La diócesis de Madrid pone a disposición de las familias una catequesis para la próxima pascua, con ocasión de la interrupción de las catequesis en las parroquias y los colegios por la crisis del Covid-19.

DOCUMENTOS EN PDF DE LA CATEQUESIS EN FAMILIA “JESÚS NOS QUITA TODO TEMOR” PARA EL TIEMPO DE PASCUA: 

EN UN SÓLO PDF: CATEQUESIS FAMILIAR 2020_02

REPARTIDO EN DOS PEFs con más calidad:

CATEQUESIS EN FAMILIA PASCUA 2020 PRIMERA Y SEGUNDA PARTES

CATEQUESIS EN FAMILIA PASCUA 2020 TERCERA PARTE

CARTA A LOS SACERDOTES, CATEQUISTAS DE PRESENTACIÓN DE ESTE RECURSO:

DOCUMENTO DE LA CARTA EN PDF: PERSENTACION CATEQUESIS EN FAMILIA 2020

TEXTO DE LA CARTA:

Madrid, 17 de marzo de 2020

Estimados sacerdotes, catequistas y padres:

La Delegación Episcopal de Catequesis de la Archidiócesis de Madrid, haciendo suya la indicación de la Nota del Arzobispado de Madrid con ocasión de la crisis del Covid-19 que “anima a las distintas realidades diocesanas a estudiar la conveniencia de mantener sus actividades programadas, analizando caso por caso, y a plantear alternativas no presenciales a las catequesis”, ha preparado unas catequesis alternativas no presenciales en las parroquias y colegios, para poder desarrollarse en el Tiempo de Pascua, a través de los padres o familiares más cercanos a los niños (abuelos, hermanos mayores, etc…)[1].

A continuación os explicamos las tres ideas básicas de esta propuesta:

  • que se trata de una catequesis familiar,
  • que consiste en una unidad catequética pascual que cuenta con recursos audiovisuales en abierto,
  • y como se articula esta catequesis para poder desarrollarse en casa bajo la dirección de los padres, abuelos o hermanos mayores.

Catequesis en familia.

Esta propuesta catequética está pensado para que los padres, abuelos y/o hermanos mayores puedan responder a la llamada de la Iglesia a recuperar en primera línea en esta Pascua 2020 la responsabilidad de la catequesis de sus hijos, nietos o hermanos, compartida ordinariamente durante el año pastoral en las parroquias y colegios, con sus pastores y catequistas, puesto que, como nos dice el Dictorio de la General de la Catequesis, “los padres de familia son los primeros educadores en la fe”[2].

Sus destinatarios en todo caso son todos aquellos niños que han interrumpido en estas circunstancias su participación en la catequesis parroquial o escolar. Y el contenido propuesto (con las debidas adaptaciones) se inscribe en un programa catequético que, Dios mediante, se pondrá en marcha en toda la diócesis para la segunda y la tercera etapas de la Iniciación Cristiana (el Despertar Religioso y la Iniciaicón Cristiana de Adolescentes y Jovénes ya lo están), y que consiste en una serie de siete cuadernos catequético-litúrgicos para cada año pastoral (21 en total para los tres años de cada etapa), según los ciclos litúrgicos[3].

Con la diferencia de que está unidad catequética que proponemos esta adaptada a ser realizada en familia, de tal suerte que la llamamos “catequesis en familia” porque se da en casa asumiendo los padres, hemanos o abuelos el roll del catequista, pero también “catequesis familiar”, porque esta pensada de tal modo que en realidad todos los miembros de la familia están llamados a participar en ella, siendo todos y cada uno de ellos interlocutores en la catequesis, y por tanto, catequistas y catequizandos a la vez. Y los adultos tandrán la gozosa ocasión de descubrir -como les ocurre a los catequistas en las parroquias- como son catequizados por los niños.

Unidad Catequética “Jesus me quita todo temor”.

El documento en PDF que te ofrecemos corresponde a una de las unidades catequéticas para niños de la primera etapa de la iniciación cristiana, concretamente el 6º cuaderno (1º de Pascua) para impartirse en los años litúrgicos del ciclo A, como el presente, que se titula “Jesús me quita todo temor”, cuyo título y principales contenidos de esperanza puesta en Cristo Resucitado resultan providenciales en las circunstancias en las que lo ponemos a vuestra disposición. Este documento de 24 páginas (3 partes y 15 secciones), cuanta a su vez con el acceso a ocho videos en abierto.

