TUTORIAL DEL CUADERNO 11 PARA LA FORMACIÓN DE LOS CATEQUISTAS: Se llenaron todos del Espíritu Santo

DE LOS NUEVOS RECURSOS CATEQUÉTICOS DE LA TERCERA ETAPA (CATEQUESIS PARA ADOLESCENTES Y JÓVENES) PUBLICADOS POR PPC:

“JESUS: ¿DÓNDE VIVES? VENID Y VERÉIS”

DEL PROYECTO DE RENOVACIÓN CATEQÚETICA DE LA DELEGACIÓN DE CATEQUESIS DEL ARZOBISPADO DE MADRID

  • Video tutorial (en producción)
  • Video completo presentación del cuaderno en el curso para catequistas por parte del Delegado Episcopal de Catequesis, Manuel María Bru
  • Esquema de la presentación en el curso para catequistas 

VIDEO TUTORIAL (EN PRODUCCIÓN)

VIDEO COMPLETO PRESENTACIÓN DEL CUADERNO EN EL CURSO CATEQUISTAS:

 

PRESENTACIÓN TUTORIAL DE LA UNIDAD CATEQUÉTICA 11 (catequesis vitales): Se llenaron todos del Espíritu Santo

Objetivo de la unidad: presentar el anhelo por una alegría verdadera y perdurable, y como sólo el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, es capaz de colmar el corazón del hombre con sus dones y de hacer de su vida una divina aventura.

PRIMERA PARTE: JESÚS: ¿DÓNDE VIVES?

Portada: Al Espíritu no lo vemos. Sus frutos, como el de la alegría y la unidad, si se dejan ver. Dos jóvenes de la Parroquia de San Jerónimo en la JMJ de Cracovia.

Pregúntatelo todo: ¿Cuándo estas alegre?

 (cuadros presentación 1ª parte y video sobre la película “La gran belleza”)

  • ¿Cuándo estas alegre? En este periodo de la vida de nuestros interlocutores en la catequesis esta pregunta es crucial. En la infancia alegría y tristeza eran estados emocionales antagónicos sin matices. Ahora en cambio empiezan a tomar conciencia de la diferencia entre una alegría pasajera y una alegría verdadera, estable y duradera.
  • La película “La Gran Belleza” es muy dura aún para su edad, al menos para proponerles ser vista en catequesis, pero el video que hemos preparado les impactará en este sentido, para ver a donde nos puede llevar al final confundir alegría con frivolidad.

Cuéntanos: La amistad y la luz

  • El texto (relato dialogado y poético) “La amistad y la luz”, extracto de la novela Marianela de nuestro gran escritor Benito Pérez Galdós, ofrece bellamente en cambio en que consiste el estado de una alegría verdadera.
  • A esta edad descubren la afectividad tanto en la amistad como en el enamoramiento. Nosotros nos centramos en la amistad. Se trata de una experiencia que forma parte de la “mirada del corazón”, no perceptible por los ojos, de una luz interior.
  • Pueden así ir tomando conciencia que la verdadera felicidad y la verdadera alegría en la vida se dirime en el interior de la persona, y no depende de las cosas que podemos controlar, comprar, conseguir por que si, sino de un don gratuito recibido, como es el de la amistad.

Escuchamos: ¿Quién rastreará las cosas del cielo? (Sabiduría 9, 13-18)

  • Ocurre los mismo con las grandes verdades que importan en la vida, que no están tan al alcance de la mano del hombre por sus propias fuerzas (importante el recuadro sobre la ciencia de la página 6), como nos explica el libro de la Sabiduría, sino que sólo son alcanzables desde la gracia de la revelación.
  • Porque sólo el Espíritu enviado desde el cielo es capaz de “rastrar” (traer, dar a conocer) las cosas del cielo.
  • Lo que nos hace felices, incluida la fe, nunca se alcanza por la sola razón, o por el esfuerzo personal, sino que sólo se alcanza pidiéndolo, mendigando al cielo el don de recibirlo.
  • De nosotros puede depender (relativamente) la satisfacción natural de algunas necesidades, pero encontrar el amor y la felicidad requiere entrar en lo sobre-natural, requiere pedirlo y esperarlo del cielo.
  • En el recuadro hay una alusión a los dones del Espíritu Santo, pero desde la perspectiva del anhelo de esos dones: pedir la sabiduría, la ciencia, el entendimiento.

Soñamos: Mientras el aire es nuestro (Jorge Guillén)

  • Como el texto bíblico, el poema del gran poeta Jorge Guillén “Mientras el aire es nuestro” nos presenta aún entre nieblas a Aquel sin el que no podríamos ni respirar, al Espíritu Santo, “que me sostiene, me encumbra, y, a través de estupendos equilibrios, me supera, me asombra, se me impone”.
  • Pero deja que ellos mismos lo descubran.
  • Foto: ¿No expresa la mirada y la sonrisa de este chico el “vivir, vivir, raptar…” del poema?
  • Canción La amistad de Laura Pausini

https://www.youtube.com/watch?v=On5AS23Tcog

Mi diario: Y todo esto, ¿qué tiene que ver conmigo?

