PARA TUTORIAL CUADERNO 3 NAVIDAD ICN CICLO B

PDF del cuaderno: PDF CUADERNO 3 DE ICN CICLO B

PDF con la Guía del Tutorial: GUION PARA TUTORIAL CUADERNO 3 NAVIDAD ICN CICLO B

NOTA preliminar sobre los videos del Cuaderno:

  • VIDEOS PROPIOS:Tanto en texto de la Guía como al final, en la recapitulación de los videos, adjuntamos el enlace al Fondo Privado de la Fundación Crónica Blanca en el que se van colgando todos los videos de los cuadernos de la Primera (ICN) y de la Segunda (ICJ) etapas de la Iniciación Cristiana del Proyecto “Con Jesús, discípulos en Misión” de la Delegación Episcopal de Catequesis de la Archidiócesis de Madrid: http://gofile.me/4tW28/VKmwZqSpM.
  • VIDEOS EN ABIERTO: Acceder rápidamente a través de la Plataforma on-line del Proyecto: https://www.edicionreligiosa.com/catequesismadrid/
  • TODOS los videos del Cuaderno:

Video película “La Navidad Mágica” de Disney
Canción: “Nazaret, pequeña aldea”:
Canción: “Oh, Jesús, Emmanuel”:
Catecismo: Tema 9 “Jesús es el Señor”
Catecismo: Tema 32 “Jesús es el Señor”
Compartimos: Video OMP sobre Pilina
«Participamos: Video Manos Unidas “Derecho a la educación”: 
Video.“COMPROMÉTETE CON MANOS UNIDAS POR LA ESCUELA”
Tutorial cuaderno 3 (video)

TEXTO DEL GUIÓN:

1.- JESÚS, ¿PUEDO MIRARTE?

PORTADA

Como en todas las portadas de los cuadernos, ofrecemos tres informaciones identificativas y una foto de fondo:

La primera información identificativa es la del lateral derecho con fondo azul, común a toda la primera etapa de Iniciación Cristiana de Niños, en la que además de los logos aparece el título de toda esta etapa: “Jesús, ¿Quién eres tú? Tu eres el mesías”.

La segunda información es la de la barra inferior con fondo naranja: en ella indicamos que estamos en un cuaderno del ciclo B de la etapa de Iniciación Cristiana de Niños.

La tercera información es la de la barra superior, en la que indicamos el número y el titulo propio de esta Unidad Catequética: el nº 3 que corresponde siempre al tiempo de Navidad, y el título “Jesús, ¿puedo mirarte?

Las fotos de las portadas son siempre de niños, queremos que se vean de algún modo representados en las portadas: en este caso la de unos niños cantando.

 

PÁGINA 2: ÍNDICE DEL CUADERNO

En la página 2 ponemos siempre el índice con las partes, las sesiones, y las secciones del Cuaderno: las tres partes (pre-catequesis, catequesis kerigmática, y catequesis formativa), con una de las tres palabras del título: primero “Jesús”, luego “Jesús, quien eres tu”, y por último el título completo: “Jesús, ¿Quién eres tú? Tu eres el mesías”.

En cada una de las tres partes aparecen a la izquierda las secciones de cada pate, comunes a todos los cuadernos de la misma etapa, y a la derecha los títulos concretos de dichas secciones de este cuaderno. Las secciones de la tercera etapa van con colores del arco iris identificativos de los siete aspectos de la vida cristiana correspondiente.

Indicamos a su vez que la propuesta del desarrollo del cuaderno es que la Pre-catequesis se haga en una primera sesión, que la catequesis kerigmática se haga en una segunda sesión, y que la catequesis formativa se reparta entre la tercera y la cuarta sesión. Cuatro sesiones, por tanto, un mes para trabajar cada cuaderno, que en la programación de la catequesis hay que intercalar con las diversas celebraciones propuestas en el cuaderno de celebraciones.

