TUTORIAL DEL CUADERNO 15 PARA LA FORMACIÓN DE LOS CATEQUISTAS: “Lo miró con amor”

DE LOS NUEVOS RECURSOS CATEQUÉTICOS DE LA TERCERA ETAPA (CATEQUESIS PARA ADOLESCENTES Y JÓVENES) PUBLICADOS POR PPC:

“JESUS: ¿DÓNDE VIVES? VENID Y VERÉIS”

DEL PROYECTO DE RENOVACIÓN CATEQÚETICA DE LA DELEGACIÓN DE CATEQUESIS DEL ARZOBISPADO DE MADRID

  • Video tutorial de 15 minutos (en construcción)
  • Video completo presentación del cuaderno en el curso para catequistas y adolescentes
  • Esquema de la presentación en el curso para catequistas y adolescentes
  • Recurso complementario: El himno a la caridad cantado por José Luis Pelares
  • Reseña de la presentación del cuaderno realizada por Rodolfo Hernández:

 

  • Video tutorial (en construcción):

 

  • Video completo presentación del cuaderno en el curso para catequistas y adolescentes:

  • Esquema de la presentación en el curso para catequistas y adolescentes:

PRESENTACIÓN CUADERNO 15: LO MIRÓ CON AMOR (LLAMADOS A VIDA CONSAGRADA)

ENCUENTRO SACERDOTES VICARÍA V

PORTADA:

  • Foto: ¿Cómo se verían ellos como jóvenes religiosos? Seguramente así: alegres y felices
  • Título: “Los miró con amor”: El tema es la vocación a la vida consagrada, y el centro el evangelio de la llamada al joven rico: mirada personal, llamada personal, llamada de amor.

PRIMERA PARTE PRE-CATEQUÉTICA: Jesús, ¿dónde vives?…

Pregúntatelo todo:

  • Pregunta provocativa: ¿Dar o darse?: Pregunta derivada de la pregunta sobre el sentido de la vida, que no se configura a base de situaciones, decisiones o acciones puntuales, sino permanentes. No es verdad que “somos lo que hacemos”, en todo caso, “somos lo que hacemos siempre, que crea en nosotros habitos, que conforma nuestra manera de ser. Por eso la pregunta: ¿dar (algo de mi tiempo, de mis cosas…), o darse (por completo a un ideal, a una causa, a una llamda)
  • Película “De dioses y hombres”: Película de rabiosa actualidad. Sus protagonistas acaban de ser beatificados. Documentación adjunta.

Cuéntanos: “El grano de oro”:

  • Magnífico cuento del escritor indio Rabindranath Tagore, premio novel de literatura.
  • El relato les pone en la encrucijada de una actitud vital: vivo para recibir o vivo para dar? Con una moraleja: quien vive para dar (mejor, darse) recibe más de lo que espera, se enriquece. Pero quien vive para recibir y no da (no se da) se empobrece.
  • La alusión en el recuadro a encontrarse en la vida con un “Rey de reyes” prepara para el Evangelio.

Escuchamos: “Habla que tu siervo escucha” Del libro de Daniel.

  • La diferencia entre dar o darse no sólo está en la intensidad y la continuidad, sino en su punto de partida: podemos dar (ser generosos, ser buenos) desde nosotros mismos, pero no podemos darnos (entregarnos, hasta el extremo de la donación) sino es por una llamada y por una gracia.
  • En el recuadro les pedimos que hagan memoria: muchos de ellos en algún momento a un tenido una “ráfaga vocacional”.
  • Por eso les sugerimos una personalización – actualización del relato de Samuel, al pedirles que cambien el nombre de Samuel por el suyo, y lean de nuevo con este cambio el texto.

Soñamos: “Siénteme hermano”

  • Es un poema muy interesante: tiene como trasfondo el famoso el “if” de Kipling (de hecho la primera opción, antes de encontrarlo, era haber puesto en este o en otro cuaderno el del también premio nobel de literatura Rudyard Kipling sobre la honestidad personal. Pero el poema de Cáritas lo “bautiza”: le da una dimensión comunitaria sobre la individual, introduce la referencia al Evangelio, y sobre todo cambia el horizonte meramente ético por uno vocacional: de la auto-referencialidad a la llamada.
  • Importante el recuadro: que elijan una frase: todas tienen tela….
  • Imagen: el selfie personal acompaña la invitación del poema al escrutinio de la conciencia.

