RESEÑA DE LAS DOS PRIMERAS SESIONES DEL CURSO:

RESEÑA DE LA SESIÓN DEL MARTES 13 DE NOVIEMBRE DE 2018 (Rodolfo Hernández Heredia):

  • Presentación general del Recurso
  • Presentación y auto-catequesis con el Cuaderno 1: “Hemos conocido el amor”=”Dios es amor”.

Presentación general del Recurso

La recepción se hizo en el pasillo del Arzobispado de Madrid por parte de Blanca María Jimenez Hernández (Secretaria de la Delegación Episcopal de Catequesis del Arzobispado de Madrid).

A las 18:10 pasamos a la pequeña sala de conferencias habida en el sótano, pues pocos, muy pocos éramos los concurrentes.

Mientras íbamos llegando, se nos iba presentando con gran amabilidad el P. Manuel María Bru Alonso (Delegado Episcopal de Catequesis del Arzobispado de Madrid) y se nos iba entregando una carpetilla azul con el contenido a tratar en el día.

La primera gran parte de este primer curso de los martes, versó sobre las copias dadas de “Aprende el Manual de Instrucciones”. La segunda parte fue sobre el primer cuaderno.

El material completo del curso estará a disposición de todo el mundo a partir del 20 de noviembre, estando en todas las librerías religiosas madrileñas. Se puede encontrar bien en el formato de cartera (el mejor para los catequistas) o bien en el de media cartera (para los chavales).

Está enfocado para chavales a partir de las post-Comunión, siendo la edad más adecuada a partir de los 12-13 años. Cada cuaderno llevará un mes de trabajo, dedicando la primera y segunda semana del mes a la primera y segunda parte y las dos últimas semanas a la tercera parte, por ejemplo.

El material va a estar compuesto por 28 cuadernos, 27 unidades más una de oración. Todos los títulos están tomados del Evangelio.

La estructura de estos primeras 27 unidades será en 3 grupos:

– 12 primeros cuadernos: Son de color rojo y atienden a una propuesta espiritual. Son los cuadernos vitales.

Estos 12 cuadernos no son los 12 puntos del Credo pero si están los mismo en ellos. Catequesis unida a una experiencia de la fe, 12 puntos de espiritualidad que recoge los 12 puntos del Credo.

– Cuadernos del 13 al 18 inclusive: Son de color verde y son los cuadernos vitales.

Espíritu de misión, “de dos en dos”.

– Los últimos 9 cuadernos: Son de color azul y son los cuadernos litúrgicos.

Año litúrgico, oramos en la misa para que no queden separados liturgia y catequesis.

Pío X decretó la catequesis antes de la comunión y que estas fuesen dominicales, unidas a las misas del domingo. Posteriormente, esto se hizo extensible a los jóvenes. ¿Quizás sea el origen también de la misa de los niños de la mañana que se da tan a menudo en las parroquias?, pregunta mía.

Tres tiempos litúrgicos: Adviento y Navidad, Cuaresma y Pascua. 3 cuadernos por cada tiempo = 9.

Si se dio primeramente el cuaderno 25 es por hacerlo coincidir con el Ciclo C en diciembre de Adviento y Navidad.

Cada cuaderno o unidad, excepto la última tendrán 3 videos cada una, haciendo un total en su conjunto de 81 videos. Estos videos recogerán dos puntos de la guía del catequista: uno, el de que ellos son la esperanza del mundo y de la iglesia, habiendo una apertura de la fe a los jóvenes; otro, el de descubrir la filosofía del proyecto, necesidades de la catequesis hoy para con los niños y adultos.

El esquema del catecumenado antiguo constaba de tres partes: la Precatequesis, la Catequesis Carismática y la Catequesis Formativa.

La catequesis el el modo que tiene la iglesia de hacer cristianos. Es un proceso de iniciación, un contesto en el que es fundamental la ayuda de los catequistas.

