TUTORIAL CUADERNO 2 ADVIENTO DE LA SEGUNDA ETAPA DE INICIACIÓN CRISTIANA JUNIOR (ICJ) CICLO B

 VIDEO DEL TUTORIAL:

TEXTO DEL GUIÓN DEL TUTORIAL:

PDF del PARA TUTORIAL CUADERNO 2 ADVIENTO ICJ CICLO B

TEXTO DEL GUIÓN DEL TUTORIAL:

2.- QUIERO ESPERARTE SIEMPRE

PORTADA (1 minuto)

Como en todas las portadas de los cuadernos, ofrecemos tres informaciones identificativas y una foto de fondo:

La primera información identificativa es la del lateral derecho con fondo gualda, común a toda la primera etapa de Iniciación Cristiana Junior o de preadolescentes, en la que además de los logos aparece el título de toda esta etapa: “Jesús, ¿Qué he de hacer? Tú sabes que te quiero”.

La segunda información es la de la barra inferior con fondo azul: en ella indicamos que estamos en un cuaderno del ciclo B de la etapa de Iniciación Cristiana Junior o de preadolescentes.

La tercera información es la de la barra superior, en la que indicamos el número y el titulo propio de esta Unidad Catequética: el nº 2 que corresponde siempre al tiempo de Adviento, y el título “Quiero esperarte siempre, Jesús”.

Las fotos de las portadas son siempre de niños, queremos que se vean de algún modo representados en las portadas: en este caso la de una chica alegre, que rebosa esperanza.

PÁGINA 2: ÍNDICE DEL CUADERNO (1 minuto)

En la página 2 ponemos siempre el índice con las partes, las sesiones, y las secciones del Cuaderno: las tres partes (pre-catequesis, catequesis kerigmática, y catequesis formativa), con una de las tres palabras del título: primero “Jesús”, luego “Jesús, ¿dónde estas?”, y por último el título completo: “Jesús, ¿dónde estás? Todos te buscan”.

En cada una de las tres partes aparecen a la izquierda las secciones de cada pate, comunes a todos los cuadernos de la misma etapa, y a la derecha los títulos concretos de dichas secciones de este cuaderno. Las secciones de la tercera etapa van con colores del arco iris identificativos de los siete aspectos de la vida cristiana correspondiente.

Indicamos a su vez que la propuesta del desarrollo del cuaderno es que la Pre-catequesis se haga en una primera sesión, que la catequesis kerigmática se haga en una segunda sesión, y que la catequesis formativa se reparta entre la tercera y cuarta sesión. Cuatro sesiones, por tanto, un mes para trabajar cada cuaderno, que en la programación de la catequesis hay que intercalar con las diversas celebraciones propuestas en el cuaderno de celebraciones.

PÁGINA 3: VEMOS (1 minuto)

En la página 3 dedicada a la primera sección de la Pre-catequesis, la de “Vemos”, introducimos el texto de presentación del video de la película correspondiente, al que accedéis por el código QR. Este texto no hace falta leerlo con los niños, pues ya se cuenta con una voz en off en el video correspondiente.

La segunda parte de la página, Para hablar en familia, con una propuesta para el diálogo con los padres, tienen en cuenta que cuando los chicos lleven a casa esta propuesta no sólo habrán visto en la catequesis el video con los demás niños, sino que habrán trabajado también la siguiente sección, “No me digas”.

En este caso el video es sobre la película Heidi. Una película que encierra en la niña protagonista muchos valores humanos como son el amor entre abuelos y nietos, la primacía de una infancia sana, de una educación en la confianza y la libertad (en el contraste entre la vida de Heidi con su abuelo o con sus tíos de Francfort, el cuidado de los débiles, la experiencia de hacerse mayor, y el amor a la naturaleza.   

PÁGINAS 4 y 5: NO ME DIGAS (1 minuto)

En la segunda sección de la pre-catequesis, bajo el título “No me digas”, procuramos proponer o una indagación en algún aspecto de la película, o una historia distinta, que nos ayude en continuidad con la película a preparar la catequesis kerigmática. Y completamos siempre esta primera parte en los cuadernos de la segunda etapa con una oración, que ya nos introduce en la catequesis explícita.

