando infinitas gracias a Dios porque es eterna su misericordia, y rezando por los demás todos los días.

PORTADA:

Como en todas las portadas de los cuadernos, identificamos el cuaderno:

Un cuaderno de la primera etapa de Iniciación Cristiana de Niños, con el título de toda esta etapa: “Jesús, ¿Quién eres tú? Tu eres el mesías”.

Un cuaderno del ciclo A.

El número y el titulo propios de este cuaderno:

“Jesús me calma”.

Que corresponde siempre a:

La primera parte del tiempo Ordinario del ciclo correspondiente.

Las fotos de las portadas son siempre de niños, pues queremos que se vean de algún modo representados en las portadas:

En este caso la de unos niños que transmiten paz y alegría

PÁGINA 2: ÍNDICE DEL CUADERNO

En la página 2 ponemos siempre el índice con las partes, las sesiones, y las secciones del Cuaderno:

Las tres partes: pre-catequesis, catequesis kerigmática, y catequesis formativa,

las secciones de cada parte, comunes a todos los cuadernos de la misma etapa, y los títulos concretos de dichas secciones de este cuaderno.

Las secciones de la tercera parte llevan los colores del arco iris identificativos de los siete aspectos de la vida cristiana.

Indicamos a su vez que la propuesta del desarrollo del cuaderno es que la pre-catequesis se haga en una primera sesión, que la catequesis kerigmática se haga en una segunda sesión, y que la catequesis formativa se reparta entre la tercera y cuarta sesión.

Otra opción muy recomendable es hacer, en lugar de sesiones semanales, convivencias mensuales de fin de semana. En ese caso la primera parte se podría hacer el viernes, la segunda el sábado por la mañana, y la tercera parte, entre el sábado por la tarde y el domingo por la mañana. 

VEMOS Y NO ME DIGAS DEL CUADERNO 3 ICN CICLO A

PÁGINA 3: VEMOS

En la página 3, dedicada a la primera sección de la Pre-catequesis, la de “Vemos”, introducimos el texto de presentación del video de la película correspondiente. Este texto no hace falta leerlo con los niños, pues ya se cuenta con una voz en off en el video correspondiente.

En la segunda parte de la página, “Para hablar en familia”, hacemos una propuesta para el diálogo con los padres, una vez visto en la catequesis el video con los demás niños, y habiendo trabajado también la siguiente sección, “No me digas”.

En este caso el video se titula “Lo que realmente vale”, y es sobre la película “Trasto. De la mansión a la calle”. La pre-catequesis con este video se centra en el mensaje de la supremacía del valor de las personas sobre el valor de las cosas, mensaje que en la fábula que cuenta esta película transmite su protagonista, un perro de nombre Trasto, a la joven Zoe, que lo ha recogido en la calle y cobijado en su casa.

PÁGINAS 4 y 5: NO ME DIGAS

En esta sección procuramos relacionar la película con una serie de referentes complementarios.

En este caso, bajo el título “El Grano de Oro”, recurrimos al cuento del mismo nombre del célebre escritor indio Rabindranath Tagore (1861-1941), premio novel de literatura, que no solo también nos habla del valor efímero de las cosas materiales, sino sobre todo del valor infinito que supone encontrar al “Rey de reyes” (que para nosotros es Jesús), cuya riqueza no tiene límite. El cuento parece recordar la sentencia de San Pablo en su segunda carta a los Corintios: (9,6) “El que siembre tacañamente, tacañamente cosechará; el que siembra abundantemente, abundantemente cosechará”. También rememora la promesa de Jesús del ciento por uno en esta tierra para quienes den lo que son y lo que tienen a Dios a través de los pobres: “Todo el que por mí deja casa, hermanos o hermanas, padre o madre, hijos o tierras, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna” (Mt. 19, 23-30), así como la promesa de la media rebosante: “Dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros” (Lc. 6, 38).

Proponemos este plan con los niños:

1º/ Recordar que tanto la película de Trasto como el cuento del Grano de Oro tienen un mensaje en común: es mucho más enriquecedor en la vida dar que recibir.