El aspecto novedoso estriba en cuanto se introducen estos tres momentos o partes del catecumenado no en el proceso de la primera y/o segunda infancia sino en cada cuaderno. Cada unidad, tienen las tres etapas, con una flexibilidad, pluralidad…Hay una capacidad de adaptación de los chavales; el proceso interior de hacer cristiano aparece en cada cuaderno, pues aunque cada uno tenga su propia característica tienen el alama de la catequesis y están preparados para el hombre de hoy.

En la Pre-catequesis no podemos dar por hecho que busquen la fe, pues muchos no saben lo que quieren o tiene. No ha de basarse solo en la experiencia vital solamente, pues además de la experiencia humana ha de haber un punto de enganche con las preguntas existenciales; razón de ello es “Pregúntatelo todo”, se ahonda desde su experiencia.

La segunda parte es preferible hacerla en la capilla más que en el aula, pues está ligada a las experiencias de los oratorios en los adolescentes. Los mismos iniciadores de los oratorios (cursos de un fin de semana como experiencia vital) sirven para entrar en el terreno de lo sagrado. La metodología para niños y jóvenes es diferente pero si sirve una experiencia en la Lectio Divina (ejemplo de las preguntas personales de la página 13, que han de ser respondidas a título individual por lo jóvenes). Lectio Divina como pequeña meditación con la Palabra para acercársela a su vida.

Las películas tratarán la cuestión fundamental del ser humano, el espíritu humano. Nos permitirán acercarnos a la realidad, aprovechándonos del lenguaje audiovisual.

“Mi diario”: No está incluido en la segunda parte por tener las cuatro preguntas centrales. Si hay una diferencia en las preguntas habidas en la primera y tercera parte, pues la de la página 8 es más una reflexión, una parte existencial, mientras que la de la página 23 se dirige más a Dios y está más dentro de un contexto de oración. Se puede incluir también un diario en el Aula Virtual.

El Periódico puede ser toda una experiencia para los chavales, pues pueden escribir un artículo sobre una página, poner diferentes títulos, buscar fotos, poner explicaciones…Se puede convertir en una unidad catequética en si misma.

  • Presentación y auto-catequesis con el Cuaderno 1: “Hemos conocido el amor”=”Dios es amor”.

Debido a la falta de tiempo, el P. Manuel pasó muy de soslayo sobre este primer cuaderno, aunque nos dejó con algunas ideas interesantes en su rápida incursión y que pudieron servirnos como complemento de lo que se pudo tratar en el “Encuentro Diocesano” del sábado anterior.

– Película: “El árbol de la vida”. Película mística, basada en el nacimiento y pérdida del hijo primogénito de un matrimonio joven y las preguntas que se hacen así mismo y a Dios sobre ello. Hay una súplica por el alma de uno, por el alma del hijo. Hay una fe en el que nos da todo y nos quita todo. ¡Escúchanos!

– “Cuéntanos”: Gemelos: depende de su actitud, de nuestra actitud, como ver la vida y enfrentarnos a ella.

– “Soñamos”: San Agustín interroga la belleza de la Tierra. ¿Quién la creó?

– “Admiramos”: Experiencia de la esclavitud a la libertad, encuentra al Dios que la libera. Dios es amor.

– “Compartimos”: Dios cambia el significado de todas las cosas.

RESEÑA DE LA SESIÓN DEL MARTES 20 DE NOVIEMBRE DE 2018 (Rodolfo Hernández Heredia):

  • Más aclaraciones sobre el proyecto catequético en su conjunto
  • Presentación y auto-catequesis con el Cuaderno 13: “Seréis bienaventurados”
  • Más aclaraciones sobre el proyecto catequético en su conjunto

Nuevamente, el inicio de esta segunda sesión del curso de los martes, se abrió con más aclaraciones sobre las novedades presentadas en la Catequesis de jóvenes y adultos en este año 2018. A posteriori, se trataría el cuadernos n.º 13: “Seréis bienaventurados”.