Se inscribe por tanto en la primera etapa (para niños de 7 a 10 años) de un intinerario más amplio de la inicaicón crisrtiana[4], pero puede perfectamente darse con niños mayores de 10 años. Hemos elegido el 6º cuaderno del Ciclo A, en el que estamos, por ser el primer cuaderno de los dos que se ofreceran para el tiempo pascual. Aunque los enviamos en cuaresma, nos ha parecido mejor para poder dar tiempo a las familias a hacerse con el recurso y preparar la catequesis. Podria, perfectamente, iniciarse en la Semana Santa, sobre todo con la 1ª parte.

Articulación metodológica de la catequesis

Está unidad catequética contiene ya en cada una de sus secciones unas indicaciones en azul, prácticas y muy sencillas, que sirven de guía para hacer la catequesis. Como todas las demás unidades catequéticas (o cuadernos en su versión impresa), el cuaderno que ofrecemos tiene tres partes que corresponden a tres etapas existenciales de la catequesis:

  • Pre-catequesis (preparación desde la cosmovisión de referencias culturales de los niños a través del cine de animación), en este caso a partir de la experiencia del temor y de la respuesta desde la valentía y la esperanza.
  • Catequesis kergimática o de anuncio explícito del Evangelio (en este caso de la Resurrección) desde el encuentro personal con el Señor a través de su palabra en oración al estilo de los oratorios con niños pequeños.
  • Y Catequesis formativa (de la vivencia de la fe en sus diversos aspectos), con ocho propuestas vitales: aprender a rezar, aprender la fe, aprender el cuidado de uno mismo y de los demás, aprender desde la imitación de los personajes de la Biblia, aprender a compartir con los demás desde el testimonio de los misioneros, aprender a participar socialmente desde el evangelio social, y aprender a celebrar vivencialmente la liturgia.

En las parroquias proponemos hacer la 1ª y la 2ª partes en una sesión catequética cada una, y la 3ª parte en dos sesiones (de modo que para cada unidad se requiere un mínimo de un mes: cuatro sesiones semanales), pero en casa la distribución podría y debería ser mejor más prolongada, aproximadamente una sesión por sección, a excepción de la 2ª parte, la de la reunión oracional, que conviene que sea una única sesión. Estas son las partes y sus correspondientes sesiones:

En la 1ª parte (pre-catequesis) se buscan las referencias vitales de los niños propicias para la acogida de la Palabra en la 2ª parte, y cuenta con dos secciones:

  • “Vemos” con un video-resumen de una película con valores de animación (en este caso el acceso al tráiler de la película “El pan de la guerra”, con subtítulos en castellano en Youtube), con una breve explicación de la misma, y
  • “No me digas” en la que proponemos además de una exposición del relato de la película (de la novela original), una referencia a la actualidad desde los valores que plantea: la situación real hoy de las niñas en Afganistán. El objetivo no es tanto la presentación de los valores genéricos de valentía y esperanza, como preparar a los niños, desde de la cruda realidad de otros niños del mundo, de la necesidad de vencer el temor, y con ello la apertura a la fe en Quién sólo podemos esperar nos libre de todo temor.

En la 2ª parte (Catequesis kerigmática) se ofrecerá el encuentro con Jesús a través de su palabra inspirado en la experiencia de los oratorios de niños pequeños, adaptada a poder hacerse en casa. Lo ideal es que se pueda hacer alrededor de unos elementos simbólicos que inviten al recogimiento: sentados pero sin mesa, con una Biblia abierta sobe un cojín y una vela encendida en el centro, una imagen de la Virgen María, y un pequeño crucifijo. También con ordenador o Tablet con acceso a internet para poder oír, aprender y cantar las dos canciones propuestas para la 1ª y 3ª sección. Consta de tres secciones:

  • “Orar con el corazón” con la propuesta principalmente de una canción,
  • “Orar con la Palabra”, con la propuesta en tres momentos (introducción, escucha y diálogo) para la acogida del Evangelio de la Vigilia Pascual de este año, y
  • “Orar juntos” con la propuesta de otro canto de los oratorios para niños pequeños, unas indicaciones para la vida cotidiana, y las oraciones finales.