2º/ Utilizar la dinámica de grupo de las “Reglas de oro”:

  • Se dice a los niños que mientras se le exponen en una pantalla o en una pizarra una serie de frases, pongan mucha atención para sobre la marcha elegir la que más le gusten.
  • Querer y cuidar a las personas es mucho más importante que cuidar las cosas materiales.
  • Nadie debería estar solo en la vida, todos merecen ser queridos y acompañados.
  • Como el Rey pide al mendigo que le dé algo, Dios todopoderoso nos pide a nosotros que le demos algo.
  • Como el Rey le devuelve al mendigo el grano de trigo convertido en oro, Dios nos devuelve lo que le demos multiplicado, ciento por uno.
  • Jesús nos dice que lo que demos se nos devolverá, con una medida rebosante.
  • Nada recibiremos si somos tacaños con los demás, y mucho si ayudamos al que nos necesite y compartamos con los demás lo que tenemos.
  • Por turno los niños van diciendo cuales han elegido y porqué. Se les puede pedir que cuenten alguna experiencia por la que habiendo sido generosos han recibido algún tipo de recompensa providencial.

4º/ Escuchar con ellos, y si es posible cantar también, la canción “He encontrado un tesoro”, del Gen Rosso.

PÁGINA 6: ORAR CON EL CORAZÓN

La catequesis kerigmática que proponemos en todo el proceso catequético es la de un encuentro con Jesús, en el contexto de una liturgia de la Palabra realizada al estilo de los oratorios. Conviene tener en cuenta todos los consejos pedagógicos de esta experiencia orante: el lugar, los símbolos, la metodología, el modo de tratar a los niños, etc… Todo ello explicado, paso por paso, en la Guía del Catequista.

Empezamos siempre con una primera sección: Orar con el corazón, que tiene tres partes: una vez todos sentados alrededor de la alfombra en el oratorio, primero santiguarse, y tras un momento de silencio, escuchar (y si se puede, cantar), la canción correspondiente del elenco de canciones de los oratorios.

En este caso: la canción “Los lirios del campo”, de Gladys Carcete y el Padre Zezinho. La escuchamos unos segundos.

En tercer lugar, introducimos la lectura de la Palabra (correspondiente a la segunda sección).

En este caso, explicándoles a los niños que es el agobio, para que luego descubran como Jesús los quiere librar también de este peso.

PÁGINA 7: ORAR CON LA PALABRA

La segunda sección es el centro de la catequesis kerigmática, como liturgia de la Palabra que es, y a su vez es el centro de toda la unidad catequética. Todo lo anterior sirve para preparar este momento, y todo lo que sigue sirve para desplegar la experiencia del encuentro que proponemos en este momento.

Consta de tres partes:

  • La lectura de la Palabra, siempre por el catequista o por uno de los niños en píe, y no del cuaderno, sino de la Biblia (los textos son siempre de la versión de la Biblia de la Conferencia Episcopal Española).
  • El comentario a la Palabra: Un catequista comunica a los niños, a través de un diálogo, el sentido de la palabra que acaban de escuchar. Repasando la “historia escuchada” podrá normalmente sacarse la esencia de la Palabra: “¿Qué ocurre? ¿cómo ocurre? ¿cuándo ocurre? ¿qué personajes aparecen? ¿qué papel desempeña cada uno de ellos? ¿quién es el protagonista? En cada cuaderno se dan algunas propuestas para este diálogo. El catequista se comporta como un “cuentacuentos” atrayendo la atención y el interés de los niños con sus palabras y gestos.
  • Y el versículo clave que los niños aprenderán de memoria y repetirán varias veces, insistiendo en la literalidad de la frase: que el niño aprenda la frase tal y como la dice Jesús, no “parecido a como la dice Jesús”. Casi siempre parte del comentario y el versículo breve aparecen en la página siguiente, pero corresponden a la segunda sección.

En este caso, siendo el versículo clave “No os agobiéis por el mañana”, pasamos de la llamada de Jesús a la generosidad que han trabajado en la pre-catequesis, a la llamada a la confianza en Dios, que sostiene el desprendimiento, y por tanto, a la postre, también la generosidad. El diálogo con los niños se basa precisamente, a partir de las metáforas de Jesús sobre el cuidado de Dios sobre sobre el alimento de los pájaros del cielo y y el vestido de los lirios del campo, en tres mensajes del evangelio: la incompatibilidad de los dos señores a los que servir, la superación del agobio y el afán por las cosas por la confianza en la providencia de Dios, y la llamada a dedicarnos sólo al Reino de Dios, y dejar de preocuparnos por el resto las cosas.

