El pasado sábado 19 de octubre tuvo lugar el Encuentro Diocesano de Catequistas. A continuación ofrecemos las intervenciones del Cardenal Carlos Osoro y de monseñor José Cobo (con la reseña de uno de los catequistas participantes, Rodolfo Hernández Herrera).

1.INTERVENCIÓN DEL SEÑOR CARDENAL Y ENTREGA RECONOCIMIENTO

 

RESEÑA de las palabras de D. Carlos Card. Osoro Sierra:

 “Los catequistas estamos implicados en la transmisión de la fe, tenemos vocación de transmisores de la fe; nuestro encuentro con Jesús llena la vida entera, nos da alegría, nos muestra el camino y nos hace caminar.”

Bajo esta anterior premisa, articulara el bueno de D. Carlos su discurso para mostrarnos que somos nosotros, los catequistas, una importante solución a los problemas actuales, aconteceres del mundo y pérdida de la alegría existente. Somos los protagonistas de un nueva etapa evangelizadora que se nos presenta, de una época histórica nueva, en la que realmente podremos hacer algo si volvemos a Él, creemos que se puede hacer algo, cambiamos primero nosotros.

El Señor nos lanza siempre hacia adelante, pero siempre juntos-ejemplo de ello es Jesús con sus discípulos y con bastante gente-, nos hace salir en comunión. Hemos de conocerlo, expresarlo con nuestra vida de catequista.

Tenemos delante un desafío tremendo, y “Es preciso que anunciemos el Evangelio a otras partes”. Nada nos puede resultar indiferente; hemos de enseñar a las gentes abriendo el corazón, identificándonos con la Palabra, saliendo a hacer amigos, saliendo con Él. Solo el Evangelio nos dará a todos verdadera libertad.

El sueño de la Iglesia es el sueño del catequista, el sueño de la Virgen María, al estar unida a Cristo, detrás de Él, configurada por su Palabra. María, prototipo de lo que tiene que ser la Iglesia; Iglesia Madre, no madrastra.

Ha de haber una creatividad pastoral, hemos de tener el corazón más grande todavía; “Toquemos a la Virgen”.

En esta cultura dualista (viven bien los que tienen, y los “sobrantes” se quedan en el camino), debemos de mostrar acogimiento, aprender a escuchar, perder tiempo con las personas, no ocultar la realidad como si aquí no pasara nada.

El testimonio de la vida de Jesús es una lucha contra la ocultación, pues como muy bien apunta nuestro arzobispo de Madrid: entiende la vida como un camino y al hombre como un caminante; camino con confianza y esperanza (en Dios); camina siempre con el corazón lleno de inquietudes.

Catequista, ¡si nos instalamos, dejamos de caminar!

RECONOCIMIENTO A LA CATEQUISTA RAQUEL NOTARIO:

2.- PONENCIA DE MONSEÑOR JOSÉ COBO SOBRE LA INICIACIÓN CRISTIANA, FUNDAMENTO, MARCO Y FINALIDAD DE LA CATEQUESIS

PDF CON LA PRESENTACIÓN DE MONSEÑOR JOSÉ COBO: Iniciación cristiana CATEQUESIS 2019

TEXTO DE EVANGELII GAUDIUM CITADO AL INICIO DE LA PONENCIA:

Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación. La reforma de estructuras que exige la conversión pastoral sólo puede entenderse en este sentido: procurar que todas ellas se vuelvan más misioneras, que la pastoral ordinaria en todas sus instancias sea más expansiva y abierta, que coloque a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad. Como decía Juan Pablo II a los Obispos de Oceanía, «toda renovación en el seno de la Iglesia debe tender a la misión como objetivo para no caer presa de una especie de introversión eclesial” (EG, Nº 27)

VIDEO DE LA PONENCIA DE MONSEÑOR JOSÉ COBO: