Monseñor Carlos Osoro: “Abramos la puerta de la Iglesia para que Jesús pueda salir al encuentro del hombre de hoy”

El pasado sábado 16 de abril tuvo lugar el Encuentro Diocesano de Catequistas de la Diócesis de Madrid, al que acudieron más de 600 catequistas. Lo presidió el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro. En la mesa presidencial, además del arzobispo, estuvieron el Vicario Episcopal de Evangelización, Carlos Aguilar, el Delegado Episcopal de Catequesis, Manuel María Bru, el ponente, Jerónimo José Martín, y los profesores de los cursos de pedagogía, Álvaro de la Torre y Fernando Pozuetal.

Se trata del único encuentro del año entre el pastor de la diócesis, su primer catequista, y los catequistas de las parroquias y colegios de Madrid, a quienes ha encomendado la hermosa misión de transmitir “la memoria de la fe de la Iglesia” desde su propia memoria de la fe, en feliz expresión del Papa Francisco.

Además de la oración en común presidida por nuestro arzobispo, en la que participó el coro del Movimiento de los Focolares, tuvo lugar con una interesante ponencia y con un prolongado diálogo entre los catequistas y nuestro arzobispo monseñor Carlos Osoro.

El encuentro tuvo como lema UNA CATEQUESIS DE CINE EN EL AÑO DE LA MISERICORDIA. La ponencia con proyección de trailers y escenas cinematográficas versó sobre “La Misericordia en el Cine Contemporáneo”, corrió a cargo del crítico de cine Jerónimo José Martin. Muchos catequistas mostraron su gratitud por el desarrollo de esta ponencia, en la que por un lado se puedo ver como en la cultura contemporánea no todos son sombras (relativismo, individualismo), sino que en ella se vislumbra siempre las dimensiones más humanas de la existencia, incluida la de la trascendencia, y como incluso el cine contemporáneo muestra continuamente el anhelo de misericordia y la experiencia de la acogida, la siembra y la promoción de la misericordia, de Dios y entre los hombres.

La última escena que se propuso fue de la película To the Wonder. En ella, junto al famoso actor Ben Affleck, el actor español Javier Bardem, nada sospechoso de beato, hace de sacerdote que esta junto a enfermos y moribundos, y recita esta bella oración, de San Patricio: Cristo conmigo, Cristo frente a mí, Cristo tras de mí, Cristo en mí, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo al descansar, Cristo al levantar, Cristo en el corazón de cada hombre que piense en mí, Cristo en la boca de todos los que hablen de mí, Cristo en cada ojo que me mira, Cristo en cada oído que me escucha. Me levanto hoy. Por su poderosa fuerza, por la invocación de la Trinidad. Por creer en sus Tres Personas. Por confesar la Unidad. Del Creador de la Creación”. Se puede ver esta escena en:

Tras una breve pausa, se presentó la peregrinación a Roma del Jubileo de los Catequistas, a celebrar en septiembre, así como los cursos de pedagogía para catequistas, a cargo de sus profesores, sobre técnicas de comunicación oral y de liderazgo de grupos.

En el diálogo, monseñor Carlos Osoro recordó la expresión del Papa Francisco en la que invita, interpretando la expresión del libro del Apocalipsis en la que Cristo llama a la puerta de la Iglesia, como además de llamar para entrar y estar más en el centro del corazón de cada cristiano, también llamaría hoy desde dentro para que le dejemos salir al encuentro con el hombre, superando los filtros que tantas veces desde la Iglesia ponemos que dificultan tal encuentro. Hizo un llamamiento a superar prejuicios, a acoger a todos, independientemente de las circunstancias vitales y morales en las que viven, y a replantear todo el programa evangelizador y catequético a tenor del cambio epocal en el que vivimos, desde el espíritu de sinodalidad, comunión, e integración, a los que el Papa nos llama en las exhortaciones Evangelli Gaudium como en Amoris Laettia.