Mi diario: Foto: mira alto, y mira largo: mira al horizonte. Sólo esa mirada escudriña la llamada.

SEGUNDA PARTE CATEQUÉTICA (kerigmática): Jesús, ¿dónde vives? Venid…

Ven y escucha: Dos referencias importantes (y no sólo de presentación):

  • En el primer bocadillo se da la información del cuadro (autor y lugar) de “Miramos”.
  • En el tercer bocadillo mini-explicación del texto del Evangelio.

Miramos:

  • Aquí evidentemente (como en casi todos los “Miramos”) el texto “cuenta” la imagen. Hablamos de un cuadro.
  • La explicación artístico-teológica (un campo siempre interesante para la catequesis) del cuadro es doble:
  • por un lado tres dimensiones (luz, espacio, tiempo).
  • Por otro lado dos detalles (manos de Jesús y miradas).
  • Las cinco explican el Evangelio.
  • ¿Dimensión testimonial? La de los artistas religiosos como Caravaggio.
  • La pregunta del recuadro: si entras en el cuadro entras en la escena del Evangelio, y si entras en la escena del Evangelio formas parte de ella. Personaliza.

Admiramos: Hermano Roger de Taizé.

  • Entre los “fundadores”, pocos más universales, actuales y referenciales para todos los carismas que Roger de Taizé.
  • ¿Una comunidad monástica que es como un imán que atrae a miles de jóvenes de todo el mundo?
  • Ofrecemos además una “dimensión ecuménica” a la vocación.
  • Recuadro: jugamos con el concepto de “regatear” para entender la llamada.

Escuchamos:

  • En general:
  • En oratorio o capilla mejor, o si es en la misma sala habrá que disponer esta de una forma diferente (velas, cruz, alfombras…).
  • Momento de oración, silencio, oración con la Biblia, pequeña explicación del catequista con dos claves: comprensiva (con las cuatro palabras), y testimonial.
  • En particular: importancia máxima de las cuatro palabras:
  • La vocación es proceso: Camino.
  • La vocación es personal e íntima: mirada.
  • La vocación comporta renuncias: Triste.
  • La vocación es gracia: Dios lo puede todo.

Respondemos: El Espíritu Santo puede hacer de las suyas cuando hay un lápiz y un papel al lado de un texto como éste. Sobre todo si entre medias hay un chico o una chica de corazón limpio.

Meditamos:

  • El texto oracional “¡En marcha!” aterriza en el horizonte comprensivo y vital de los chavales tres aspectos de la llamada, de una llamada exigente como la de la vida consagrada: la firmeza de la llamada: insistente y contumaz, la fuerza de la llamada: el amor (“¿Me amas?”), y la gracia que la sostiene: “el primero, que va delante, es mi Hijo”.
  • El recuadro plantea de nuevo la diferencia ente adhesión y seguimiento, en el que consiste la respuesta a una llamada.

TERCERA PARTE CATEQUÉTICA (formativa): Jesús, ¿dónde vives? Venid y veréis.

Abre los ojos: Indicativos. Imagen: la mirada de la Santa quiere atravesar el muro.

Aprendemos:

  • Catequesis de la vocación basada en textos del Evangelio.
  • Propuesta para plantear la importancia del paso de la vocación universal a la particular.
  • Imagen directa: religiosas, en marca, acompañando a los jóvenes: a ellos y a todo el Pueblo de Dios.

Imitamos:

  • Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. A lo largo de los 27 cuadernos no hemos olvidado a los grandes santos españoles del Siglo de Oro: junto a estos, a San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, San Juan de Ávila y San Juan de Dios.
  • Importante la fusión en sus biografías de dos rasgos sólo aparentemente contradictorios: contemplativos e intrépidos, místicos y aventureros.
  • En recuadro buscar el enganche con ellos en lo más profundo y oculto: la búsqueda insaciable de Dios.

Cuidamos:

  • Explicación de la caridad desde el himno paulino, de la mano de Testigos del Señor.
  • Recuadro: Buscar la frase que más le cueste entender y que más le cueste vivir predispone a una lectura vital y no sólo comprensiva. Y compartir la respuesta puede descubrir muchas sorpresas, también desde el punto de vista vocacional.