PÁGINA 8: ORAR JUNTOS

  • Con el canto meditativo damos paso a la parte final de la Liturgia de la Palabra:

En este caso: la canción “Yo te adoro, Jesús”, de los Oratorios. La escuchamos unos segundos.

  • Terminamos con cuatro momentos: la oración compartida, la Aplicación a la vida, las tres oraciones finales: el Shema, el Padre Nuestro y el Avemaría (que están en el cuaderno de las celebraciones), y la propuesta de comentar la experiencia vivida en esta parte en familia con sus padres, hermanos, y abuelos.
  • En cuanto a la oración compartida, conviene que los niños pongan sus brazos en gesto de acogida: con las palmas mirando al cielo, y los brazos descansando sobre las piernas. Y se dirijan a Jesús de un modo personal: ¨Jesús te pido…; Jesús te doy gracias¨. A lo que responderemos todos: “te lo pedimos Jesús”, o “te damos gracias, Jesús” (evitamos los términos “Señor” y “Dios”), y el catequista cierra con una última petición que recoja de algún modo el sentir de todas las demás, para dar paso al Padrenuestro, el Shemà y el Ave María.
  • En cuanto a la propuesta de aplicación a la vida:

En este caso la aplicación a la vida consiste en proponer a los niños que reciten esta oración en los días sucesivos: “Dios mío, no permitas que me inquiete ni que me agobie por nada, ayúdame a ser libre de las preocupaciones ahora y siempre”.

  • Para terminar, cantamos a María (de los oratorios para niños pequeños: “Bajo tu amparo”, “Id por todo el mundo”, “Madre”, “Reina del Cielo, alégrate”, “María, tú eres mi madre”, “María, madre mía”).
  • Finaliza esta liturgia de la Palabra con la salida de los niños del Oratorio: conviene que salga primero un catequista para recibirlos fuera del oratorio. No saldrán de cualquier modo, sino del mismo modo en el que han entrado. El otro catequista les irá nombrando por su nombre (mientras todos cantan). Cada niño, al escuchar su nombre, se levantará, dejará el cojín en su sitio y saldrá del oratorio (donde estará el catequista recibiéndoles). No se llamará a cada niño para salir hasta que el anterior no haya salido del oratorio. Así sucesivamente hasta que únicamente quede en el oratorio el otro catequista (y/o el guitarrista) que terminarán la canción y tranquilamente saldrán del oratorio.

PÁGINA 9: ABRE LOS OJOS

La página 9 nos sirve como introducción a la tercera parte de la unidad catequética, la parte formativa, desplegando en ocho recuadros la presentación de cada una de sus ocho secciones, a repartir durante la dos últimas sesiones.

Además del contenido de los recuadros, en cada cuaderno ofrecemos una imagen distintiva.

En este caso: un primer plano de una niña rezando.

PÁGINAS 10 y 11: REZAMOS

En las páginas 10 y 11 les ofrecemos siempre una oración al comienzo de esta sesión (a realizar preferiblemente en el oratorio o en la capilla), así como unas líneas para que allí mismo, en silencio, puedan escribir su propia oración inspirados en esta oración, repitiendo y personalizando algunas de sus frases.

En este caso con una oración para rezar cada día poniendo la confianza en Dios.

PÁGINAS 12 y 13: APRENDEMOS

Comenzamos las catequesis formativas con esta sección en la que proponemos un aprendizaje vivencial de los misterios de la fe, guiados por los primeros cinco capítulos del Catecismo de la Conferencia Episcopal Española “Jesús es el Señor”. Hemos reordenado de modo distinto las catequesis ajustándolas al contexto del resto del cuaderno.

