Foto: Iván de Vargas

En el Encuentro Diocesano de Catequistas, celebrado el pasado 10 de noviembre, el Cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, dijo de los nuevos recursos que en el encuentro se presentaron para catequesis de adolescentes y jóvenes (“Jesús, ¿dónde vives? Venid y Veréis”), que “lo que se nos presenta es una propuesta original, creativa, que responde a la realidad de los jóvenes”. Con respecto a su doble formato, impreso y digital, dijo que “Hay que entrar en el mundo digital si o si; redes que maneja la gente y no las que nosotros creemos que son mejores. Son necesarias para entendernos, entenderlos”. Y con respecto al amplio plan de formación para catequistas dijo: “Aprovechémonos de lo que tiene Madrid, cursos de preparación en la diócesis”. Exponemos a continuación:

 

  • Carta del Cardenal Osoro a los catequistas en la Guía del Catequista de los recursos de catequesis de adolescentes y jóvenes “Jesús, ¿dónde vives? Venid y Veréis”
  • Crónica del Encuentro de Rodolfo Hernandez Herrera, catequista
  • Video de la presentación de los nuevos recursos

 

CARTA DEL CARDENAL CARLOS OSORO EN LA GUÍA DEL CATEQUISTA:

Queridos sacerdotes, animadores de equipo de catequesis y catequistas:

Tenéis en vuestras manos la guía y los cuadernos de un nuevo recurso catequético para la tercera etapa de la iniciación cristiana con adolescentes y jóvenes, preparado por la Delegación Episcopal de Catequesis, bajo mi impulso y aprobación. En esta guía encontrareis tanto los criterios como las claves para la utilización de sus contenidos tanto impresos como digitales.

En la carta que les dirijo a los adolescentes y jóvenes destinatarios de este recurso, les digo que en el fondo de cada uno de estos cuadernos hay una persona que les está buscando, y que muy probablemente, sabiéndolo o no, ellos también le estés buscando a él. Y les invito a que hagan con vosotros la experiencia de esta etapa de la iniciación cristiana como un largo viaje en que os pido les ayudéis a hacerse las preguntas vitales fundamentales, a abrir su mente y su corazón, para que el anuncio del Evangelio (para muchos realmente “primer anuncio”) no resbale en la piel de sus mentes y de sus corazones, sino que llene el hueco reconocido por vosotros y reconocible por ellos de sus anhelos más hondos, y los colme abundantemente.

Este recurso esta pensado como ayuda para acompañarles en un proceso personal, enriquecido por el trabajo en grupo y arropado por la experiencia comunitaria de la parroquia o del colegio, y para despertar en ellos el deseo y el interés por Jesucristo. Les digo en esa carta también que tanto a mi como a vosotros nos mueve una necesidad  vital, que tan claramente expreso San Pablo VI: “Yo nunca me cansaría de hablar de él; él es la luz, la verdad, más aún, el camino, y la verdad, y la vida; él es el pan y la fuente de agua viva, que satisface nuestra hambre y nuestra sed; él es nuestro pastor, nuestro guía, nuestro ejemplo, nuestro consuelo, nuestro hermano. Él, como nosotros y más que nosotros, fue pequeño, pobre, humillado, sujeto al trabajo, oprimido, paciente. Por nosotros habló, obró milagros, instituyó el nuevo reino en el que los pobres son bienaventurados, en el que la paz es el principio de la convivencia, en el que los limpios de corazón y los que lloran son ensalzados y consolados, en el que los que tienen hambre de justicia son saciados, en el que los pecadores pueden alcanzar el perdón, en el que todos son hermanos”.

Que el nombre que se le ha dado a este recurso, tomado del texto evangélico “Maestro, ¿dónde vives? Venid y veréis” (Jn.1, 35-41), os inspire para este acompañamiento, para el que este recurso es sólo eso, un recurso, porque este diálogo a la postre se dirime entre Jesús y cada uno de ellos, siendo vosotros los mediadores para posibilitar y facilitar este encuentro.

Tu obispo,

+ Cardenal Carlos Osoro Sierra, arzobispo de Madrid.

Madrid, 14 de octubre de 2018.

