Quinto Bloque: CATEQUIZAR HOY EN MADRID

Para estas fechas ya estará terminado el tercer año del PDE, y el proyecto de orientaciones para la catequesis que está estudiando el Equipo de Expertos de la Delegación de Catequesis, así como el boceto de los recursos catequéticos a editar (textos, aplicaciones, videos, etc..), en el contexto del proyecto evangelizador de la Diócesis.

 

20/ La catequesis en Madrid tras los tres años del PDE

17 de mayo de 2018

Carlos Aguilar Grande

Vicario Episcopal de Evangelización

 

 

PRESENTACIÓN DEL  PONENTE:

Vicario Episcopal de Evangelización. Cursó estudios en el Colegio Español San José, en Roma. Fue subdelegado de Catequesis y delegado Episcopal de Catequesis. También ha sido profesor adjunto de Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Dámaso; adscrito a San Lorenzo; profesor de San Dámaso , y miembro del Consejo Presbiteral . Además, ha sido vicario parroquial de Nuestra Señora de la Fuencisla y del Santísimo Corpus Christi – Buen Suceso.

 

VIDEO DE LA PONENCIA:

 

ESQUEMA DE LA PONENCIA:

POWERPOINT- Ponencia

https://catequesis.archimadrid.es/wp-content/uploads/2018/05/Curso-de-formación-de-catequistas-17-mayo-2018-14_05_2018-1.pptx

 

  1. Tras el PDE… ¡Paciencia esperanzada! Es tiempo de confiar en que el grano de mostaza, sembrado en la tierra, producirá mucho fruto.
    • «Necesitamos tiempo para digerir emocionalmente y mentalmente las transformaciones que estamos viviendo» (Fransec Torralba).
    • «Las grandes cosas empiezan siempre del pequeño grano y los movimientos de masa siempre son efímeros» (Joseph Ratzinger).
  2. ¿Qué tenemos consolidado?
    • La identidad del catequista.
    • Catequesis al servicio de la Iniciación cristiana.
    • Los itinerarios de los que son bautizados en la edad de párvulos o edad catequética.
    • La integralidad en el planteamiento de la catequesis.
    • El cuidado para iniciar en la experiencia de Dios.
    • La presencia de familias…
  3. ¿Qué es lo que más han valorado los grupos del PDE?:
    • La catequesis en sí y también de la labor de los catequistas.
    • La necesidad de la comunidad de fe y de la familia.
    • El cambio en los padres.
    • Mayor apoyo de las familias y mayor participación. Mayor convencimiento.
  4. ¿Qué hemos sembrado con el PDE?
    • El deseo de una mayor participación de los fieles laicos.
    • La opción de “integrar y coordinar cada acción con las otras áreas de la pastoral”.
    • Procurar una mayor formación de los agentes de pastoral, también de los catequistas.
    • Usar las nuevas tecnologías.
    • Más cercanía del sacerdote a los agentes de pastoral.
  5. ¿Qué podemos esperar?
    • Una catequesis renovada y adecuada a nuestros tiempos: en métodos, en recursos, en lenguajes, etc.
    • Una catequesis más centrada en la familia, considerada en su conjunto, y no tanto en los individuos aislados.
    • Crear otros ministerios eclesiales en torno a la catequesis; por ejemplo, la figura del “mentor” para catequizandos.
    • Criterios que aseguren una buena coordinación y que sean expresión de una verdadera comunión eclesial.
    • Una catequesis que cuide singularmente todo lo relativo a la acogida.
    • Una catequesis donde el discernimiento sea una herramienta ordinaria.
    • Una catequesis sensible a las distintas realidades sociales existentes en nuestra diócesis, para tratar de responder adecuadamente a cada una de ellas.
    • Una catequesis que sabe acompañar los procesos personales y comunitarios de los que están siendo iniciados en la fe.
    • Una catequesis capaz de atender a las personas migrantes que llegan hasta nosotros, y realizar con ellas las acciones a las que nos invita el Papa: Acoger, proteger, promover e integrar. Tener una actitud de apertura para enriquecernos mutuamente.
    • Una catequesis donde esté presente la Doctrina Social de la Iglesia.
    • Una catequesis que sepa iniciar y conformar la vida de los que están siendo iniciados con el espíritu y la letra de las bienaventuranzas.
    • Una catequesis que ayude activamente en la construcción de la casa común, según el designio del Creador.
    • Una catequesis que ayude a realizar una buena inserción en la vida social y en las instituciones del mundo en el que vivimos.
    • Una catequesis que ayude en el diálogo con la cultura y con el pensamiento de nuestro tiempo.
    • Una catequesis que favorezca el encuentro con Cristo y lleve a la consecución, por la gracia de Dios, de una fe operante en los que están siendo iniciados.
    • Una catequesis que ayude a vivir de forma activa, consciente y fructuosa la acción litúrgica, singularmente la eucaristía.
    • Una catequesis que ayude a descubrir el sentido vocacional de la existencia.
    • Una catequesis que promueva la santidad.
    • Una catequesis que genere comunidades eclesiales abiertas y misioneras, en salida.