La clave del proyecto catequético que se nos presenta a través de los diversos cuadernos, es un recurso que habremos de irlo construyendo nosotros. Recurso inacabado, por lo digital y por poderlo ir enriqueciéndolo entre todos, usando los cuadernos, por ejemplo.

A través del correo electrónico e indicando para qué, se puede enriquecer, sustituir…Ejemplo: oración, cuento, canciones, vídeos, testimonios…Luego, se hará una criba, un discernimiento de todo ello, claro está.

Dentro de la Guía del Catequista-resulta fundamental leerla-y en el capítulo titulado “Haz tu el itinerario”, se ha simulado un itinerario para una parroquia o colegio. Nos podemos encontrar con tres itinerarios distintos, modelos diferentes.

No hace falta seguirlos a pié de la letra, sino que cada uno haga el suyo, dada la flexibilidad habida. Por eso es un cuaderno y no un libro; es un auxilio a los catequistas para amoldarlos a la realidad que se tiene en la Catequesis. Podemos conjugar los tres tipos de cuadernos: litúrgicos, vitales y vocacionales.

La gran diferencia entre los tres itinerarios existentes(3,4,5 años)estriba entre el de 3 años y los de 4 y 5 años. En el itinerario de 3 años no cabe trabajar a fondo los 27 cuadernos y menos el 28, así dejamos fuera los 6 cuadernos vocacionales que pueden ser aprovechados en momentos diferentes como campamentos de verano, convivencias…y nos centramos en los cuadernos litúrgicos y vitales.

Los cuadernos litúrgicos son los más fáciles, los que mandan en la guía. Son los primeros, y adecuados cada uno de ellos en su tiempo litúrgico.

Los cuadernos vitales sirven para aprender a vivir la catequesis, no hay que darlo todo al completo y si hay que tener las claves fundamentales. Su orden no es del 1 al 12, sino que sigue un orden teológico: 1-4, temas iniciáticos desde ejercicios espirituales ignacianos, principio y fundamento;

5-8,  temas cristológicos, evangelio de la predicación; 9-12, uníos con Dios, con temas como el domingo de resurrección, pentecostés…

Los cuadernos vitales tienen como orden siempre primero el cuaderno 13, porque hay que entender primero que es la vocación, y luego los demás indistintamente.

Necesitamos como catequistas dos cosas: los cuadernos y el capítulo 6 de la Guía del catequista, pues este último servirá para la preparación remota, no la metodológica. ¿Cómo me preparo yo catequista para dar catequesis? Implicación personal del catequista, camino de la verdad y la vida.

Si hiciésemos un esquema, tendríamos dos polos a tratar: uno, la experiencia nuestra y de la iglesia; otro, la búsqueda e inquietud de los chavales.

Toda unidad catequética vendrá acompañada por una presentación, una primera parte y una segunda  parte.

Presentación:

Se corresponde con un Salmo: pequeña iluminación espiritual del tema.

Primera parte:

– Sumario y Referencias: Sumario, en cuanto a la división de las tres partes; Referencias, por razones de editorial(no mezclar los cuadernos con notas a pié de página, pues hace más engorrosa la presentación para que transmita más belleza visual), y de catequética(viene la página, referencia par ir al texto original).

– Fonoteca y Filmoteca: prácticamente igual que lo dicho con “Sumario y Referencias”.

Segunda parte:

– Objetivos de la unidad catequética: ¿Qué buscamos con esta unidad en los chavales? Definirlos, libertad que nos da para utilizarlos de una manera u otra esos recursos.

– Ligación de la unidad catequética: entre unas páginas y otras. Ejemplo: entre el cuento y la película, ¿cuales son los puntos principales?

Cuaderno n.º 13: “Seréis bienaventurados”.

– “Pregúntatelo todo”:

¿Hay vida antes de la muerte? Pregunta que intenta descolocar al chaval. Clave para lo que viene después.

Los puntos suspensivos hilan los tres párrafos.