SEGUNDA PARTE: JESÚS: ¿DÓNDE VIVES? VENID

Ven y escucha: cuadros presentación de la segunda parte

  • En el primer recuadro relacionamos la experiencia de Salud (“Miramos”) con los frutos del Espíritu Santo.
  • En el segundo recuadro contextualizamos el texto bíblico de Pentecostés (“Escuchamos”)
  • En el tercero añadimos un breve testimonio de Patti Manfiesld (“Admiramos”)
  • En el cuarto recuadro se introduce y se propone la invocación al Espíitu Santo.
  • Foto: Barrio, en alusión a “Miramos”.

Miramos: “Demasiado grande” pensó Salud

  • Miramos un barrio de Madrid lleno de problemas en los años 70.
  • Y a Salud Infantes, una joven que descubre a Dios y con Él la fuerza del Espíritu, ve como de sus propias manos brotan los frutos del Espíritu.
  • La experiencia de Salud tiene tres partes:
  • Contexto del barrio: ¿podría yo importarle a alguien?
  • Encuentro con Dios amor, por el testimonio de un grupo de jóvenes de la parroquia. “Totalmente nuevo, distinto, luminoso”: característica del Misterio en la Fenomenología de la Religión: distinto, novedoso, tremendo, fascinante, luminoso. Importante la pregunta del recuadro: ¿Y en ti? Hay una pregunta previa escondida: ¿Acaso he hecho yo este descubrimiento?
  • Frutos de la experiencia: los del Espíritu Santo: amar a los demás, sobre todo a los excluidos y necesitados, pero con “un modo de amar que viene de Dios” (no esa caridad mal entendida)

Admiramos: Patti Manfiesld y la experiencia de un nuevo Pentecostés.

  • Admiramos a otra joven, Patti Mansfield, considerada como una de las iniciadoras de la Renovación Carismática Católica, en aquellos mismos años, que muy lejos de aquí, en Pensilvania, descubrió que el Espíritu Santo cuando quiere y cuando le dejamos remueve hasta la última fibra de nuestro cuerpo y de nuestra alma.
  • Interesante explicación del don del “temor de Dios”.
  • Recuadro: la experiencia de las “Dios-tecas” carismáticas: les sobre para alucinar el Espíritu de Dios

Escuchamos: Se llenaron todos del Espíritu Santo (Act. 2, 1-11)

  • El Espíritu Santo es el protagonista de la lecttio divina y de toda esta unidad catequética,. El Espíritu Santo irrumpió en el Cenáculo donde estaban los apóstoles con María, a los cincuenta días (Pentecostés) de la Resurrección, y ojalá lo podáis sentir en el grupo de la catequesis escuchando y meditando este el texto sagrado de los Hechos de los Apóstoles.
  • La explicación de las palabras “Pentecostés” y “prosélitos” es importante para entender el texto,
  • pero la explicación de “lenguas” y “Espíritu Santo” lo son más porque nos permiten ahondar en dos realidades que tiene que ver directamente con su vida: también ellos están llamados a “respirar” el aire del Espíritu, y también ellos están llamados a “hablar”, a evangelizar, en todas las lenguas,
  • es decir, a todos y en todas partes, que vendrán a ser los dos dones principales del sacramento de la Confirmación: recibir el Espíritu y recibir la capacidad para ser testigos del Espíritu.

Respondemos (cuatro preguntas)

  • Indicación: que en la última pregunta se dirijan al Espíritu Santo

Meditamos:

  • La secuencia del Espíritu Santo, introducida además por la meditación “Dulce huésped del alma”, es ya de por si una gran catequesis: su fuerza proyectada a través de su belleza literaria no puede dejar a nadie indiferente, tampoco a unos adolescentes por muy alocados que sean. Rézala con ellos, y que “entre hasta el fondo del alma”.
  • Breve meditación “Dulce huésped del Alma”: Aquí en este breve texto está concentrado el mensaje provocativo fundamental de toda la unidad catequética.
  • Secuencia del Espíritu Santo: si son sensibles a la belleza, sin son sensibles a las cosas de Dios, esta oración no pude pasar desapercibida, tiene que tocar el corazón.
  • Canción: “Tú mi fuente” (Brotes de Olivo)

TERERA PARTE: JESÚS: ¿DÓNDE VIVES? VENID Y VEREIS

Abre los ojos:

  • Cuadros presentación de la tercera parte: meramente indicativos
  • Foto: imagen del envío, decidido, desde la alegría.