Se puede seguir el contenido de cada una de estas catequesis en cinco pasos:

  • En primer lugar, viendo el video especial que hemos preparado para ello, que recoge el texto completo.
  • En segundo lugar, proponemos una introducción con algunas preguntas para dialogar con los niños. O bien hacer la dinámica de grupo “La otra mitad” (También llamada “cada oveja con su pareja”). Ya la conocemos: se reparten octavillas con la 1ª y 2ª mitad de las principales frases del texto, y ellos se buscan para completarlas y al final, explicarlas a los demás.
  • En este caso, ahondando en la propuesta de toda la unidad didáctica de la confianza en Dios, y bajo el título “Dios Padre nunca nos abandona”, del nº 6 del Catecismo “Jesús es el Señor”, proponemos estas doble-frases:
    • Dios Padre, para encontrase con los hombres / eligió al Pueblo de Israel y le prometió protegerlo siempre.
    • La Biblia nos cuenta / las historias de amor entre Dios y los hombres.
    • Dios Padre nos cuida y nos acompaña siempre / y dirige con sabiduría todas las cosas.
    • Dios Padre eligió a Abraham / para ser padre de un gran pueblo bendecido por él.
    • Dios Padre eligió a Moisés / para liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto y hacer con el pacto de amor con los diez mandamientos.
    • Dios Padre eligió a David, un joven pastor / para que fuera rey de Israel
    • De la familia del Rey David / nació el Mesías, Jesús.
    • De todas las historias del Antiguo Testamento / aprendemos que Dios siempre cumple sus promesas
    • Dad gracias a Dios / porque es eterna su misericordia
  • En tercer lugar, la explicación a los niños del contenido de fe correspondiente, siempre en referencia a algunos textos bíblicos, que pueden leer los niños, mejor desde la Biblia.
  • En cuarto lugar, rezando todos juntos la oración final.
  • En quinto lugar, proponiendo la frase conclusiva, para ser memorizada por los niños,

Conviene tener siempre presente que, aunque el orden de la distribución de estas catequesis, a lo largo de toda la primera etapa, no sea el mismo que el del Catecismo, éstas están elegidas y ordenadas adaptándose a los tiempos litúrgicos. Pero de tal modo que en cada uno de los tres años (A, B, y C) se propone un recorrido que sigue siempre el itinerario del Credo, solo que, en lugar de hacerlo de un modo lineal, lo hace en espiral, en tres círculos complementarios pero suficientes para cada uno de los tres años.

PÁGINAS 14 y 15: CUIDAMOS

En la sección “Cuidamos” seguimos también con los textos del Catecismo de la Conferencia Episcopal Española “Jesús es el Señor”. Pero en este caso tomamos las catequesis de los últimos cinco capítulos. También, como en la sección anterior, con un orden distinto al del Catecismo, adaptado al contexto del resto del Cuaderno.

Los pasos a dar son los mismos que en “Aprendemos”: comenzando con la visión del video que pone voz al contenido completo acompañado de imágenes de referencia y terminando con la oración propuesta.

  • En este caso, la catequesis nos presenta, con el capítulo 34 del Catecismo “Jesús es el Señor”, la experiencia de la oración cristiana, bajo el título “Como hijos, oramos a Dios nuestro Padre”.
  • En cuanto al uso de la dinámica de grupo de “La otra mitad”, que ya hemos recordado anteriormente, se pueden señalar estas frases, que luego cada pareja deberá explicar:
  • Orar es hablar con Dios / que sabemos que nos ama.
  • Jesús nos ha enviado al Espíritu Santo que habita en nuestro corazón / para que podamos llamar a Dios Padre.
  • Jesús nos enseñó a orar con la oración del Padrenuestro / que la Iglesia reza siempre cuando se reúne, sobre todo en la Eucaristía.
  • Es bueno rezar a solas / en la habitación ante una imagen, en el campo contemplando la huella de Dios en la creación, o en la Iglesia ante Jesús-Eucaristía en el Sagrario.
  • Es bueno rezar juntos / en familia y en la Iglesia, con el grupo de la catequesis y con toda la comunidad.
  • Podemos rezar en varios momentos del día / sobre todo por la mañana para alabar a Dios y pedirle protección, y por la noche para darle gracias y pedirle perdón.

PÁGINAS 16, 17 y 18: IMITAMOS

En todos los cuadernos del proyecto “Con Jesús, discípulos en misión”, en sus tres etapas (niños, preadolescentes, y adolescentes y jóvenes), aparece una sección bajo el título común de “Imitamos”, con la propuesta de testimonios reales.

