Delegación Episcopal de Catequesis.
Arzobispado de Madrid
C/. Bailén 8. 28013 - Madrid. ddcat@archimadrid.es
Telf: 91 454 64 45 | Fax: 91 454 64 31

¿Qué es el Equipo Europeo de Catequesis?

Por Manuel María Bru el 25 Mayo, 2017 en Noticias
0
1

En la semana que precede a Pentecostés, el Equipo Europeo de catequesis (EEC) organizará en Madrid su congreso internacional del 31 de mayo al 5 de junio de 2017. Nuestro arzobispo, el Cardenal Carlos Osoro, inaugurará y concluirá este Congreso. La clausura será con una MISA DE PENTECOSTÉS EN LA CATEDRAL DE LA ALMUDENA el domingo 4 de junio, a las 12 de la mañana.

Es la tercera vez que este Congreso se celebra en tierras españolas desde su creación. El presidente de la Asociación Española de Catequistas, José María Pérez, es el anfitrión de este encuentro. Él mismo nos explica la historia y la razón de ser del EEC, que consideramos de gran interés tanto para los expertos en catequética como para todos los catequistas:

¿QUÉ ES EL EQUIPO EUROPEO DE CATEQUESIS (EEC)?

José María Pérez Navarro

Hermano de La Salle, Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas “San Pío X” de Madrid. Profesor de Catequética Fundamental de dicho Instituto. Presidente de AECA (Asociación Española de Catequetas) y del Equipo Europeo de Catequesis

 

 

 

PEQUEÑA HISTORIA DEL EEC

El Equipo Europeo de catequesis nace en el Segundo Congreso Internacional de Catequesis que tuvo lugar en Roma[2] con ocasión de un encuentro de profesores de religión y de responsables de catequesis (directores nacionales) europeos (Europa Central y occidental). Los padres fundadores (recordamos que las mujeres no ocupaban puestos de responsabilidad oficiales en la Iglesia) venían de Francia, de Alemania, de Austria, de Bélgica y de Holanda. Entre ellos, se encontraban Klemens Tilmann y Franz Schreibmayr, principales autores del célebre “Catecismo Verde” de Alemania Occidental, Leopold Lentner, director del Instituto Catequético de Viena y redactor-jefe de la revista “Christlich pädagogischen Blätter”, George Delcuve, director del Instituto Internacional de Catequesis “Lumen Vitae” de Bruselas, Léon Arthur Elchinger, más tarde obispo de Estrasburgo; Francis Herold Drinkwater, el impulsor de la enseñanza religiosa en Inglaterra, Joseph Colomb, el experto francés, autor de una obra de catequesis en dos tomos, el holandés Willem Bless, autor principal del célebre catecismo holandés para adultos, Franz Bürkli, de Lucerna, autor de una obra clásica de catequesis en alemán, es decir hombres ya conocidos más allá de sus propias fronteras y que ocupan hoy un lugar destacado dentro de la historia de la catequesis y la enseñanza religiosa. En la época de la fundación, se conocían bien, por los numerosos contactos personales y profesionales, de esta forma el “Grupo de trabajo por la educación religiosa”, que era el nombre dado al EEC, comenzó por ser un grupo de amigos. Pronto este grupo se institucionalizó.

A medida que se celebraban los diferentes encuentros el grupo se iba incrementando con la presencia de representantes de diferentes países de la Europa Occidental[3]. El encuentro de Viena de 1972 fue un hito importante. En efecto, hasta 1972, en lo que concierne a los países de Europa del Este, solo los representantes de Polonia (Jan Charitanski S.J., Varsovia), de Eslovenia (Valter Dermota SDB, Ljubljana) y de Alemania del Este (Martin Fritz, Magdeburgo) tenían la posibilidad de participar en los Congresos del Oeste con un mandato eclesiástico oficial; a partir de 1972, la representación se pudo alargar, primeramente con un gran número de representantes de Polonia, luego de Hungría (Bela Csanad, Budapest) y de Croacia (Josip Baricevic, Zagreb): en 1972, el EEC contaba ya con 62 miembros, en 1986, 78 y en 2004, 91.

Hoy, se encuentran miembros del EEC desde Rusia a Irlanda, desde Escandinavia y de Lituania hasta Malta y Portugal. El número de miembros no deben pasar de los 100.

Sin embargo, no se ha conseguido el objetivo: una representación de todos los países europeos.

LA INSTITUCIONALIZACIÓN

En 1972, se llegó a un acuerdo sobre el Reglamento, que ha organizado todas las disposiciones tomadas en los años precedentes; en los años siguientes, han sido ligeramente modificadas. Prevé los miembros según los criterios de su función (miembros de derecho) y de miembros a título personal. Entre los miembros de derecho se encuentran los directores nacionales de catequesis o – en los países donde no hay director nacional – los responsables nacionales. En lo que respecta a Alemania, se admite a los antiguos presidentes de asociaciones de catequetas o los presidentes de grupos de trabajo de profesores de catequesis católica. Son igualmente miembros de derecho, los directores de instituciones de formación catequética supra-regionales (Lumen Vitae, Bruselas; Institut Supérieur de Pastorale Catéchétique, Paris; Istituto di Catechetica de la Universidad Salesiana. Roma, el Instituto de Ciencias Religiosas y Catequéticas “San Pío X”, etc.).