Aprendemos (en añil): El Espíritu Santo Señor y dador de vida

  • Las catequesis formativas empiezan con la exposición de las verdades sobre el Espíritu Santo, “Señor y dador de vida” que renueva, congrega, acompaña, sostiene, mantiene unido, y envía continuamente a la Iglesia.
  • En la redacción de estas seis verdades no aparece la expresión “Pentecostés”, tan importante en la Segunda Parte. Pero si hacemos referencia a ella en el recuadro.
  • Importante la pregunta del Recuadro: no se trata sólo de que entiendan quien es el Espíritu Santo, sino sobre todo que encaren que tiene que ver con ellos, con su vida.

Imitamos (en naranja): Santiago Apóstol y San Juan Evangelista, apóstoles

  • Los apóstoles Santiago y Juan, hijos del Zebedeo, son los santos a imitar en esta ocasión, como intrépidos anunciadores del Evangelio movidos por el Espíritu Santo, uno más misionero, otro más contemplativo.
  • La dinámica que se les propone en el recuadro sobre esta diferencia tiene como objetivo identificarse con ellos.
  • Proponemos la película: Juan Apóstol, el más amado (2017) del director Conrado Martínez.

https://www.youtube.com/watch?v=zZiuNpe4vuI

Cuidamos (en verde): Fortalecidos con el don del Espíritu

  • Es también la ocasión predilecta para presentar el sacramento de la confirmación (fundamento bíblico y explicando su liturgia),
  • con especial importancia si tus catecúmenos o catequizandos se preparan para recibirlo, sobre lo que les preguntamos el recuadro.
  • Importante la pregunta indirecta: qué es y por qué lo deseas

Compartimos (en rojo): Los derechos de los pueblos

  • También es la ocasión de presentar dos consecuencias de la valentía apostólica que nace en Pentecostés: en esta sección “la de transformar este mundo de Babel a Pentecostés, defendiendo los derechos de todos los pueblos, llamados a la igualdad en su desarrollo y a la unidad entre ellos”.
  • La continuidad, o al menos la no ruptura con todo lo anterior, lo establece la explicación del recuadro: “El Espíritu Santo hace también nuevas las relaciones ente los pueblos, además de entre las personas”.
  • Foto: lo que es evidente es que el Espíritu Santo no quiere el desequilibrio entre los pueblos enriquecidos y los pueblos empobrecidos.

Participamos (azul): La vocación a la vida pública

La segunda consecuencia social de la acción del Espíritu Santo es la de transformar este mundo también en el descubrimiento de la vocación a la vida pública, incluso a la política, que San Pablo VI llamada la forma más perfecta de caridad.

La pregunta interpela no ya una posible vocación a la vida pública, sino la necesaria para un cristiano implicación en la vida pública.

Comunicamos (en violeta): El Espíritu nos comunica sus siete dones

  • El Espíritu Santo quiere remover este mundo y llevarlo al Reino de Dios, de justicia, de amor y de paz, y quiere servirse de nosotros y de todos los medios a nuestro alcance para ello. Y lo hace con sus siete dones, que nos comunica, y que a la postre son las siete herramientas de la comunicación de un cristiano para hacer un mundo mejor.
  • Situar la “teología de los siete dones” en el ámbito de la comunicación podría parecer reductivo, pero no lo es. Sirve, en cambio, para relacionarlos con su vida cotidiana.

Oramos (en amarillo):

  • Para terminar, unas palabras no leídas del Papa Francisco en una homilía de Santa Marta, espontaneas y sugestivas, sirven de meditación para contemplar el viento imparable del Espíritu, y la oración de Benito Acosta “Yo te diré de donde” nos lleva a contemplarlo en la inmensidad del cosmos, en el misterio de la muerte, o en la necesidad de la ternura.
  • Ese viento que va y viene, y tu no sabes de donde (Papa Francisco): Extracto de una de las primeras homilías del Papa Francisco en la misa de Santa Marta. Impresionante. Sobre todo eso de El Espíritu Santo nos da fastidio: esto si que se entiende.
  • Yo te diré de donde (Benito Acosta): juego de palabras con el texto del Papa: es como su respuesta poética: no viene ni del norte, ni del sur, ni del este ni del oeste, sino que viene de todas partes (las galaxias le quedan pequeño), con la música (inspiración), más allá de la frontera de la vida (“frente al algo vacío de la muerte”), y desde el grito del dolor de los hombres. El final del poema coincide literalmente con el texto del Papa.
  • Canción: “Envíanos tu Espíritu de Padre” (Brotes de Olivo)
  • Si te vienen bien, acude también a las oraciones al Espíritu Santo del Cuaderno 28.

Mi diario: Señor: Y de todo esto, ¿qué me dices a mí?

Contraportada: Envías tu espíritu, y los creas, y repueblas la faz de la tierra (Salmo 104)