En esta primera etapa de iniciación cristiana de niños, lo hacemos a través algunos personajes bíblicos. Hemos querido recordar especialmente a los personajes del Antiguo Testamento que en la catequesis habitualmente han quedado en un segundo lugar (sobre todo las mujeres), dejando para las dos últimas unidades catequéticas, las del tiempo pascual, los principales personajes del Nuevo Testamento.

Y el lenguaje que hemos elegido para esta sección es el del comic, dejando unos minutos para que cada niño lo lea personalmente. Una vez leído, conviene que algunos niños lo expliquen a los demás, para asimilar mejor la historia. Por último, conviene dialogar a partir de las preguntas que se hacen al final del comic:

En este caso, sobre la Viuda de la ciudad fenicia de Sarepta, que dio a conocer al profeta Elías.

  • ¿Por qué Elías era un hombre elegido por Dios?
  • ¿Qué le ofrece la Viuda a Elías?
  • ¿Por qué no volvieron a pasar hambre ella y su hijo?

Para responder estas preguntas proponemos la dinámica de grupo de la “Rueda de Participación”, de modo que tras el primero indicado por el catequista, sea cada uno de ellos quien elija al siguiente, por ejemplo, tirándolo un pequeño balón.

PÁGINA 19: APRENDEMOS A REZAR

Lo ideal es poder rezar estas oraciones en el oratorio o en la capilla, antes de pasar al resto de las secciones a la sala de catequesis, en esta cuarta y última sesión.

En este caso, con la cuarta frase del Padre Nuestro: “Hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo”.

Conviene rezar juntos el Padre Nuestro tanto al comienzo como al final, recordándoles la frase concreta de la oración que vamos a profundizar en cada ocasión.

PÁGINA 20: COMPARTIMOS

Con la sección “Compartimos” queremos ayudar a los niños a entender que la fe se comparte con los demás. Y compartiendo la fe, se comparte y se ofrece a la postre la vida. Los que mejor nos enseñan esto son los misioneros. Todos somos discípulos-misioneros desde nuestro bautismo, idea que conviene recordar siempre a los niños. Pero los misioneros ad gentes o inter gentes, los que lo dejan todo (su familia, su cultura, su nación) para ir a anunciar el Evangelio a otra parte del mundo, son los que mejor nos enseñan en la Iglesia a compartir la fe.

El directorio para la catequesis dice que cuando la catequesis transmite el misterio de Cristo, en su mensaje resuena la fe de todo el Pueblo de Dios a lo largo de la historia, a través entre otros de los misioneros (Cf. DC, 176).

Para esta etapa de iniciación cristiana de niños, Obras Misionales Pontificas nos han propuesto estas catequesis que nos cuentan la vida de una serie de “Misionerísimos”, como se los llama en la revista Gesto. Además del texto, para leerlo en la catequesis, podemos acceder a un video sobre cada uno de estos ejemplares misioneros.

En este caso nos proponen a Ángel Sagarmínaga, el inventor del Domund.

Proponemos además siempre dos preguntas para el diálogo: la primera pregunta es siempre la misma: ¿Qué te llama más la atención de este “misionerísimo”? En la segunda pregunta cambiamos los tres adjetivos pensados para cada uno de los testimonios, de los cuales cada niño tendrá que elegir cuál cree que mejor se ajusta a la personalidad del misionero, y por qué. Para este diálogo proponemos también la dinámica de grupo de la “Rueda de Participación”.

En este caso les proponemos tres adjetivos: alegre, generoso y valiente.

PÁGINA 21: PARTICIPAMOS 

Con la sección “Participamos” queremos ayudar a los niños a entender que la fe implica un compromiso de solidaridad con todos los niños del mundo, sobre todo con quien más nos necesitan. De ese modo los niños aprenden también, desde la realidad, y de un modo muy sencillo, las claves de la Doctrina Social de la Iglesia.

Para la Iniciación cristiana de niños, la Organización Eclesial Manos Unidas, que a través fundamentalmente de los misioneros es un inmenso cauce de solidaridad con el Tercer Mundo, nos ofrece estas catequesis.