CRÓNICA DEL ENCUENTRO:

El “Encuentro Diocesano y Misa de Envío de Catequistas”, celebrado el sábado 10 de noviembre de 2018, tuvo lugar en el Seminario de Madrid (Calle San Buenaventura, 9).

A las 9:30 horas, estábamos ya en el Seminario de Madrid para la “Entrega de Material”. Teníamos de margen media hora mientras comenzase el evento a las 10:00 horas, para recoger la bolsa diocesana que nos entregaban a los participantes y ubicarnos en el salón de actos donde se desarrollaría el mismo.

En la espera de más de 30 minutos mientras se completaba el aforo y comenzaba el acto, pude darme cuenta de que la edad de las personas que íbamos a integrarlo iba a ser alto, más de lo que había pensado o me hubiese gustado; continuos grupitos de catequistas de 60 años- calculaba yo esa media de edad- , se iban situando primeramente juntos en filas de butacas y luego ya de forma dispersa en las localidades que iban quedando. También, se hacían comprobaciones de imagen y sonido para las diferentes cámaras, pantallas, micrófonos y altavoces que se utilizarían para un buen desarrollo posterior; la imagen de las altas montañas nevadas proyectada en la gran pantalla parecía que nos mostrase quietud, silencio, inmensidad de la naturaleza, y sirviese como barrera infranqueable ante un remoto acto de abandono por desesperación ante el retrasado comienzo por parte de los asistentes.

Más de 500 personas abarrotaron el recinto, viéndose desbordada la organización mostrado tanto por la falta de material entregado como por las personas que permanecían de pié, que abandonaron su estancia o no llegaran a entrar.

Siendo las 10:20 horas, hacía entrada el Cardenal Carlos Osoro, saludando a las personas de las butacas pegadas al pasillo de su recorrido, precedido y cerrado hasta la mesa de ponentes eclesiásticos por una escolta de periodistas, cámaras y acompañantes que vigilaban la buena grabación del paseo triunfal e incondicional disposición de los catequistas saludados.

Fue muy emocionante la oración y rezo inicial- todos permanecíamos de pié- por la unidad de todas las voces en una en esos momentos. ¡Preciosa bienvenida!

“Plan de formación de catequistas. Curso Pastoral 2018-2019”:

Está mostrado en el tríptico del Plan de formación de catequistas que presenta la Archidicócesis de Madrid este curso, complementado también con nuevas aportaciones todos los viernes con un boletín a través del correo electrónico.

– “Curso Anual de Catequética”:

Va a tener como tema central Nuestra Señora, por ser este un Año Mariano (2018-2019).

De las 18 ponencias, 10 estarán impartidas por mujeres para resaltar la figura de la mujer en su aportación a en la vida diaria y formación de los fieles.

Estas sesiones serán válidas también para agentes de pastoral.

– “Curso para Catequistas de Adolescentes y Jóvenes”:

Su intención es que los catequistas puedan imbuirse en nuevos recursos, dándose un cuadernos por cada sesión.

– “Curso de Formación Básica”:

La importancia está en poder realizar grupos.

– “Cursos de Comunicación y Dinámicas de Grupo”:

Se amplía el grupo, al estar dirigido a parroquias principalmente.

– “Escuela de Agentes de Pastoral del Instituto Superior de Pastoral”:

Está en otro nivel, al ser más académico y tener titulación.

Problema de coincidencia de horario en el día de los jueves.

– “Formación Académica Superior”:

Es el máximo de formación, en diferentes ámbitos académicos.

– “Ejercicios y Retiros Espirituales para catequistas en cuaresma”:

Nos encontraremos con 2 ejercicio y retiros espirituales, uno más que en el curso anterior, dado el éxito de participación que hubo.

– Vídeos más página web:

Es importante su consulta para una mayor información.

Libros:

“Con María, discípulos misioneros de Jesucristo”:

Es una Carta pastoral del arzobispo de Madrid, destacando en ella la figura de María.

Leer y rezar con la carta, experiencia de estar al unísono con la vida diocesana.

– “Aprende a manejar la Biblia”:

Esta es una primera entrega, habrá una segunda entrega de la misma.