Compartimos:

  • Si hay un concepto que de primeras distingue a la DSI de una ética social laica es el concepto de Reino de Dios, en cuanto “reinado social”, pues inscribe los parámetros de la DSI no ya sólo en su fundamentación teológica sino en su teleología profética: la colaboración humana e histórica en la construcción del Reino.
  • Se plantean aquí cuestiones tan importantes como la coherencia entre vida de fe y compromiso social o la llamada del Papa Francisco a hacerse presente en las periferias geográficas y existenciales. Se les propone en el recuadro un “vistazo” a las periferias de su entorno.
  • Hay una estrecha relación entre este el concepto de Reinado social y vida religiosa: el testimonio escatólogico.
  • Imagen: el interior de una capilla en un poblado africano, tan diferente, es imagen de la Iglesia periférica.

Participamos:

  • Siempre como instrumento de ideal de compromiso en el evangelio social, en la DSI.
  • En este caso sobre el compromiso con los migrantes. Tema controvertido dentro de la misma comunidad eclesial en relación a la valoración de las opciones políticas. Aquí vamos a lo esencial e indiscutible de la DSI: el deber moral humanitario de acogida y de asilo.
  • Hay una estrecha relación entre este ámbito del compromiso social y la vida religiosa, que ofrece a este compromiso infraestructura institucional y sobre todo programas y personas perseverantes.
  • El recuadro apunta a la dimensión vocacional de este compromiso y vuelve su mirada al dilema inicial del Cuaderno: dar o darse. El texto de Unamuno es genial: hacerse universo dentro de uno mismo.

Comunicamos:

  • En esta sección no sólo abordamos cuestiones relacionadas con la comunicación social, sino con la comunicación en su conjunto, también personal y grupal. En este caso tomamos del DOCAT tres claves de la comunicación personal en cristiano: el compromiso social inmediato ante la soledad, el amor y la escucha personales.
  • En el recuadro planteamos la imposibilidad de medir, con contabilizar o de valorar la entrega personal de los religiosos y religiosas en su relación personal con todas las personas a las que se entregan.
  • Imagen: la comunicación empática entre tres jóvenes: la que necesita apoyo, la que alienta, la que escucha.

Oramos:

  • Orar por las vocaciones: unimos la explicación precisa del concepto de vocación con la oración por las vocaciones, siempre de la mano del Catecismo Testigos del Señor.

Mi diario: Foto: como en “Mi diario” de la primera parte, también mira alto, y mira largo: mira al horizonte. Sólo esa mirada escudriña la llamada.

Contraportada: “Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor” (Salmo 40). Sólo responde a la vocación a la que ha sido llamado por Dios quien confía plenamente en Él.

  • Recurso complementario: El himno a la caridad cantado por José Luis Pelares:

  • Reseña de la presentación del cuaderno realizada por Rodolfo Hernández:

Este cuaderno 15 es el tercero de los vocacionales; aunque no quiere decir que todos sean sobre la vocación a la vida religiosa, si aterrizan en la propuesta a esta llamada.

Los jóvenes han de recibir una catequesis sobre la vocación cristiana; mostrar de nuevo que la vida cristiana es una llamada y luego dar claves para que puedan encontrar el atractivo de la vida religiosa.

Algunas cosas complementarias a lo expuesto por el P. Manuel en las páginas sobre este cuaderno 15, podrían ser:

 

– Portada:

El título “Lo miró con amor” esta sacado del texto del mal llamado joven rico, pues da la impresión de ser un joven entusiasta que quiere seguir a Jesús aunque luego no de el paso.

La fotografía de la potada es de dos jóvenes religiosos que muestran su alegría, al ser la visión de que la vida religiosa es alegre porque llena la vida. Los instrumentos musicales son una conexión cultural.

 

– “Pregúntatelo todo”:

La película que se nos presenta “De dioses y hombres”( 2010) , es una historia real sobre la deliberación y martirio de los monjes cistercienses de la Trapa de Tibhirine (Argelia) en 1996.

Hasta el más mínimo detalle, lo más fidedigna posible es esta película francesa ,que fue galardonada con varios premios (Festival de Cannes, National Board of Review, Premios César…) y presentada por Francia al los premios Oscar de Hollywood, pues está basada en el diario religioso del único superviviente y habiendo actas de todo ello.

Película para verla entera, de máxima actualidad, estando el proceso de beatificación reciente.

Es destacable el diálogo entre los monjes y la familia musulmana por ser único, poético, religioso.

¿Cómo se ve así mismo el religioso?¿Cómo le ve la comunidad religiosa?

“Somos como pájaros sobre una rama”: con humildad y disponibilidad, discerniendo si se quedan o se van; cualquier respuesta era legítima.

“Nosotros somos los pájaros, vosotros la rama, si se van no sabremos donde posarnos”: la mujer y la comunidad musulmana reconoce en el monasterio el sustento, el sostenimiento.

 

¿Dar o darse? Los religiosos son los que se dan por completo. Hay una llamada de exigencia de donación. En el cristiano y en el religioso el dan y darse van de la mano.

En los consagrados hay una relación muy directa de su martirio con la entrega.

 

– “Cuéntanos”:

Es un cuento clásico que es muy conocido por todos, con un valor literario especial y precioso.

Hay una clave, la desproporción de Dios; hay una alusión, Jesús llama a todas las vocaciones de la Iglesia.

 

– “Escuchamos”:

Es más que reseñable la reiteración en la llamada.

“Ráfaga vocacional”: ¿A quién no se le ha pasado por la cabeza alguna vez el ser llamado? Hay que reconocerlo, hacer memoria de ello, puede haber una continuidad.

 

– “Soñamos”:

Poema anónimo contemporáneo. Texto meditativo de Cáritas con sensibilidad social.

Escrutinio: diálogo de uno mismo con la propia conciencia.

– “Mi diario”:

La foto es de una mirada de quién se siente llamado o alguien le está llamando.

 

– “Ven y escucha”:

Las referencias son importantes para el catequista.

 

– “Miramos”:

Ver el cuadro en mayor amplitud, pudiéndose hace un “Cuadroforum”(explicación del cuadro como arte cristiano de la catequesis, pasando del arte religioso a la enseñanza religiosa).

Caravaggio es magnífico para explicar la vocación; la escena del Evangelio sirve para explicar la vocación, meterse en la escena, forma de entrar en la contemplación.

Hans Urs von Balthasar es un teólogo suizo católico del siglo XX, gran admirador de la belleza.

 

– “Admiramos”:

Taizé es otro lugar contemplativo, con una espiritualidad para compartir.

“Regatear”: porque el joven rico regateó; forma de adentrarse al texto bíblico.

 

– “Escuchamos”:

Las cuatro palabras que se presentan son complicadas y sencillas a la vez, y explican un proceso de la vocación.

Dos expresiones son también muy reseñables: “Ven y sígueme”, la disposición definitiva de la voluntad; “Frunció el ceño”, expresión no verbal de la respuesta del joven rico.

 

– “Respondemos”:

Podríamos acompañar con una música suave, sin letra, que no distraiga, con un volumen bajo.

 

-”Meditamos”:

Diferencia entre la adhesión a una causa y el seguimiento a una persona.

La catequesis la hace el Espíritu Santo, nosotros somo meros instrumentos.

 

– “Abre los ojos”:

La estatua de Santa Teresa en Ávila nos expresa que la vocación religiosas rompe muros.

 

-”Aprendemos”:

Texto sencillo, rico en contenido, que con las diferentes citas del Evangelio explica la vocación.

Imagen de la JMJ, “en marcha”, actitud dinámica acompañando a los jóvenes.

 

– “Imitamos”:

Nuevamente descansamos en el siglo de oro español para presentar a estos dos santos contemplativos e intrépidos (Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz).

 

– “Cuidamos”:

Forma parte del dar o darse el cuidar a los demás.

“Sin límites”, es la palabra más repetida en la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 13, 4-13.

 

-”Compartimos”:

Nuestra colaboración está en nuestros actos, orientados al reino de justicia, amor y paz.

Las comunidades religiosas son micro-organizaciones de una sociedad promovida por el Evangelio que adelantan el Reino de Dios.

 

 

-”Participamos”:

Sensibilizar en lo firme y claro que tiene la Doctrina Social de la Iglesia: Acogida y Auxilio de las personas.

 

– “Comunicamos”:

Ofrecer orientación desde el Evangelio.

¿Se puede medir el fruto de la vida religiosa? Si las obras, pero No el valor de su entrega; valor de la comunicación personal y comunitaria.

 

– “Oramos”:

Oración al sacerdocio y a la vida consagrada.

 

– “Mi diario”:

Últimas reflexiones.

 

– Contraportada:

Medida de la respuesta; quién confía en Dios es capaz de responder.