En la 3ª parte (Catequesis formativa), se ofrecen 10 secciones:

  • 1ª Sección: “Abre los ojos” para presentar toda la parte formativa.
  • 2ª Sección: “Rezamos” en tiempo de Pascua. Le damos las gracias a Dios Padre por resucitar a Jesús y por llamarnos a todos a resucitar con Él.
  • 3ª Sección: “Aprendemos” a proclamar, a escuchar, a meditar y a vivir la Palabra de Dios. Del Catecismo Jesús es el Señor.
  • 4ª Sección: Nos “cuidamos” celebrando la Eucaristía con toda la comunidad cristiana. Del catecismo Jesús es el Señor.
  • 5ª Sección: “Imitamos” a San Juan Evangelista, el autor del Cuarto Evangelio.
  • 6ª Sección: “Aprendemos a rezar”, palabra por palabra, la oración del Padre Nuestro: en esta ocasión nos detenemos en la petición “perdona nuestras ofensas”. Con acceso a audiovisual.
  • 7ª Sección: “Compartimos” con OMP la suerte de los misioneros, recordando a San Patricio Bosco, que llevó la fe cristiana a Irlanda. Con acceso a audiovisual.
  • 8ª Sección: “Participamos” con Manos Unidas al reconocer que quien más sufre el maltrato del planeta no somos nosotros. Con acceso a audiovisual.
  • 9ª Sección: “Celebramos” la litúrgica preguntándonos por el significado de la exclamación del Aleluya. Con acceso a audiovisual.
  • 10ª Sección: “Mi respuesta”, a modo de test, para recordar todo lo aprendido y vivido en esta tercera parte de la Unidad Catequética.

Espero, en fin, que esta propuesta sea útil para las familias, y que desde las parroquias y colegios podáis darla a conocer, por el bien de la iniciación cristiana de los niños y de sus familias.

Atentamente,

Manuel María Bru Alonso. Delegado Episcopal de Catequesis. Arzobispado de Madrid

manuelmariabru@cronicalblanca.org

 

 

[1] El mismo arzobispo, Cardenal Carlos Osoro, en su Mensaje “Dios es nuestra esperanza. El coronavirus en Madrid: protejamos la salud de todos”, del viernes 13 de marzo, daba razón de ello al decir que “tenemos el deber de limitar al máximo la actividad grupal en todos los ámbitos de la Iglesia diocesana. La prudencia y la creatividad nos indicarán, en cada caso, cómo no dejar de atender servicios básicos. A modo de ejemplo, la Delegación de Catequesis está preparando catequesis no presenciales”.

[2] DIRECTORIO GENERAL DE LA CATEQUESIS nº 255. Es más: “La familia ha sido definida como una  Iglesia doméstica, lo que significa que en cada familia cristiana deben reflejarse los diversos aspectos o funciones de la vida de la Iglesia entera: misión, catequesis, testimonio, oración… La familia, en efecto, al igual que la Iglesia, es un espacio donde el Evangelio es transmitido y desde donde éste se irradia. La familia como lugar de catequesis tiene un carácter único: transmite el Evangelio enraizándolo en el contexto de profundos valores humanos. Sobre esta base humana es más honda la iniciación en la vida cristiana: el despertar al sentido de Dios, los primeros pasos en la oración, la educación de la conciencia moral y la formación en el sentido cristiano del amor humano, concebido como reflejo del amor de Dios Creador y Padre”: Ibid.

[3] Fin 1ª parte Tiempo Ordinario, Adviento, Navidad, 1ª parte Tiempo Ordinario, Cuaresma, Pascua I, Pascua II

[4] que cuenta además de con la propuesta del Desperar Religioso (de 5 a 7 años), con otras segunda y terceras etapas, como Iniciación Cristiana Junior (de 10 a 13 años) e Iniciación Cristiana de Adolescentes y Jóvenes (de 13 a 17 años).