En el caso de los cuadernos de Navidad, como esté, aconsejamos que la primera y si es posible la segunda sesión se realicen antes de las fiestas navideñas (aunque aún estemos en tiempo de Adviento), para dejar la tercera y cuarta sesión (las catequesis formativas) para las primeras semanas de enero, a la vuelta de las fiestas navideñas (semanas vinculadas a los domingos de Navidad, a la fiesta de la Sagrada Familia y a la fiesta del Bautismo del Señor)

 

PÁGINA 3: VEMOS

En la página 3 dedicada a la primera sección de la Pre-catequesis, la de “Vemos”, introducimos el texto de presentación del video de la película correspondiente, al que accedéis por el código QR. Este texto no hace falta leerlo con los niños, pues ya se cuenta con una voz en off en el video correspondiente.

La segunda parte de la página, Para hablar en familia, con una propuesta para el diálogo con los padres, tienen en cuenta que cuando los niños lleven a casa esta propuesta no sólo habrán visto en la catequesis el video con los demás niños, sino que habrán trabajado también la siguiente sección, “No me digas”.

En este caso el video es sobre la película “La Navidad Mágica de Mickey, que es la primera versión cinematográfica de animación en la que Disney adapta para uno de sus personajes más importantes el famoso “Cuento de Navidad” de Charles Dickens, como les podréis explicar a los niños en la siguiente sección de “No me digas”. Ahora se trata tan sólo de ver el video, en el que los niños podrán ver reflejado el proceso de “conversión navideña” del viejo y avaricioso personaje desde su inmenso egoísmo al espíritu de amor y generosidad que todas partes se desea renovar en Navidad. Las preguntas para responder con los padres, además de apuntar un diálogo  

sobre la moraleja del cuento, recorre a los tres “fantasmas” del cuento, para plantear unas preguntas a nivel familiar de fondo: Como enmendar lo que hayamos hecho mal en el pasado, para hacer el bien en el presente, y para seguir haciéndolo en el futuro. 

 

PÁGINAS 4 y 5: NO ME DIGAS

En la segunda sección de la pre-catequesis, bajo el título “No me digas”, procuramos relacionar la película con una serie de referentes complementarios.

En este caso proponemos dos referencias:

Por un lado, el “Cuento de Navidad” de Dickens, ahondando en el mensaje, pero procurando no quedarse en un mensaje moralizante (tal y como a veces se ha “catequizado” con este cuento sobre todo en el ámbito calvinista), sino en el teológico: en el contraste entre la tendencia al egoísmo que todos albergamos y la novedad que trae el misterio navideño: Dios-Amor toma la condición humana, y trae a la humanidad el amor infinito de Dios.

Por otro lado, una referencia evangélica que nos muestra seguramente la inspiración originaria de este cuento: la parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro, para proponer a los niños que ellos mismos busquen el “parecido” de ambos relatos, y ver entonces cual es en definitiva el mensaje que Jesús nos propone.

 

PÁGINA 6: ORAR CON EL CORAZÓN

La catequesis kerigmática que proponemos en todo el proceso catequético es la de un encuentro con Jesús en el contexto de una liturgia de la Palabra realizada al estilo de los oratorios de niños pequeños. Conviene tener en cuenta todos los consejos pedagógicos de esta experiencia orante: el lugar, los símbolos, la metodología, el modo de tratar a los niños, etc…

Empezamos siempre con una primera sección: Orar con el corazón, que tiene tres partes: una vez todos sentados alrededor de la alfombra en el oratorio, primero santiguarse, y tras un momento de silencio, escuchar la canción correspondiente del elenco de canciones de los oratorios, a las que accedéis por el código QR.

En este caso: la canción “Nazaret, pequeña aldea” La escuchamos unos segundos.

 

En tercer lugar, introducimos la lectura de la Palabra (correspondiente a la segunda sección).