En este caso les presentamos, por un lado, el cuento de “El lápiz de mi abuelo”, que, además de conectar con el tema de la relación nietos-abuelos, nos enseña muchas cosas sobre la vida, especialmente sobre como afrontar la libertad, la responsabilidad, y a asumir las dificultades en la vida como parte del crecimiento personal. Ofrece una visión unitaria de la vida de cada persona, con un sentido, con un plan que Alguien, como mayúscula, como dice el abuelo del cuento: “no olvides nunca que existe una mano que deberá siempre guiar tus pasos”. Uno de los chicos o de las chicas, o entre algunos de ellos, pueden leer el cuento. Luego entre todos contestamos a las preguntas sobre qué nos ha contado, si el chico del cuento aprendió algo nuevo de su abuelo, y si ellos también aprenden de sus abuelos.

Para terminar, como oración, ofrecemos la “Oración por mis abuelos”, para dar gracias con ellos.  

PÁGINA 6: ORAR CON EL CORAZÓN (1 minuto)

La catequesis kerigmática que proponemos en todo el proceso catequético es la de un encuentro con Jesús en el contexto de una liturgia de la Palabra realizada al estilo de los oratorios de niños pequeños. Conviene tener en cuenta todos los consejos pedagógicos de esta experiencia orante: el lugar, los símbolos, la metodología, el modo de tratar a los niños, etc…

Empezamos siempre con una primera sección: Orar con el corazón, que tiene tres partes: una vez todos sentados alrededor de la alfombra en el oratorio, primero santiguarse, y tras un momento de silencio, escuchar la canción correspondiente del elenco de canciones de los oratorios, a las que accedéis por el código QR.

En este caso: la canción “Ven, Señor Jesús” La escuchamos unos segundos.

  • Nota para el editor: conviene poner durante 10-15 segundos la canción, y que sólo se vea en la pantalla la página para que se pueda seguir la letra, desapareciendo mi imagen.

En tercer lugar, introducimos la lectura de la Palabra (correspondiente a la segunda sección).

En este caso, les presentamos el significado del Adviento que después la Palabra de Dios nos lo va a mostrar con la expresión “estar en vela”. Les explicamos que la espiritualidad del Adviento gira en torno a la esperanza para revivir la primera venida de Jesús (con la Navidad), pero también para esperar su segunda venida en Gloria, y para estar atentos a encontrarnos con Jesús en cualquier momento, sobre todo cuando él se hace el encontradizo en los pobres y necesitados.

PÁGINA 7: ORAR CON LA PALABRA (2 minutos)

La segunda sección es el centro de la catequesis kerigmática, como liturgia de la Palabra que es, y a su vez es el centro de toda la unidad catequética. Todo lo anterior sirve para preparar este momento, y todo lo que sigue sirve para desplegar la experiencia del encuentro que proponemos en este momento.

Consta de tres partes: la lectura de la Palabra, siempre por el catequista o por uno de los niños en píe, y no del cuaderno, sino de la Biblia (los textos son siempre de la versión de la Biblia de la Conferencia Episcopal Española). El comentario a la Palabra, y el versículo clave que los chicos aprenderán de memoria y repetirán varias veces. Casi siempre parte del comentario y el versículo breve aparecen en la página siguiente, pero corresponden a la segunda sección.

En este caso, para una mejor comprensión de la llamada a “estar en vela”, les proponemos la experiencia cristiana de vivir el Momento Presente, como la propuesta del “carpe diem” (disfrutar del presente sin responsabilidad ni preparación del futuro), sino como una profunda experiencia de confianza en Dios: no obsesionarse con el pasado que no puede volver, pero que sobre todo esta en la misericordia, tampoco con el futuro tratando de predecirlo, porque está en la providencia de Dios, y en cambio si ocupándose del presente, porque es el único momento que Dios comparte con nosotros, con nuestra libertad, como el momento que tenemos para amar, para hacer la voluntad de Dios.

PÁGINA 8: ORAR JUNTOS (1 minuto)

Con el canto meditativo damos paso a la parte final de la Liturgia de la Palabra.

En este caso la canción: “El amigo seré del Señor Jesús”. La escuchamos unos segundos:

Terminamos con tres momentos: la Aplicación a la vida, las tres oraciones finales: el Shema, el Padre Nuestro y el Avemaría (que están en el cuaderno de las celebraciones), y la propuesta de comentar la experiencia vivida en esta parte en familia con sus padres, hermanos, y abuelos.