La película está en relación con la pregunta dada, como siempre. Es el caso de “El cielo es real”, película verídica sobre la experiencia de padres y comunidad evangélica ante lo vivido por su niño y que les hace replantear la vida. Son 5 minutos de trailer en los que se intenta emocionar y mostrar escenas clave de los que nos es fundamental en la unidad catequética en la que se encuadra: Bienaventuranza, como contraste de felicidad entre este mundo y el de la vida eterna.

– “Cuéntanos”:

Después del vídeo, el relato. Silencio para interiorizarlo.

Nuestra vida tiene sentido en cuanto Dios está con nosotros. Clave transversal: no demos por hecho de que tengas convencimiento en tu fe. La vida, la memoria inconsciente será la que salga para responder a las preguntas de la vida; conecta inquietudes.

Recuadro: establecer un diálogo, lo que le diga. Ayuda una pequeña reflexión.

– “Escúchanos”:

Nos encontramos con dos textos, capítulos de Job contrapuestos. El primero de angustia y soledad, el segundo de esperanza y luz.

Las preguntas ayudan a releer los textos, pues son complementarios.

La tercera pregunta es más personal, pudiéndonos ayudar en la intranet.

– “Soñamos”:

Esta vez es un poema difícil para los chavales, pues es la experiencia del adolescente(felicidad incompleta, pues algo que les deja feliz en un momento dado luego no les deja poso). Solo Dios permanece, algo más grande pasa en mi vida.

– “Mi diario”:

2 minutos para escribir algo en silencio cada uno de ellos.

– “Ven y escucha”:

Sirve de sumario que presenta las secciones. Ir “acompañándolos en la búsqueda de la verdad”para completar al catequista.

– “Miramos”:

Testimonio de un hermano discapacitado. Gran regalo de mi vida.

Todos somos vulnerables de un modo u otro. El Evangelio llama a la vida y la vida llama al Evangelio.

– “Admiramos”:

Porque están en las bienaventuranzas, perseguidos, van a ser beatificados. Entendieron que más importante que salvar su vida era no perder su fe en Dios.

– Parte central del cuadernos (“Escuchamos” y “Respondemos”):

Se ha de tratar en el oratorio, capilla, o si es en la misma sala habrá que disponer esta de una forma diferente (velas, cruz, alfombras…).

Momento de oración, silencio, oración con la Biblia, pequeña homilía…Más sentido y más valor por la experiencia personal de la fe.

Responder a las preguntas en silencio; eco de la Palabra por parte de cada uno de ellos. Darles tiempo. Muy importante la última pregunta, pues se ponen para decírselo a Él y no a nosotros. Empiezan escribiendo hablando con Dios; nunca lo habían hecho antes, no se ha implicado hasta ahora.

– “Meditamos”:

2 textos, uno más corto y otro más largo. Implicamos a los chavales para que lean.

Con la catequesis litúrgica se puede buscar coincidencias con las lecturas del domingo; escuela de lectores para la misa.

– “Abre los ojos”:

Con este apartado empieza la tercera parte del cuaderno. Es un esquema; 7 colores del arco-iris.

– “Aprendemos”:

4 puntos sencillos de lo que significa el Martirio. Son textos cortos, en los que cada uno puede leer alguno de ellos.

– “Imitamos”:

Es el santo de la unidad catequética que tratamos, pudiendo ser uno o dos. Es muy testimonial. Hay un cuadro con una pregunta muy implicativa.

Hay un pequeño guiño a la Iglesia de Madrid, pues así aparecerán santos madrileños, La Almudena…

– “Cuidamos”:

Hay que cuidarse, por ser ello un regalo de Dios. Una de las cosas peores que existe es el abandonarse. El recuadro es muy significativo.

– “Compartimos”:

Evangelio social, valor de lo que hagamos en la vida.

– “Participamos”:

Libertad religiosa.

– “Comunicamos”:

Desinformación religiosa.

– “Oramos”:

Nos faltaría el vídeo, pues le dan importancia al mismo.

– “Mi diario”:

Volvemos a escribir, nuevamente.