En este caso, les preguntamos como se imaginan la vida de un día normal en el Hogar de Nazaret, así como les recordamos la tradición judía de llevar a muy corta edad a los niños a ser presentados en el templo.

 

PÁGINA 7: ORAR CON LA PALABRA

La segunda sección es el centro de la catequesis kerigmática, como liturgia de la Palabra que es, y a su vez es el centro de toda la unidad catequética. Todo lo anterior sirve para preparar este momento, y todo lo que sigue sirve para desplegar la experiencia del encuentro que proponemos en este momento.

Consta de tres partes: la lectura de la Palabra, siempre por el catequista o por uno de los niños en píe, y no del cuaderno, sino de la Biblia (los textos son siempre de la versión de la Biblia de la Conferencia Episcopal Española). El comentario a la Palabra, y el versículo clave que los niños aprenderán de memoria y repetirán varias veces. Casi siempre parte del comentario y el versículo breve aparecen en la página siguiente, pero corresponden a la segunda sección.

En este caso, es muy importante del Comentario a la Palabra suscitar en los niños la valoración de la importancia del crecimiento personal, sobre todo durante su infancia, adolescencia y juventud, como un crecimiento no sólo físico, sino también intelectual y espiritual. Y desde ahí mostrar a Jesús niño, que “crecía en estatura, sabiduría y gracia ante Dios”, como modelo supremo para su propia infancia.

 

PÁGINA 8: ORAR JUNTOS

Con el canto meditativo damos paso a la parte final de la Liturgia de la Palabra.

En este caso una canción con sabor navideño: “¡Oh, Jesús, Emmanuel!”. La escuchamos unos segundos:

Terminamos con tres momentos: la Aplicación a la vida, las tres oraciones finales: el Shema, el Padre Nuestro y el Avemaría (que están en el cuaderno de las celebraciones), y la propuesta de comentar la experiencia vivida en esta parte en familia con sus padres, hermanos, y abuelos.

En este caso la aplicación a la vida consiste en un momento de compartir entre ellos ideas para crecer como Jesús “en estatura, sabiduría y gracia ante Dios” .

 

PÁGINAS 9, 10 y 11: ABRE LOS OJOS y REZAMOS

La página 9 nos sirve como introducción a la tercera parte de la unidad catequética, la parte formativa, desplegando en ocho recuadros la presentación de cada una de sus ocho secciones, a repartir durante la dos últimas sesiones. Conviene dedicarle unos minutos de la cuarta sesión, del mismo modo como las preguntas de la penúltima página nos sirven para terminar recapitular toda esta parte en la última sesión.

Además del contenido de los recuadros, en cada cuaderno ofrecemos una imagen distintiva.

En este caso: un grupo de niños rezando de diversas razas, para recordar la universalidad propia del misterio de la Navidad, en la que Dios se hace uno con todos los hombres de todos los pueblos, razas y naciones de la Tierra.

En las páginas 10 y 11 les ofrecemos siempre una oración al comienzo de esta sesión (a realizar preferiblemente en el oratorio o en la capilla), así como unas líneas para que allí mismo, en silencio, puedan escribir su propia oración inspirados en esta oración, repitiendo y personalizando algunas de sus frases.

En este caso una oración que nos recuerda que hay niños que tienen menos acceso a menos alimentos, a menos juguetes, y que no pueden ni siquiera ir a la escuela.

 

PÁGINAS 12 y 13: APRENDEMOS

Comenzamos las catequesis formativas con esta sección en la que proponemos un aprendizaje vivencial de los misterios de la fe, guiados por los primeros cinco capítulos del Catecismo de la Conferencia Episcopal Española Jesús es el Señor. Hemos reordenado de modo distinto las catequesis ajustándolas al contexto del resto del cuaderno.