En este caso la aplicación a la vida consiste en la propuesta durante el Adviento de poner en casa la Corona de Adviento (de la que trataremos en la siguiente sesión), para cada domingo encender una vela y cantar el “Ven, Señor Jesús”.

PÁGINAS 9, 10 y 11: ABRE LOS OJOS y REZAMOS CON LA IGLESIA (1 minuto)

La página 9 nos sirve como introducción a la tercera parte de la unidad catequética, la parte formativa, desplegando en ocho recuadros la presentación de cada una de sus ocho secciones, a repartir durante la dos últimas sesiones. Conviene dedicarle unos minutos de la cuarta sesión, del mismo modo como las preguntas de la penúltima página nos sirven para terminar recapitular toda esta parte en la última sesión.

Además del contenido de los recuadros, en cada cuaderno ofrecemos una imagen distintiva.

En este caso: las manos de varias personas recogiendo las pocas gotas de agua de un grifo, como muestra de las situaciones de precariedad de las que, entre otras cosas, trataremos en esta tercera parte.

En las páginas 10 y 11 les ofrecemos en esta Segunda Etapa una sección que completa la iniciación litúrgica de los chicos, que titulamos “Rezamos con la Iglesia”.

En esta sección les ofrecemos en primer lugar algunas celebraciones especiales a lo largo del año, jornadas dominicales, gestos propios de los tiempos litúrgicos, etc…

En este caso, les explicamos el significado y los elementos simbólicos de la Corona de Adviento, así como las palabras de la bendición al comienzo de la misa en los domingos de Adviento.

Y en segundo lugar les ofrecemos una oración, con la que profundizar en el sentido espiritual del contenido anterior.

En este caso, una oración de Adviento: “Prepara mi corazón”, que ayuda a entender que la liturgia del Adviento ofrece una experiencia espiritual.

PÁGINAS 12 y 13: APRENDEMOS (1 minuto)

Si en la primera etapa, en la Iniciación Cristiana de Niños, nos habíamos adentrado en el Credo y en los Sacramentos, siguiendo el Catecismo Jesús es el Señor, en esta segunda etapa, de iniciación cristiana de pre-adolescentes, edad en la que se desarrolla más la capacidad de alteridad y la sensibilidad social, les ofrecemos las Obras de Misericordia. En este ciclo B las Obras de Misericordia Corporales. En el ciclo C propondremos las Obras de Misericordia Espirituales. Y en el ciclo A las presencias de Jesús, incluida la que fundamenta las obras de misericordia, la presencia de Jesús en el necesitado.

Se puede seguir el contenido de cada una de estas catequesis a través del video especial que hemos preparado para ello, que recoge el texto completo, dividido en cuatro partes:

  • En primer lugar, proponemos, junto a una cita bíblica relacionada con cada obra de misericordia, una imagen de cada una de ellas, del dibujante Fano, llena de significados catequéticos.
  • En segundo lugar, ofrecemos unas “claves de dibujante” y unas “propuestas de trabajo”, para poder ir recorriendo los detalles del dibujo, que nos van mostrando estos contenidos catequéticos.
  • En tercer lugar, la referencia, “para leer”, a un texto bíblico más amplio.
  • En cuarto lugar, una propuesta “para hablar” en familia.

En este caso, aprendemos la obra de misericordia corporal “dar de comer al hambriento”, y se abordan los significados de algunos elementos del dibujo: las manos de la Iglesia, el pan del hambre corporal y pan del hambre espiritual, de la caridad y de la Eucaristía inseparables, la actuación del Espíritu Santo, etc…

PÁGINAS 14 y 15: CUIDAMOS (1 minuto)

En la sección “Cuidamos” de esta etapa de tu iniciación cristiana estamos aprendiendo a vivir el amor evangélico de un modo muy concreto. Si en la sección de “Aprendemos” lo hemos hecho con las obras de la misericordia, ahora descubrimos como el amor cristiano lo podemos vivir en tres direcciones:

  • Cuidándonos a nosotros mismos a través de las virtudes. Lo haremos en los cuadernos del ciclo A.
  • Cuidando la Creación, porque Dios lo creo todo con amor, y quiere que nosotros cuidemos todo lo que nos ha dado. Lo haremos en el ciclo C.
  • Y también, cuidando a los demás con el arte de amar, que es lo que os proponemos en este ciclo B.