En el Ciclo A, se pretende ayudar a relacionar la realidad de distintas situaciones que necesitan del cuidado y leerla a la luz de la Palabra de Dios y de las enseñanzas sociales de la Iglesia para crecer en la solidaridad, la responsabilidad y el cuidado basado en la compasión” (Encíclica Laudato Sí, 210) y avanzar en la construcción de la fraternidad universal.

En este caso, sobre el despilfarro de alimentos, en contraste con el hambre de tantísimos seres humanos, así como además su dañino efecto contaminante.

Se ofrecen también algunos videos en abierto que nos acercan aún más a estas realidades.

Podemos ver un esquema catequético general común:

  • Ver la realidad (situaciones de descarte y destrucción, inculcación de derechos humanos, o metáforas de reclamo de valores).
  • Juzgar esa realidad desde el Evangelio y desde la Doctrina Social de la Iglesia.
  • Ver cómo actúa Manos Unidas y como pueden actuar los niños ante estas realidades.

Manos Unidas nos recomienda que el catequista haga una reflexión de cómo vive personalmente los valores sociales evangélicos propuestos, antes de trabajar la catequesis con los niños. Que no lo sepa sólo teóricamente, sino que sea testigo que anuncia lo que vive. También es muy importante que plantee la catequesis en un plano de corresponsabilidad, aprendiendo con los niños; que comparta su vivencia, su experiencia relativa al tema que se trate y se implique en el compromiso.

PÁGINA 22: CELEBRAMOS

En la sección “Celebramos” vamos haciendo un recorrido de cada una de las partes y de cada uno de los detalles de la celebración de la misa (a través de los tres ciclos litúrgicos), no sólo para su aprendizaje, sino para mejorar el modo de vivir espiritualmente cada uno de ellos.

Se nos proponen tres momentos:

  • Primero: unas respuestas sencillas a la pregunta de cómo entender mejor para vivir mejor este momento de la misa.
  • Segundo: la propuesta de una emoción que de algún modo es la preponderante en la vivencia de esta parte de la misa.
  • Tercero: un acercamiento al misal, para recodar las palabras tanto del sacerdote como del pueblo que celebra la misa. Para este último momento puede ser útil recurrir a la dinámica de grupo “Adivínalo”, para que ellos identifiquen este momento de la misa a partir de algunas fotografías o mini videos de la celebración eucarística.

En este ciclo A recorremos los ritos iniciales y la liturgia de la Palabra:

En esta catequesis nos situamos ante la proclamación de la primera lectura y del salmo responsorial.

PÁGINA: MI RESPUESTA

Como última actividad catequética del cuaderno, con la sección “Mi respuesta”, ayudamos a los niños a recordar y retener los aspectos formativos de la unidad catequética, con un recorrido de preguntas por las secciones de la tercera parte del cuaderno.

La dinámica ideal para este momento final es que tengan un tiempo para responder por escrito en el mismo cuaderno, personalmente y con respuestas sencillas y cortas, a cada una de las preguntas, preferiblemente en la sesión de catequesis, y en su defecto, en casa.

Con respecto a la sección de “participamos”, no les hacemos ninguna pregunta, sino que les proponemos que en casa puedan preguntar a sus padres, hermanos, abuelos… Al tratarse de la sección más “social” de la catequesis, es una oportunidad para que se entable un diálogo en el hogar desde la catequesis también en las familias más alejadas de la fe y de la vida de la iglesia, ya que se trata de temas muy abiertos. A través de los niños nos asomamos a un “terreno común”, el de la sensibilidad social, para proponerles a sus padres una mirada creyente de la realidad.

PÁGINA 24: LA CONTRAPORTADA

Para que tanto los catequistas como los niños puedan en todo momento contextualizar cada unidad catequética, en la contraportada les ofrecemos el elenco de todos los cuadernos catequéticos y celebrativos de cada uno de los tres ciclos litúrgicos de la etapa de la iniciación cristiana de niños. Y destacamos en color azul el cuaderno que tienen en sus manos.

En la contraportada podemos acceder también a los videos tutoriales de la unidad catequética del cuaderno, alojados en la página web de la Delegación de Catequesis (catequesis.archimadrid.es) y en el Canal de YouTube de la Delegación.