Se puede seguir el contenido de cada una de estas catequesis a través del video especial que hemos preparado para ello, que recoge el texto completo, dividido en tres partes:

  • En primer lugar, proponemos una introducción con algunas preguntas para dialogar con los niños.
  • En segundo lugar, el texto que sirve para explicar a los niños el contenido de fe correspondiente, siempre en referencia a algunos textos bíblicos, que pueden leer los niños, mejor desde la Biblia.
  • En tercer lugar, una frase sencilla de memorizar para los niños, precedida de una oración para hacer todos juntos.

En este caso, aprendemos lo que significa que María es madre de Jesús y madre nuestra. Aparecen dos expresiones que conviene explicar a los niños, referidas a María: “llena de gracia” e “inmaculada”. Se trata de ofrecer una explicación sencilla, insistiendo en los conceptos de plenitud de vida de Dios (“llena”), en el de don recibido de Dios (“gracia”), y en el de “sin mancha” de pecado (inmaculada), sin necesidad aún de entrar en cuestiones más de fondo (significado de sin pecado original). Y siempre relacionando estos dones especiales con la respuesta de docilidad de María por el texto de la Anunciación.

 

PÁGINAS 14 y 15: CUIDAMOS

En la sección “Cuidamos” seguimos con los textos del Catecismo de la Conferencia Episcopal Española Jesús es el Señor. Pero en este caso tomamos las catequesis de los últimos cinco capítulos, que nos hablan del Misterio de la Iglesia, guiada por el Espíritu Santo, los sacramentos y la esperanza en la vida eterna. También, como en la sección Aprendemos, con un orden distinto al del Catecismo, adaptado al contexto del resto del Cuaderno.

Las partes son las mismas (introducción, explicación, lectura o lecturas de la Palabra, oración y frase conclusiva), y también podemos comenzar viendo el video que pone voz al contenido completo acompañado de imágenes de referencia.

En este caso, la catequesis pretende ayudar a los niños a cuidar su vida cristiana en su relación con su vida familiar, poniendo la mirada primero en el cuarto mandamiento (“Honrarás a tu padre y a tu madre”), pero también es la ocasión de presentar adecuados a su edad el quinto, sexto y séptimo mandamientos (“No Matarás”, “No cometerás actos impuros” y “no cometerás pensamientos ni deseos impuros”), estos últimos relacionados más con el “cuidado al cuerpo” como don de Dios, tanto al propio como al de los demás (cuidarse a si mismo, cuidar a los demás, cuidar la Creación).

 

PÁGINAS 16, 17 y 18: IMITAMOS

La propuesta testimonial de la fe (un aspecto fundamental en la formación de la fe es saber reconocer el testimonio de fe de los demás y así poder también dar testimonio de la fe) de esta primera etapa de la iniciación cristiana, bajo el título común en las tres etapas de “Imitamos”, es el de algunos personajes bíblicos, de los que en los tres ciclos (A, B y C), hemos querido recordar especialmente a los personajes bíblicos que en la catequesis habitualmente han quedado en un segundo lugar.

Y el lenguaje que hemos elegido para esta sección es el del comic, que puede leerse-verse de dos modos distintos: o bien todos juntos (por ejemplo, proyectando las páginas del mismo tomadas del PDF del Área Virtual), o dejando unos minutos para que cada niño lo lea-vea personalmente.

Una vez leído-visto, conviene que algunos niños lo expliquen a los demás, para asimilar mejor la historia. Por último, conviene dialogar a partir de las preguntas que se hacen al final del comic.

En este caso, sobre Abrahán y Sara, las siguientes:

  • ¿Cómo bendijo Dios a Sara y a Abrahán?
  • ¿Qué significa el nombre de Isaac?

 

PÁGINA 19: APRENDEMOS A REZAR

A lo largo de las catequesis de esta etapa “Aprendemos a rezar”, que es la sección que proponemos para comenzar la segunda parte de las “catequesis formativas” (y cuarta y última sesión de la unidad catequética), vamos recorriendo cada una de las expresiones del Ave María (al igual que en el ciclo A hacemos con el Padre Nuestro y en el ciclo C con el Gloria). Lo hacemos a través de una serie de oraciones escritas por Miguel Ángel Cortes.