Recurrimos a un método catequético extendido por todo el mundo, el del “dado del arte de amar”, cuyas 6 caras son: ser el primer en amar, amar a todos, hacerse uno, ver a Jesús en el otro, amar al enemigo y amarse recíprocamente. Para ello ofrecemos dos recursos:

Por un lado, junto a la referencia bíblica, testimonios reales de chicos y chicas de todo el mundo, en relación con cada una de las seis propuestas del arte de amar.

Por otro lado, el juego mismo del dado, para hacerlo a diario, y compartirlo en el grupo. Así les proponemos: “Tirad cada uno el dado y que el catequista apunte que punto del arte de amar le ha tocado a cada uno. Durante la semana podéis tirarlo cada día, y estar atentos a encontrar la oportunidad de ponerlo en práctica. El próximo día, contáis las experiencias que habéis hecho ¡Y también las contáis en casa!”.

En este caso, les proponemos la experiencia de “Ser el primero en amar”, con dos testimonios: uno de Madagascar, y otro de Irak, en los contextos de un campamento de verano y del hogar, respectivamente. Les ofrecemos también la expresión del Papa Francisco de “primerear” y lo que para él significa.

PÁGINAS 16, 17 y 18: IMITAMOS (1 minuto)

La propuesta testimonial de la fe (un aspecto fundamental en la formación de la fe es saber reconocer el testimonio de fe de los demás y así poder también dar testimonio de la fe) de esta primera etapa de la iniciación cristiana, bajo el título común en las tres etapas de “Imitamos”, es el de algunos jóvenes santos: en el ciclo A son “jóvenes virtuosos”, en el ciclo C son “jóvenes apóstoles”, mientras en este ciclo B son “jóvenes mártires”.

Y el lenguaje que hemos elegido para esta sección es el del comic, que puede leerse-verse de dos modos distintos: o bien todos juntos (por ejemplo, proyectando las páginas del mismo tomadas del PDF del Área Virtual), o dejando unos minutos para que cada niño lo lea-vea personalmente.

Una vez leído-visto, conviene que algunos niños lo expliquen a los demás, para asimilar mejor la historia. Por último, conviene dialogar a partir de las preguntas que se hacen al final del comic.

En este caso, el testimonio es Santa Leocalia, mártir de Toledo. Y les preguntamos:

  • ¿Qué dice Santa Leocalia al emperador Daciano sobre su fe en Cristo?
  • ¿Por qué se enfada Daciano con Locadia? ¿Por qué la manda encerrar?

PÁGINA 19: REZAMOS TODOS LOS DÍAS (1 minuto)

A lo largo de las catequesis de esta etapa “Rezamos todos los días”, que es la sección que proponemos para comenzar la segunda parte de las “catequesis formativas” (y cuarta y última sesión de la unidad catequética), vamos proponiendo una serie de oraciones escritas por Joaquín Mª García de Dios.

Lo ideal es poder rezar estas oraciones en el oratorio o en la capilla, antes de pasar al resto de las secciones a la sala de catequesis.

Antes de cada oración proponemos una introducción bajo el título “antes de rezar”, que le sirve al catequista para introducir la oración.

En este caso, la introducción nos explica en que se distingue la oración del tiempo de Adviento, mientras la oración se titula: “Me preparo para celebrar la Navidad”. Es una oración un poco larga, por lo que conviene que los chicos se repartan para hacerla entre varios.

PÁGINA 20: COMPARTIMOS (1 minuto)

Con la sección “Compartimos” queremos ayudar a los chicos a entender que la fe se comparte con los demás. Y compartiendo la fe, se comparte y se ofrece a la postre la vida. En esta segunda etapa lo hacemos de la mano de Cáritas Madrid.

La dinámica es muy completa. Consta de tres partes:

  • “Conoce la realidad”, que nos muestra un rostro concreto de la pobreza en nuestra diócesis, a través de unas preguntas y de un video, al que accedemos por el código QR.
  • “Escucha la Palabra”, que nos ofrece un texto bíblico, a partir del cual se proponen también una serie de preguntas que lo relacionan con la realidad concreta mostrada. Y, por último:
  • “¿Qué puedo hacer yo?”, que nos ofrece, en muchos casos con referencia al mismo video o a otro distinto, unas preguntas sobre el compromiso de Cáritas y el de cada uno de nosotros, llamados a participar en la acción caritativa de la Iglesia.