En la dirección de la EEC, se elige un presidente y un comité para los siguientes cuatro años. Actualmente es el belga Stijn van den Bossche, laico, el presidente. Fue elegido en el 2015, en Celje (Eslovenia). El trabajo principal del comité de dirección consiste hasta el presente en planificar y preparar el congreso (con una duración media de cuatro días). Al comienzo de la EEC, los encuentros eran anuales. A partir de 1972 se realiza un encuentro cada dos años.

Este congreso persigue cinco objetivos.

  • Encuentro amistoso e intercambio de experiencias en referencia a la situación de la catequesis y la enseñanza de la religión en los diferentes países.
  • Conocer más especialmente la situación del país huésped.
  • Estudio de un tema particular (de una a tres exposiciones realizadas por expertos renombrados, seguido de trabajo en grupos lingüísticos sobre el tema presentado)
  • Presentación de las publicaciones recientes o de medios pedagógicos.
  • Discusión sobre problemas cotidianos actuales en la catequesis y la enseñanza religiosa. Las fechas de este congreso coinciden, tradicionalmente, en la mayor parte de las ocasiones, con la semana que precede o sigue a Pentecostés.

Como momento emotivo de la historia del EEC, en 1972, se vivía todavía en los alrededores de Viena la dolorosa frontera entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial. En la tradicional excursión ofrecida por el país sede del encuentro, los participantes se reunieron en la frontera austro-húngara e hicieron memoria, en la barrera fronteriza frente a los miradores de la policía, de los colegas que en condiciones difíciles se dedicaban a la catequesis y a la catequética y que no podían participar en ese encuentro. En la época, incluso en los países occidentales, no se hacía distinción entre la catequesis y la enseñanza religiosa. Hoy todavía, el EEC considera como misión propia tomar en cuenta todas las materias que tienen que ver con el acompañamiento y la transmisión de la fe, desde la infancia hasta la edad adulta, incluida la enseñanza de la religión en la escuela.

LAS ACTIVIDADES DEL EEC DESDE SU FUNDACIÓN[4]

Después del Congreso catequístico de Roma, el primer encuentro tuvo lugar en 1951 en Estrasburgo (Francia) con representación de 16 personas de seis países, el tema escogido fue “el sacramento de la penitencia”. A este primer encuentro le siguieron:

1953: Luxemburgo: “La doctrina eucarística de la catequesis”

1954: Gengenbach (Alemania) “La catequesis sobre la Iglesia”

1955: Bruselas: “Jesucristo”

1956: Lucerna (Suiza): “La moral cristiana en la catequesis y la educación”

1958: Vucht (Holanda): “Los signos en catequesis”

1959: Viena: “Cómo construir una catequesis en la fe sobre el trabajo”

En 1960 no se celebró ningún encuentro por celebrarse en Eichstätt el Congreso de catequesis misionera

1961: Londres: “La vida eterna”

Según las crónicas de este encuentro el grupo holandés que allí estaba presente y que había dado comienzo a elaborar un catecismo para niños, cambio de opinión y se decidió gracias a la escucha de los miembros del EEC a realizar un catecismo para adultos. Sabemos la gran influencia y la gran polémica que suscitó el conocido “catecismo holandés”

1962: Paris. “El acto de fe”

El Concilio Vaticano II supuso un paréntesis en la actividad del Equipo Europeo de Catequesis. En 1966 se inició una nueva etapa del EEC con su primer encuentro en Ettal (Alemania) sobre “La catequesis después del Concilio”.

1967: Turín: No se trata un tema concreto. Se habla de la situación catequística de los diferentes países y se comentan algunos temas que en aquellos momentos eran de interés.

1968: Madrid. Se sigue el mismo esquema del encuentro anterior tratando temas diversos.

1969: Mont Sainte-Odile (Francia) Se pusieron dos cuestiones: ¿Qué lugar ocupan los sacramentos en la vida cristiana? ¿Es necesaria la catequesis de niños?

1970: Vogelenzang (Holanda): Se vuelve a lo temas monográficos: “Catequesis de la interpretación o catequesis del anuncio”

1971: Londres: “Formación y perfeccionamiento de los catequistas”

1972: Viena: “Una nueva pedagogía de la fe: Hacia una catequesis de la creatividad”

1974: Zurich: “El significado de Cristo para el hombre de hoy. Un problema para nuestra catequesis”.

1976: Roma: “Experiencia catequética y experiencia de Iglesia”

1978: Londres: “La iniciación del obrar cristiano”

1980: Lisboa: “¿Anunciar el Evangelio a los ricos? Incumbencias y perspectivas de la catequesis en una sociedad dominada por el dinero y el consumo”

1982: Munich: “Adultos en la Iglesia y en la sociedad: posibilidad y cometidos de la catequesis de adultos”

1984: St. Georgen Längsee (Austria): “Comunicar la fe en un mundo de tecnología avanzada: desafío y nuevos caminos para la catequesis”

1986: Annecy (Francia): “Dar a nuestra fe un idioma común. Lo no-verbal en la catequesis”

1988 Gazzada-Varese (Italia). ¿Cuáles son las competencias requeridas en el campo de la catequesis? El reconocimiento de la autonomía de la misión catequética.