Lo ideal es poder rezar estas oraciones en el oratorio o en la capilla, antes de pasar al resto de las secciones a la sala de catequesis.

Conviene que el catequista recuerde que estamos aprendiendo a rezar con el Ave María, rezando juntos el Ave María tanto al comienzo como al final, y recordarles la frase concreta de la oración que vamos a profundizar en esta ocasión.

En este caso, se trata de la primera parte de la felicitación de Isabel a su prima María, que recoge el Ave María: “Bendita tu eres entre todas las mujeres”. También es muy oportuno repetir la frase del recuadro que alarga un poco la frase de la oración: “Bendita María, de buen corazón. Dijiste sí un día. ¡Eres la mejor!”.

 

PÁGINA 20: COMPARTIMOS

Con la sección “Compartimos” queremos ayudar a los niños a entender que la fe se comparte con los demás. Y compartiendo la fe, se comparte y se ofrece a la postre la vida. Los que mejor no enseñan esto son los misioneros. Todos somos discípulos-misioneros desde nuestro bautismo (y esta es una idea que conviene recordar siempre a los niños). Pero los misioneros ad gentes o inter gentes, los que lo dejan todo (su familia, su cultura, su nación) para ir a anunciar el Evangelio a otra parte del mundo, son los que mejor nos enseñan en la Iglesia a compartir la fe.

Para esta etapa de iniciación cristiana de niños, Obras Misionales Pontificas nos han propuesto estas catequesis que nos cuentan la vida de una serie de “Misionerísimos”, como se los llama en la revista Gesto. Además del texto, para leerlo en la catequesis, desde el código QR se puede acceder a un video sobre cada uno de estos ejemplares misioneros. Proponemos además siempre dos preguntas para el diálogo.

En este caso, nos proponen a Pilina Cimadevilla, una niña madrileña que promovió la oración de los niños por los misioneros, tras hacerse “enferma misionera”, rezando por los misioneros desde el hospital donde ingresó por una grave enfermedad, y ofreciendo su dolor por las misiones hasta el final de su vida terrena.

Con respecto a las preguntas, la primera pregunta es siempre la misma:

  • ¿Qué te llama más la atención de esta “misionerísima”?

En la segunda cambiamos los tres adjetivos a deliberar. En este caso:

  • Elige una de estas tres notas para ella, y explica porque la has elegido: cumplidora, generosa, orante.

 

PÁGINA 21: PARTICIPAMOS

Con la sección “Participamos” queremos ayudar a los niños a entender que la fe implica un compromiso de solidaridad con todos los niños y niñas, hombres y mujeres del mundo, sobre todo con quien más nos necesitan. De ese modo, también, los niños aprenden desde la realidad y de un modo muy sencillo las claves de la Doctrina Social de la Iglesia.

Para la Iniciación cristiana de niños, la Organización Eclesial Manos Unidas, que a través fundamentalmente de los misioneros es un inmenso cauce de solidaridad con el Tercer Mundo, nos ofrece estas catequesis que van recorriendo los distintos derechos humanos (en su dignidad de hijos de Dios), desde la experiencia de los niños y niñas de un país distinto, para sensibilizarnos sobre ese derecho y para hermanarnos con los niños y niñas de ese país.

La dinámica de la catequesis es muy sencilla:

  • Primero: Se nos presenta un testimonio, que nos revela una necesidad.
  • Segundo: A partir de unas preguntas entendemos mejor la relación entre el testimonio y el derecho humano de cada catequesis
  • Tercero: Se nos recuerda un texto o unos textos bíblicos, para luego continuar el diálogo relacionando el testimonio-necesidad con la llamada de la Palabra de Dios.
  • Cuarto: se propone un compromiso sencillo, en el entorno de los niños, unido a cada uno de estos derechos.