Nace a partir de talleres en diferentes parroquias madrileñas- centrándose algo más en la del barrio de Aluche- con la intención de hacer un curso bíblico (formación especializada accesible a todos), y combatir a los Evangélicos (tienen un mayor acceso a la Palabra que nosotros).

Es una herramienta básica o inicial, punto de partida ante la posibilidad de la interpretación de la Escritura.

Manejar la Biblia es una posibilidad de tener un ámbito de encuentro con Dios.

Es un librito muy útil y de bolsillo.

– “Dios habla a sus hijos. Textos bíblicos”:

Es un libro que se da sobre todo en el Tercer Mundo.

Es para críos, para niños.

– “Diez cosas que el Papa Francisco propone a los catequistas”:

Basado en varias fechas claves a la hora de hablar a diferentes personas y con diferentes temáticas Jorge Mario Bergoglio, estrategia de su pastoral y luego trasladado a su pontificado como Papa Francisco.

Este libro forma parte de los 14 libros de la colección, manera divulgativa de hacer magisterio de forma sencilla. Diez cosas, diez puntos,  diez subrayados.

Sirve también como instrumento de formación de catequistas, como un plan anual de formación. Ejemplo: compartir un capítulo durante 30 minutos aproximádamente.

Siempre se ha de recordar que se catequiza con palabras y obras.

 Folletos: 

Se hizo entrega de dos folletos interesantes en la bolsa diocesana, sobre cursos presenciales  titulados: “Nuevos Medios para la Pastoral”(100 horas) y “Diseño de Páginas WEB, Aplicadas a la Evangelización” (75 horas). Impartidos ambos por la “Fundación Crónica Blanca”, y con coste de 950 euros y 850 euros.

Nuevos recursos para catequistas de adolescentes y jóvenes:

La presentación de estos nuevos recursos, era uno de los platos fuertes de la presentación de este Seminario y una de las razones principales de nuestro encuentro. Si hubiese que estructurarla, la haríamos a través de tres apartados: vídeo de presentación, cuadernos y recursos digitales.

– “Vídeo de presentación de recursos de catequistas”:

Su filmación y pequeño posterior análisis me dejaron frases sueltas como: “Colmar corazones. Problema de aceptación. Aprender de un Amigo con amigos. Buscar a Dios. Acompañar ante la inseguridad. Diferentes criterios para un catequista. Palabra de Dios; Biblia, nexo común de todo. Sociedad contra individualismo; Doctrina Social de la Iglesia. Poesía y cine. Lectio Divina. Catequesis virtual, favorece el acompañamiento del catequista en el catecúmeno. Recursos nuevos para estar presente, integrándolos en la nueva cultura de la comunicación moderna. Misión de salir fuera, pues llevamos a Dios dentro.”

– “Cuadernos”:

La guía del catequista está compuesta por 28 cuadernos catequéticos. Ejemplo de ello es el número 25 que se nos ofrece: “Jesús, ¿dónde vives?…

Todos los cuadernos guardan un mismo esquema. Así, podremos observar:

. Portada:

Encontramos una foto, donde se prioriza en la misma a los chavales, que aparezcan los jóvenes;

representa el título.

. Tres partes diferenciadas:

En la primera parte de nuestros cuadernos encontraremos:

– “Pregúntatelo todo”: Primera pregunta en cada cuaderno. Primer vídeo relacionado.

– “Cuéntanos.”: Relatos ficticios y reales que ayudan a la respuesta existencial que luego la Palabra de Dios dará respuesta.

– “Escúchanos”: Texto bíblico como respuesta; la Sagrada Escritura encuentra respuesta.

– “Soñamos” y “Mi diario”: Para realizarlos en el aula de catequesis junto con las anteriores.

La segunda parte del cuaderno, el centro del mismo, es la Lectio Divina más el criterio de presentar la parte principal por estar iluminado de la Palabra.

– “Ven y escucha.”: Se aconseja realizarlo en la capilla.

– “Miramos” y “Admiramos”: Son dos testimonios que preparan la Palabra, con recuadro con preguntas. La primera, es más eclesial; la segunda, son personajes contemporáneos de la Iglesia que dan testimonio (el Evangelio tiene vida, realización de la Palabra).

