El mes de mayo nos trae no solo el recuerdo, sino la presencia de María. Ella no solo está en nuestra capilla o en el cuadro que cuelga en nuestra clase: está también en nosotros, pendiente de todos y nos protege. Eso quiere decir, que la podemos invocar y pedirle el regalo mejor: que nos lleve hacia su hijo Jesús, y ser así su amigo.

En nuestras casas hemos estado viviendo experiencias de todo tipo desde que se suspendieron las clases. En este mes invitaremos a María también a nuestra casa para quedarse.
Por eso os proponemos que le mostréis todas las habitaciones, acogiéndola con cariño. Iremos recorriendo todas las estancias encontrando objetos, espacios y personajes que nos puedan ayudar a fortalecer nuestro vínculo con ella.

Cada estancia nos permitirá ofrecer una flor a nuestra Madre del cielo. Cuidaros mucho. ¡Buen mes de mayo!

PDF CON LA CATEQUESIS CELEBRATIVA FAMILIAR “MARÍA TAMBIÉN SE QUEDA EN NUESTRA CASA”: mes_de_maria_2020-1

CAPITULOS DE TEXTO:

1  LUGAR DE ACOGIDA: RECIBIDOR / ENTRADA (FELPUDO)
2  LUGAR DONDE COMPARTIR (EN FAMILIA): SALÓN (SOFÁ)
3  COMPARTIR: MESA
4  LOS IMPRESCINDIBLES: INGREDIENTES DE LA COCINA
5  LAS BODAS DE CANÁ: DESPENSA / BODEGA
6  LIMPIOS Y PREPARADOS: BAÑO
7  LUGAR DE DESCANSO: DORMITORIO
8  LUZ: PASILLO
9  ALEGRÍA: TERRAZA
10  BUENA MADRE: TEJADO (LO CUBRE TODO)
11  CARTEL MES DE MARÍA