En este caso, nos proponen la experiencia de la mujer en riesgo social, el texto del Evangelio en el que Jesús espanta a los que querían apedrear a una mujer, y tiene un diálogo de misericordia con ella.

PÁGINA 21: PARTICIPAMOS (1 minuto)

Con la sección “Participamos” queremos ayudar a los chicos a entender que la fe implica un compromiso de comunión de oración y de solidaridad con los cristianos que lo pasan mal en muchos lugares del mundo, ya sea por causa de la pobreza o por causa de la persecución religiosa.

Para la Iniciación cristiana de pre-adolescentes, contamos en esta sección con la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, que nos ofrece estas catequesis que van recorriendo los distintos escenarios del mundo donde la Iglesia necesita de la oración de la comunión de bienes del resto de la Iglesia.

La dinámica de la catequesis es muy sencilla:

  • Primero: Se nos presenta un recuadro sobre la situación general que abordamos: en el ciclo A situaciones de necesidad para la acción pastoral de la Iglesia, y en los ciclos B y C, situaciones de persecución religiosa. En este caso con el título: “Cristianos perseguidos hoy: ¿Y si fueras tú?”.
  • Segundo: Se nos presenta un país determinado con un testimonio personal o familiar concreto de persecución religiosa, y se nos explica como tipo de persecución religiosa se da en ese país. Para situarnos mejor se nos ofrece además de una foto del testimonio un mapa del país con los datos de población y pertenencia religiosa. Un video de referencia en el Código QR de la institución nos amplia la información.
  • Tercero: Se nos propone la actitud evangélica reflejada en el testimonio: de aceptación de la cruz, de perdón, etc….

En este caso, el testimonio es de una familia de Pakistán, que perdieron a su hijo en un atentado en la misa del domingo de su parroquia.

PÁGINA 22: CELEBRAMOS (1 minuto)

En la sección “Celebramos” vamos haciendo un recorrido por diversos elementos y gestos de la liturgia. Si en el ciclo A recorremos los tiempos litúrgicos, en este ciclo B recorremos los gestos y las posturas en la misa, mientras en el ciclo C lo haremos con los elementos litúrgicos de los demás sacramentos.

Se nos proponen dos momentos:

  • Primero: la explicación del elemento o del gesto litúrgico correspondiente.
  • Segundo: una pregunta con espacio en el mismo cuaderno para que responda cada chico.

Esta sección en esta etapa, en la que mayoritariamente los chicos y chicas que participan en la catequesis ya han hecho la primera comunión, esta pensada y orientada para fomentar en ellos el servicio al altar, como monaguillos o monaguillas.

En esta catequesis el tema que tratamos es muy amplio y general: “Nuestro cuerpo se expresa y con él también rezamos”, y les preguntamos si les gustaría ser monaguillos.

PÁGINAS 23 y 24: MI RESPUESTA y CONTRAPORTADA (1 minuto)

Como última actividad catequética del cuaderno, con la sección “Mi respuesta” ayudamos a los niños a recordar y retener los aspectos formativos de la unidad catequética, con un recorrido de preguntas por las secciones de la tercera parte del cuaderno.

La dinámica ideal para este momento final es que tengan un tiempo para responder por escrito en el mismo cuaderno, personalmente y con respuestas sencillas y cortas, a cada una de las preguntas.

Con respecto a la sección de “compartimos”, no les hacemos ninguna pregunta, sino que les proponemos que en casa puedan preguntar a sus pares, hermanos, abuelos…

En este caso, les proponemos a los niños que dialogen en casa sobre si conocen situaciones de mujeres víctimas de marginación, siendo en ellas mayor por el hecho de ser mujeres.

Al tratarse de la sección más “social” de la catequesis, nos da la oportunidad de que entablen un diálogo en casa desde la catequesis las familias más alejadas de la fe y de la vida de la iglesia, ya que se trata de temas muy abiertos. A través de los niños nos asomamos a un “terreno común”, el de la sensibilidad social, para acercarles su mirada creyente.

Para que tanto los catequistas como los niños puedan en todo momento contextualizar cada unidad catequética, en la contraportada les ofrecemos el elenco de todos los cuadernos catequéticos y celebrativos de cada uno de los tres ciclos litúrgicos de la etapa de la iniciación cristiana de pre-adolescentes. Y destacamos en color gualda el cuaderno que tienen en sus manos.