1990: Madrid. Catequesis y liturgia.

1992: Bruselas: ¿Qué catequesis para qué Europa? Destacar los desafíos.

1994: Czestochowa (Polonia). Primer encuentro en un país del Este de Europa. Acceso al mundo de los símbolos – una tarea esencial de la catequesis. Por primera vez los representantes de Rusia, Ucrania, Rumanía y Letonia han participado.

1996: Londres. La formación de los catequistas y los profesores de religión.

1998: Krainj (Eslovenia). Catequesis y cultura.

2000: Schmochtitz (Antigua Alemania del Este). ¿Cómo llegar a ser cristiano en la Europa contemporánea?

2002: Verona (Italia). Arte y cultura.

2004: Budapest. ¿Qué anuncio en Europa en el contexto del diálogo plural y multireligioso?

2006: Graz. Religiosidad popular. Elección del comité y presidente. Es elegido Enzo Biemmi (Italia)

2008: Lisboa. La conversión misionera de la catequesis

2010: Cracovia: La dimensión narrativa de la catequesis

2012: Malta: Lenguaje y lenguajes en la catequesis

En 2014 tenía previsto celebrarse en Ucrania pero por motivos políticos y de seguridad se suprimió.

2015: Celje (Eslovenia): La conversión: el acto, el proceso, el acompañamiento

El contenido de los congresos del EEC refleja las corrientes, los temas y los desafíos de la catequesis y la enseñanza de la religión en cada época.

Hasta la “Caída del muro” (1989) y todavía algunos años más tarde, el equipo estaba muy marcado por la realidad de Europa central y occidental. Pero a partir de 1992, los temas del congreso muestran que las preocupaciones se centran la enseñanza y la catequesis en una Europa que está en camino de unificarse. En los últimos decenios, se ha puesto en discusión los problemas y las experiencias de las Iglesias locales – aprovechando los lugares de los congresos celebrados en los antiguos países comunistas. Un ejemplo llamativo: el de la toma de conciencia de la situación de la Iglesia uniata en Transilvania, durante el congreso de Budapest. Valdría verdaderamente la pena, que no solamente durante el congreso, sino también en las publicaciones de didáctica de la religión se diera a conocer las múltiples experiencias de fe y la reflexión teológica de las Iglesias de los antiguos países comunistas. Lo que, durante los años de persecución, se ha padecido, experimentado y vivido, no es solamente interesante, es incluso saludable para el Primer Mundo. La EEC, en tanto plataforma europea de la catequesis, se encuentra enfrentada a numerosos desafíos y nuevas tareas.

[1] Hermano de La Salle, Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas “San Pío X” de Madrid. Profesor de Catequética Fundamental de dicho Instituto. Presidente de AECA (Asociación Española de Catequetas) y del Equipo Europeo de Catequesis

[2] El Primer Congreso Internacional de catequesis en la historia de la Iglesia tuvo lugar en 1912 en Viena, como continuación del Encuentro Eucarístico Internacional. Durante aquel congreso se presentó por primera vez un pequeño manual de religión de Pichler, el fruto del movimiento de reforma de la catequesis en torno a los siglos XIX y XX. En los decenios siguientes, este libro llegó a ser “mundialmente conocido” – sobretodo por las traducciones hechas por los misioneros del Seminario de las Misiones de San Gabriel de Mödling, en más de 60 lenguas, entre ellas el japonés. En este país fue utilizado hasta el año 1965. En Austria, fue el libro de religión oficial en las escuelas primarias.

[3] En este sentido hay que destacar que en al comienzo de los 60 acudieron por primera vez un grupo de españoles entre los que cabe destacar a J.M.Estepa director en ese momento del Centro Catequístico de Madrid

[4] Algunas informaciones tenemos en las revistas catequísticas europeas sobre los encuentros del Equipo Europeo de Catequesis. Los artículos más importantes se encuentran en: F.SCHREIBMAYR, 25 ans d’Équipe Européenne de Catéchèse, en “Lumen Vitae” 31 (1976), 487-502 y en una entrevista a Anselmo Balocco, catequeta italiano en: A.BALOCCO, Europäische Arbeitsgemeinschaft, en “Christlich Pädagogische Blätter CPB), 100 (1987) 34-37 y en el Diccionario de Catequética: E. ALBERICH, Equipo europeo de catequesis, en “Diccionario de catequética”, CCS, Madrid 1987, 318-319. Crónicas puntuales de cada uno de los encuentros, podemos encontrarlo en varios artículos de las revistas Orientamenti Pedagogici, Actualidad catequética, Christlich pädagogische, Sinite…

Sobre el autor

Manuel María BruVer todas las entradas de Manuel María Bru

0 Comentarios

Añadir comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*