– “Escuchamos” y “Respondemos”: Son las dos páginas centrales del cuaderno. Texto del Evangelio con cuatro explicaciones, cuatro palabras para comunicarlas desde el punto de vista bíblico, cuatro palabras clave.

Se recomienda no leer el texto del Evangelio del cuaderno, y si de la Biblia y en pié.

Las cuatro preguntas, que se repetirán en todos los cuadernos, tienen un trabajo de Lectio Divina detrás, estudiadas y que inquietan. Puede ser un momento de silencio y oración, con música de fondo, escritos…

– “Meditamos”: Terminamos esta segunda parte en la sala con dos textos, uno más pequeño que otro, y un segundo vídeo (recurso para la oración y como explicación de la misma).

La tercera parte del cuaderno, es la parte más formativa.

– “Abre los ojos”: Introducción en colores-los siete colores del arco-iris-de lo que vamos a ir viendo.

– “Aprendemos”: Aprender la fe, el Credo. Catecismo Testigos del Señor.

– “Imitamos”: Relación a uno o dos santos. Aparece el tercer vídeo, en el cual aparece el santo en sí y como imitarlo.

– “Cuidamos”: La naturaleza, nosotros, a los demás; incidencia en uno de ellos.

– “Compartimos”: Es una propuesta del Plan Diocesano, desde niño se introduce la doctrina social de la Iglesia como una presentación de los social más que de los valores.

– “Participamos”: Compromiso social. Algunos textos están sacados del “YouCat”.

– “Comunicamos”: Es interpersonal, pudiendo ser más teológico o más de redes sociales.

– “Oramos”: Terminamos con una oración, siendo más una explicación a diferencia de la segunda parte.

– “Mi diario”: Última página al igual que lo fue en la primera parte, pero aquí más directa, reflexión con Dios.

. Contraportada:

Indice de todos los cuadernos, y código de acceso QR.

– “Recursos digitales”:

Están preparados aunque no todos sepan por igual.

No es imprescindible para el desarrollo del proyecto-el texto si que lo es-, pero aporta ventajas importancia para los chicos.

Proporcionará un ecosistema de convivencia y trabajo común, creando un equipo en contacto constante e internamente.

Se puede acceder a la plataforma desde navegador con dirección web. Códigos QR (con móvil o con dirección web que hay debajo).

Nos puede servir para confirmar el grupo de catequesis, distribuir a los chicos,tener contacto con ellos a través de un diario, instrumento de comentario y ayuda en cualquier lugar de la página, diferentes subrayadores y desplazamientos, recursos propios del catequista, gestión de grupos, días de formación a lo largo del año…

Palabras de D. Carlos Osoro a los catequistas:

Lo que se nos presenta es una propuesta original, creativa, que responde a la realidad de los jóvenes.

Hay que entrar en el mundo digital si o si; redes que maneja la gente y no las que nosotros creemos que son mejores. Son necesarias para entendernos, entenderlos. Aprovechémonos de lo que tiene Madrid, cursos de preparación en la diócesis.

El catequista recibe una llamada a transmitir la fe, es lo más importante que tenemos que hacer los catequistas. No es un trabajo, es una vocación. Hay que prepararse para hacerlo lo mejor posible, suponiendo ello una espiritualidad en cuanto que es un encuentro con Jesucristo. Somos testigos, testigo real de nuestra vida, con nuestras obras, obras más que palabras al suponer ello fidelidad y compromiso.

Los catequistas no adoctrinamos, somos mostradores de la vida de Cristo,¡pero haciéndolo en cercanía! Nos interesamos por los chavales, somos alguien de confianza, llorando y riendo con ellos. ¡Distancia no, cercanía si!, porque hay que escuchar. La gente necesita ser escuchada, y más en la soledad de la gran ciudad. Se anuncia a una persona que vive, no unas ideas aunque las tenga como es natural.

Hemos de dar importancia a la actitud; “A veces la muerte viene con una mirada”. Hay que ser creativos, compartir, trabajar juntos, no repetición. Se debe sobrepasar a la parroquia, ir a una unidad más grande.