Cada catequesis trata un tema que fue propuesto en alguna de las campañas de Manos Unidas de los últimos años, y se nos recuerda cual fue el lema de esa campaña.

En este caso, el testimonio es de un niño indio, que pertenece a la casta de los “intocables”, maginados, sin escuelas, que estudian en la calle cuando no llueve… Víctima por tanto de la conculcación del un derecho humano fundamental, el “derecho a la educación”.

Se les propone este texto evangélico: “A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno según su capacidad” (Mt. 25,15)

Con ello se les propone comparar los dones que Dios da a cada uno, con la dificultad de poder desarrollarlos por la falta de igualdad de oportunidades cuando no todos los niños tienen derecho a educarse en una escuela, o a tenerla sin recursos necesarios, o excesivamente lejos de sus viviendas…  

 

PÁGINA 22: CELEBRAMOS

En la sección “Celebramos” vamos haciendo un recorrido, a través de los tres ciclos litúrgicos, de cada una de las partes y de cada uno de los detalles de la celebración de la misa, no sólo para su aprendizaje, sino para mejorar el modo de vivir espiritualmente cada uno de ellos. Si en el ciclo A recorremos los ritos iniciales y la liturgia de la Palabra, en este ciclo B recorremos la litúrgica eucarística, del mismo modo como en el ciclo C lo haremos con los ritos finales.

Se nos proponen tres momentos:

  • Primero: unas respuestas sencillas a la pregunta de como entender mejor para vivir mejor este momento de la misa.
  • Segundo: la propuesta de una emoción que de algún modo es la preponderante en la vivencia de esta parte de la misa.
  • Tercero: un acercamiento al misal, para recodar las palabras tanto del sacerdote como del pueblo que celebra la misa.

En esta catequesis el momento que abordamos es el del Prefacio y del Santo, de la Plegaria Eucarística.

  • Se nos dan dos claves para la comprensión-vivencia de este momento: si el prefacio expresa la esencia de la Eucarística, la acción de gracias, el Santo expresa la alabanza.
  • Las emociones que se nos proponen son la de la ilusión y la de la euforia: el gozo de sabernos agraciados del prefacio, y la plena alegría de alabar a Dios con el Santo con toda nuestra fuerza.
  • Se nos recuerda el prefacio de una de las misas con niños.

 

PÁGINAS 23 y 24: MI RESPUESTA y CONTRAPORTADA

Como última actividad catequética del cuaderno, con la sección “Mi respuesta” ayudamos a los niños a recordar y retener los aspectos formativos de la unidad catequética, con un recorrido de preguntas por las secciones de la tercera parte del cuaderno.

La dinámica ideal para este momento final es que tengan un tiempo para responder por escrito en el mismo cuaderno, personalmente y con respuestas sencillas y cortas, a cada una de las preguntas.

Con respecto a la sección de “participamos”, no les hacemos ninguna pregunta, sino que les proponemos que en casa puedan preguntar a sus pares, hermanos, abuelos…

En este caso, les proponemos a los niños que dialogen en casa sobre los niños que no tienen la oportunidad que ellos tienen de ir a la escuela todos los días.

Al tratarse de la sección más “social” de la catequesis, nos da la oportunidad de que entablen un diálogo en casa desde la catequesis las familias más alejadas de la fe y de la vida de la iglesia, ya que se trata de temas muy abiertos. A través de los niños nos asomamos a un “terreno común”, el de la sensibilidad social, para acercarles su mirada creyente.

Para que tanto los catequistas como los niños puedan en todo momento contextualizar cada unidad catequética, en la contraportada les ofrecemos el elenco de todos los cuadernos catequéticos y celebrativos de cada uno de los tres ciclos litúrgicos de la etapa de la iniciación cristiana de niños. Y destacamos en color azul el cuaderno que tienen en sus manos.