El secreto más importante de la Virgen es coger la Palabra de Dios. Hay que volver a ello y llevar la Palabra. “Hágase en mí según tu Palabra”. Podemos llevar la Palabra de Dios con nosotros, llevando el Evangelio en nuestro bolsillo y leerlo a diario.

La primera catequista fue María; el Papa Francisco es un gran catequista.

Preguntas y respuestas:

Fue una lástima que solamente pudiera haber cabida para dos preguntas de entre el público asistente, al haberse disparado el tiempo que se tenía como máximo previsto.

La primera pregunta versó sobre el método que se debería de dar con los cuadernos y el trabajo a llevar a cabo por los catequistas con los mismos.

La respuesta fue más que interesante, pues introdujo aspectos nuevos no antes tocados como:

– El método de los cuadernos es un método flexible, al poder trabajar con ellos en catequesis en tres, cuatro o cinco años. Ello supone diferentes posibles itinerarios. Es aconsejable un período de tiempo de un mes de dedicación a cada cuaderno; 28 cuadernos, 28 meses, 2 años y 4 meses.

– El coste es mayor por ser un conjunto-aún así es más barato que la suma de los tres libros que se venían estudiando hasta ahora, pudiendo darse dos posibilidades: una, que los chavales adquieran todo el estuche al principio; otra, que la parroquia compre los materiales y luego pida parte del dinero por años a los chavales, cuadernos por años.

– El método para niños será para el año que viene, pues nos hemos centrado inicialmente en jóvenes y adultos.

La segunda pregunta fue más una queja de la mala instrucción que tenían los niños en la escuela, incluso siendo esta religiosa, y en la dificultad que se encontraban los catequistas a la hora de enseñar a los niños con esa falta de conocimientos básicos que se presupone que han de tener.

La respuesta fue también interesante, pues se hizo hincapié en la labor de reto y misión que se encontraba el catequista ante esa situación, y en una defensa de la importancia que tiene la escuela católica al dar conocimiento, entregar sabiduría y mostrar valores universales a todos, unidos a la oración.

Premio a D. Vicente Vindel:

Se entrega placa a este sacerdote, dedicado desde siempre a su labor de catequista, por parte del Cardenal Carlos Osoro y entre los aplausos de los concurrentes. Vicente Vindel Pérez, en emotiva respuesta al agradecimiento mostrado hacia su persona, lo hace extensible a todos.

¡Muchas gracias, D. Vicente!

Últimas palabras del Cardenal Carlos Osoro:

Nos recuerda el “Encuentro Europeo de Jóvenes de Taizé”, que tendrá lugar en Madrid entre los días 28 de diciembre y 1 de enero, en Navidad. Es un momento de acogida de jóvenes, acogida, imagen, testimonio evangélico, al cual le tiene mucho cariño al haberse despertado en él de forma definitiva su vocación. Los jóvenes solo necesitarán un pequeño techo para esos días, y se lo podemos brindar.

Todos los primeros viernes de mes, hay oración en la Catedral de la Almudena de Madrid. Podemos también ayudar con la acogida de personas que vienen de fuera de la capital madrileña a dicha celebración, dejándoles pasar la noche en nuestras casas para que puedan regresar tranquilamente a las suyas a primera hora de la mañana del sábado. Todos sabemos de las dificultades del transporte público tenido por los diferentes municipios en el Comunidad de Madrid.

Misa de Envío de Catequistas:

Terminado el “Encuentro Diocesano”, serían las 13:15 horas aproximadamente, daba lugar la “Misa de Envío de Catequistas” en la iglesia del Seminario de Madrid.

La gran cantidad de asistentes abarrotaron rápidamente la iglesia, no pudiendo entrar en la misma muchos de los presentes, y perdiéndonos tristemente el bonito colofón al encuentro tenido en el día.

Se preguntó por si había algún otro acceso a la iglesia, aparte de la entrada principal, por si se pudiese subir por ejemplo a la parte superior. Al decirnos que no, que solo había esa entrada y misma salida, no nos quedó más remedio que despedirnos con pena de la misa.

VIDEO DE PRESENTACIÓN DE LOS NUEVOS RECURSOS: